Réplica al articulo Compatriota Diosdado; Las Revoluciones las hacen los Pueblos, ¡¡no hay de otra!!

Réplica para: Las revoluciones  sí las hacen sólo los revolucionarios

Suele ocurrir que cuando dejamos de actualizarnos, de leer, leer y leer, terminamos olvidando hasta conceptos del diario traficar. Sólo la lectura continuada y hasta repetitiva y majadera nos permite leer lo que se nos pasó inadvertido en la primera o primeras lecturas.

Creo que eso esto explicaría la ligereza cometida por el autor del artículo que modestamente nos permitimos replicarle.

 No hay duda de que estamos en presencia de un lapsus porque Cabello no se refirió a líderes políticos, ni  a militares, ni a profetas de ninguna religión. Estos, en todo caso, sólo son los vectores y canalizadores de  la voluntad popular, son una suerte de recipientes de un contenido determinado.

Si el pueblo es mayoritariamente de la derecha y reaccionario, sus líderes lo serán también; de otra manera caeríamos en contradicciones inzanjables.

Recordemos que los pueblos de las sociedades clasistas no son homogéneos, y como su nombre lo indica, se han dividido  en clases, y en el caso de  las s. burguesas, en capitalistas y asalariados. Esta es la clasificación que rige en la base misma de la producción de la riqueza de la sociedad,  clases que se reconocen como  dueños de los medios de producción y dueños de fuerza de trabajo, respectivamente.

Tal olvido explicaría la  incomprensión de la afirmación de Diosdado Cabello cuando en uno de sus “mazazos” dejó bien claro que la revolución sólo pueden hacerla los revolucionarios, no los reaccionarios, no los reformistas, no los derechistas, no los profetas, ni  los líderes por veteranos que sean.

Como nuestra sociedad está divida en burgueses y proletarios,  dentro de los primeros pudiera haber revolucionarios, y entre los proletarios pudieran hallarse esquiroles, traidores y desconcienzudos de  la ideología revolucionaria clasista.

Cuando afirmamos que la revolución sólo corre a cargo de revolucionarios, queremos decir que sólo la parte del pueblo que es revolucionaria puede izar la bandera de la revolución. Mal puede ser revolucionario un proletario enriquecido a punta de movidas chuecas en colusión con sus patronos, lo que no  lo exime de ser parte intrínseca del pueblo al que pertenece.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1664 veces.



Manuel C. Martínez


Visite el perfil de Manuel C. Martínez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: