Justa medida... si se cumple como se debe

Se han cumplido, con mayor o menor rigurosidad, las tareas que heredó Nicolás, como mandato inequívoco del Comandante y como metas para establecer un socialismo autóctono a la Venezolana “” sin calco, ni copia, sino con mucho patriotismo y amor al pueblo.

Sin confundir el Socialismo del Siglo o en siglo XXI con el socialismo totalitario y dominante, que quizá era la única manera de imponerlo en un mundo distinto con otras problemáticas por resolver y que envolvía la lucha de clases ante la explotación del hombre por otros hombres que hasta hoy ha permanecido vigente con otros nombres y a los que llamamos capitalistas o Imperios.

Es Nicolás Maduro un presidente que sin ser un erudito en política , ni muy ducho en las lecturas de los grandes pensadores o filósofos de toda la historia ha capoteado por lo menos hasta ahora el vendaval con más acierto que desacierto y el País presenta una esperanza en un año que los agoreros predicen de fatal y difícil ante la caída provocada por el Imperio de los precios del petróleo, porque no somos bebes para chuparnos los dedos y no saber de los movimientos , por cierto contra el ambiente causando mayor deterioro ha realizado por ejemplo Estados hundidos, para explotar petróleo por métodos anti- naturales e inundar el mundo de un petróleo inconsistente para bajar su precio y arrodillara lo países productores del oro negro.

Ante la guerra económica provocada por quienes aúpan la llegada del poder del imperio, del Fondo monetario, del Banco Mundial para volver a esclavizar el pueblo de la América, Maduro se comporta valiente y racional al decretar la rebaja de sueldos y salarios del alto Gobierno, medida plausible y que ayuda en alguna medida a equilibrar la balanza interna y no hace uso del poder para rebajar como lo hiciera Rómulo a todos los empleados de la administración pública el 10 % de su sueldo , disminución que nunca compensó con nada
mientras otros Gobiernos permitieron la inflación hasta más del 120 % en un año, no aumentaron los salarios y no compensaron con un mercal o pdval o con casas equipadas a los más pobres.

Maduro se las juega con el pueblo y así se ha ganado el afecto de muchos y el odio de unos cuantos fariseos que aun pululan en las esferas del poder, en un sistema administrativo que no ha podido erradicar los vicios de la cuarta República y que bastante daño ha causado a la Patria. Un aplauso a Maduro y ojalá que el tiempo corto por venir nos demuestre la fortaleza de nuestra economía y el valor y coraje de un Hombre que sin tener lo necesario para hacer se enfrenta con pasión para salvar la Patria.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 868 veces.



Antonio Daza


Visite el perfil de Antonio Daza para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Antonio Daza

Antonio Daza

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a199127.htmlCd0NV CAC = Y co = US