Gracias Chávez por darnos la Constitución Bolivariana

Se cumplen 15 años de la aprobación de la Constitución que resultó de ese proceso constituyente, por ello me permito reproducir texto de una entrevista que me realizó el periódico Correo del Orinoco (14-12-14) con motivo a este histórico acontecimiento.

Aprovecho para agradecer al inolvidable Presidente Hugo Chávez cuyo liderazgo fue factor decisivo para la aprobación de la Carta Magna.

De acuerdo con el abogado constitucionalista Jesús Silva, a todas luces el propósito esencial de la Asamblea Constituyente de 1999 estaba sostenido en un proyecto de país. Explicó que la nueva doctrina constitucional buscaba transformar el esquema político de la nación y darle más derecho al pueblo con una democracia directa.

En conversación telefónica con el equipo de Correo del Orinoco, detalló que en lo económico el espíritu constituyente era recuperar la soberanía sobre el petróleo y los recursos naturales para que fuera puesta al servicio de las misiones sociales.

La democratización de la tierra, señaló, también fue priorizada en ese proceso que Silva definió como "retornó de la soberanía al pueblo".

TEXTO VIGENTE

Mañana (lunes) se cumplirán 15 años de la aprobación de la Carta Magna que resultó de ese proceso constituyente. A juicio del abogado este es apenas una primera etapa y lejos de agotarse en cuanto a la refundación del Estado, consideró que el texto constitucional sigue vigente.

Recordó que una constitución es un libro de normas programáticas que deben ser desarrolladas a través de un conjunto de leyes. En este sentido, indicó que ese proceso aún se está efectuando.

Silva sostuvo que hubo un avance significativo a través de las leyes habilitantes que impulsó el presidente Hugo Chávez en materia social, política y económica.

HACIA EL ESTADO DEMOCRÁTICO

La Constitución de 1999, indicó, ha sido el instrumento que le ha permitido a Venezuela trascender hacia un Estado democrático y social, de derecho y de justicia.

Esto supone, argumentó el constitucionalista, un régimen de participación y protagonismo popular en el ámbito de lo político: "Esto marca una nueva época porque antiguamente las democracias estaban caracterizadas por sistemas donde la ciudadanía solo ejercía su poder a través del voto".

Con esta constitución, sostuvo Silva, "vemos que la gente ejerce una soberanía, que es una democracia directa, porque además de ejercer el derecho al sufragio, existen diferentes formas de organización popular que permiten desarrollar un cogobierno".

Precisó la existencia de comunas y agrupaciones que permiten desarrollar responsabilidades públicas y en diversos ámbitos. Alegó que este empoderamiento del pueblo refleja un modelo distinto de participación popular que no solo se extiende a los representantes del régimen democrático, sino también a las comunidades.

"Eso permite contraloría y planificación de las políticas públicas para que sean más efectivas. Este ha sido un cambio radicalmente importante de esta nueva democracia que conocemos y que se puede seguir profundizando", declaró el abogado.

HORIZONTALIZACIÓN DEL PODER

Silva define todos esos procesos como la horizontalización del poder político. Reiteró que la soberanía se ejerce no solo a través del sufragio, sino por medio de formas de organización popular, lo cual aleja la posibilidad de que el poder sea monopolizado por el Presidente de la República.

"Como nunca antes había ocurrido, el poder ha sido redistribuido en el pueblo", sentenció el abogado constitucionalista.

En esa misma línea, respondió que algunos sectores han malinterpretado el concepto de la descentralización. A su juicio, estos grupos conciben la fragmentación del Poder Público Nacional y por lo tanto la anulación del poder unitario del Estado.

La intención, indicó, es que "el modelo descentralizado le permita a poder facticos posicionarse en la nación y ganar cuotas de poder sobre temas que tienen que ser centralizados, como por ejemplo la administración de los recursos naturales".

DEUDAS PENDIENTES

Por otra parte, Silva reconoció dos materias recogidas en la Constitución que aún "son deudas pendientes con el pueblo": Una de ellas es en materia de participación política.

Precisó la necesidad de consolidar el Estado comunal: "Tiene que haber comunas en todo el país para que el Poder Público esté en manos de los ciudadanos".

El otro aspecto a saldar es en materia económica. Planteó que la propiedad social de los medios de producción debe extenderse, no como el único modelo de propiedad, pero sí como el principal para sentar las bases de una economía socialista.

Consideró que ambos elementos, el político y el económico, "se pueden desarrollar en alianza a un gobierno revolucionario y con claro compromiso popular".

Expresó estar convencido de que "en los próximos años tendremos un Poder Popular más maduro y capacitado para ejercer la soberanía que le tiene consagrado el artículo 5 de la Constitución".

LA PROPUESTA DE REFORMA TUVO FALLAS DE FORMA Y DE FONDO

El constitucionalista Jesús Silva considera que la propuesta de reforma planteada en el año 2007 no tuvo éxito porque presentó fallas de forma y de fondo.

En cuanto a la forma, detalló que la redacción no fue lo suficientemente clara para las ciudadanas y ciudadanos. "Hubo algunos añadidos que lejos de aclarar el contenido, más bien favorecieron la confusión en la población".

Respecto a las fallas de fondo, indicó que algunas propuestas no fueron asimiladas por la población "porque el enemigo logró una importante ventaja a través de la propaganda".

Recordó que la oposición sembró el temor en la población apelando a mitos como la eliminación de la propiedad privada y la intervención del Estado en los asuntos de la familia.

"Si se recuerdan las cifras del referéndum no fue la oposición la que logró la mayoría. Lo que ocurrió fue que una enorme cantidad de militantes bolivarianos se abstuvieron y no se presentaron a ejercer el voto", aclaró Silva.

UNA CONSTITUYENTE "NO ES PARA ASALTAR EL PODER"

Jesús Silva aclaró que aunque una constituyente supone la elección de un nuevo Presidente, de nuevos magistrados y parlamento, este proceso no puede ser concebido como "un atajo para asaltar el poder público nacional".

Enfatizó que el propósito verdadero de esa convocatoria es el sentir del pueblo para refundar la República, "como lo hizo en su momento el presidente Hugo Chávez".

Asimismo, explicó que en Venezuela se requiere la mitad más uno del total de los votantes para lograr una mayoría. Además, es necesario 15% de los inscritos en el registro electoral para aprobar su convocatoria.

A propósito de la nueva constituyente que han planteado algunos sectores de la oposición, Silva consideró que "después de tantos reveses ellos no tienen el respaldo para salir victoriosos en ese llamado. Es una propuesta sin proyecto político; se trata simplemente de asaltar el poder".



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1258 veces.



Jesús Silva R.

Doctor en Derecho Constitucional. Abogado penalista. Escritor marxista. Profesor de estudios políticos e internacionales en UCV. http://jesusmanuelsilva.blogspot.com

 jesussilva2001@gmail.com      @Jesus_Silva_R

Visite el perfil de Jesús Silva R. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: