¿Por qué la guerra económica?

No hay que ser ningún versado en economía política para entender la magnitud y el origen de la guerra económica que los grupos de poder económico y político han desatado contra el pueblo venezolano. Al lado por supuesto de la canalla mediática. Desde el mismo momento en que Chávez llega al poder (1999) se desataron los mil demonios del capital al ver que el hijo de Sabaneta era diferente a los presidentes de la IV república, que eran gobernados como marionetas por Fedecámaras y Consecomercio, hasta el punto que estos eran los que colocaban todo el gabinete económico. Zamuro cuidando carne. Ellos se dieron cuenta que los intereses del Comandante estaban impregnados de pueblo. Es innegable que los capitalistas y la apátrida oposición plantean un modelo económico donde lo que prevalezca es la máxima ganancia para unos pocos y por supuesto la explotación del hombre por el hombre. La distribución social no existe para ellos. De allí que prevalezcan los intereses de los banqueros y de la burguesía parasitaria. Veamos lo que sucedió en la IVrepública en nuestro país, donde la pobreza llegó a un 80%. Es lo que está pasando hoy en Europa. Por supuesto, como la Revolución Bolivariana ha revertido esta situación y destina el 64% del presupuesto al área social. Esto incomoda a una clase reducida de la sociedad, que arremete de manera iracunda contra el poder revolucionario y constitucional. Todo esto explica que los burgueses del país apelen al desabastecimiento, usura y contrabando a todos los niveles. Son miles de toneladas de alimentos, medicinas, artículos de construcción y otros rubros que se han decomisados con la aplicación de la ley de precios justos. Presionan con violencia para que Maduro libere los precios. Para que se elimine el control de cambio. Quieren volver a la economía parasitaria viviendo de los recursos del estado. Ellos juegan al desgaste y a crear desaliento en el pueblo. Esto sin hablar de las perversas y criminales guarimbas que hemos vividos en el presente año. No es casual que la cúpula empresarial deFedecámaras se oponga a los aumentos de salarios que decreta el gobierno chavista. Y cuando los acepta porque no tienen otro camino, desatan su voracidad especulativa. Mientras el gobierno crea las condiciones para una economía productiva, ellos insisten en su voracidad especulativa. Son posiciones irreconciliables con la derecha y los grupos económicos, ya que para ellos el pueblo no importa. En definitiva lo que está en juego en Venezuela es el poder. Si volvemos al pasado oprobioso del puntofijismo y entregamos nuestro petróleo a la lógica capitalista, o continuamos por la senda de la transformación productiva donde el centro del accionar sea el ser humano. Derrotar la guerra económica es tarea de primer orden. Así lo ha entendido el presidente Maduro y el comando político-militar de la Revolución. Ese es el dilema histórico.
 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1151 veces.



Euribes Guevara

Profesor y Ex Diputado PSUV

 euribes@hotmail.es      @EuribesGuevara

Visite el perfil de Euribes Guevara para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Euribes Guevara

Euribes Guevara

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a198450.htmlCd0NV CAC = Y co = US