8 de Diciembre: Día de la lealtad a Chávez

El pasado fin de semana estuve en Mérida, la ciudad de las nieves eternas; allí estuve cumpliendo compromisos familiares y acompañando a un sobrino en su acto de graduación el cual se desarrolló en un ambiente de inmensa alegría. Fueron muchos los graduando y graduandas quienes recibieron sus sendos títulos profesionales para servir a la patria y abrir los surcos del verdadero compromiso con esta tierra libre que nos regalaron nuestros libertadores y que terminó de consolidar Hugo Chávez Frías.

Precisamente, todos los venezolanos y venezolanas tenemos el compromiso de vida y como verdaderos patriotas luchar para defender la independencia y la soberanía de esta patria. No es y no debe ser nunca una frase que se tome a la ligera, sino que nuestros esfuerzos, nuestras luchas y toda nuestra energía debe ser para preservar el legado de nuestros mejores hombres y mujeres que entregaron su vida por la grandeza de esta patria.

Hoy es 8 de diciembre, día de la lealtad al comandante supremo Hugo Chávez, el libertador de la Venezuela del Siglo XXI. Gracias a su entrega, a su lucha diaria durante 15 años, hoy Venezuela es un país con los ojos abiertos y con la mente bien clara sobre el proyecto que tenemos que consolidar todos. Por eso nada ni nadie lograrán detener esta fuerza, esta energía que va ganando espacios de la esperanza y de las verdades cristalinas. De allí que el mejor regalo que le podemos ofrecer a es gran venezolano es comprometernos a preservar su legado y rechazar toda la maldad de la oposición y del resto de los enemigos del proyecto revolucionario y de la patria.

Tenemos que blindarnos cada día para detener las acciones violentas de la oposición, quien no descansa ni descansará en su campaña de odio y terror. Por eso es necesario salirle al paso a cada comentario malsano, a cada voz malintencionada proveniente de esas fuerzas negativas de la derecha que quieren acabar con la paz en el país y sembrar la cultura del odio. Nada de bajar la guardia, nada de confiarnos en sus trajes de cordero, porque sabemos que son unos verdaderos demonios. Así pues que debemos estar atentos de todos los pasos de esos demonios cebollescos.

Recordemos cada palabra y cada frase pronunciada aquel 8 de diciembre cuando desde las fibras del alma y de la vida, Hugo Chávez le habló al pueblo venezolano para decirle que la patria latía, que la patria vibraba. Esa fue su obra, esa fue su lucha, ese fue su proyecto y ese es su legado. Corresponde ahora a nosotros, a los chavistas, a los revolucionarios, a los venezolanos y venezolanas, cumplir con cada uno de los objetivos históricos que están plasmados en el plan de la patria.

De verdad, hoy somos más chavistas que nunca, porque tu pensamiento cada día se hace más grande, más latinoamericano, más universal. Fuiste un gran ser humano y un líder gigante, referencia para todos los pueblos y sociedades del mundo. Por eso te pregunto: ¿Comandante… estas ahí? Sí, porque parecieras que estas en todas partes, porque no moriste sino que te hiciste eterno. Hoy eres el Comandante Supremo de la Revolución y guía espiritual de la nación.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1294 veces.



Eduardo Marapacuto


Visite el perfil de Eduardo Marapacuto para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a199475.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO