Saquen sus propias conclusiones



Voy a presentar una serie de datos provenientes de un informe latinoamericano, basado en una amplia encuesta realizada en todos nuestros países y presentado por un grupo de trabajo, que ha ganado prestigio y respeto en los 10 años que tiene efectuando este tipo de estudios: el Latinobarómetro. Si sus datos son analizados con el cerebro y no con los intestinos, nos tienen que llevar a la misma conclusión en relación con la existencia de la democracia en Venezuela y la percepción que de ella tienen los venezolanos.

El informe ha sido silenciado por la prensa “libre” de Venezuela, lo que sería sorprendente si no se supiera los intereses que defiende y los obscuros fines que persigue. Si fuera realmente objetiva y comprometida con la verdad, como dicen sus propietarios, gerentes y muchos de sus periodistas, habría publicado los resultados del informe, los cuales tienen una importancia extraordinaria por tratarse de Venezuela, país cuya democracia ha sido permanentemente cuestionada por estos medios y por el gobierno del presidente Bush desde 1999. He aquí los datos a analizar:

1. Los venezolanos le dan a su democracia una valoración de 7,6 en una escala de 0 a 10, lo que está muy por encima del promedio de 5,5 en toda Latinoamérica y del 6,2, 5,8 y 5,1 que le dan los chilenos, colombianos y mexicanos, respectivamente, a sus democracias.

2. El 56% de los venezolanos dice estar muy satisfecho con su democracia, frente a un promedio latinoamericano de 31% y de tan sólo 43% de los chilenos, 29% de los colombianos y 24% de los mexicanos. En 1999, sólo el 30% de los venezolanos estaba satisfecho, cifra que se incrementa a 55% en el 2000, luego de un año de gobierno del presidente Chávez, y se ha mantenido desde entonces en este nivel.

3. El 61% de los venezolanos confía en su Presidente, el 54% considera que el país ha progresado económicamente y el 50% aprueba la gestión global de gobierno. En Brasil, la gestión de gobierno es apoyada solamente por 26% de los brasileños y la de Bush es apoyada por sólo el 30% de los estadounidenses.

4. Sólo 40% de los venezolanos, el menor porcentaje de todos los países latinoamericanos, opina que la política es muy complicada y no se entiende, lo cual los distancia del promedio latinoamericano que tienen esa opinión: 55%.

5. El 68% de los venezolanos opina que los procesos electorales constituyen el mejor mecanismo para decidir sobre los liderazgos y los cambios a seguir en el futuro. Los ecuatorianos y los bolivianos son quienes más desconfían de la vía electoral, con proporciones de 55% y 54%, respectivamente, lo que seguramente tiene que ver con la experiencia histórica de esos pueblos. Los uruguayos muestran una cifra superior en credibilidad a la de los venezolanos.

6. En la Venezuela actual, 60% de los ciudadanos tienen conciencia de cuáles son sus derechos constitucionales, 45% tiene una buena disposición a cumplir con sus obligaciones y 44% manifiestan conocer su Constitución, cifras todas superiores al promedio latinoamericano y a las observadas en la mayoría de los países de la región.

7. La mayoría de los venezolanos (65%) aprueba la forma en que el presidente Chávez está manejando el país, cifra superior a la obtenida por Lula en Brasil, donde sólo el 47% de los brasileños apoya en este sentido a su Presidente.
Ocultar esta información interna y externamente dice mucho de los medios de comunicación venezolanos, quienes claramente no están comprometidos con la verdad, como continuamente cacarean, sino que la ocultan o la distorsionan.

Para estos medios no es noticia que Venezuela goce de una democracia entre las mejores, si no la mejor, de América Latina. Lo noticioso parece residir en que vivimos en una “oprobiosa” dictadura, aunque esto esté muy lejos de ser la verdad. La propia existencia de estos medios audiovisuales opositores, manipuladores de la información, que confunden libertinaje con libertad, es la prueba más clara de la absoluta democracia existente en el país.

Ocultar lo positivo y magnificar, cuando no inventar, lo negativo parece ser la función de la prensa venezolana, la cual ha perdido el norte y la credibilidad que en cierto momento alcanzó a tener.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3177 veces.



Luis Fuenmayor Toro


Visite el perfil de Luis Fuenmayor Toro para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luis Fuenmayor Toro

Luis Fuenmayor Toro

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a19964.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO