Sociedad y jazz

Dispuestos a transformar nuestra sociedad, nuestra región y el mundo, aún tendemos a percibir la revolución como algo ajeno a nuestra vida cotidiana. Alienados por siglos de dominación, no terminamos de entender la relación entre nuestro ser y nuestro hacer diarios con la construcción del Socialismo. No sabemos cómo vivir la Patria.

Necesitamos emprender una revolución cultural que ayude a superar el desconcierto individual y colectivo; que acabe con la complicidad consciente o inconsciente de agentes revolucionarios con el sistema y con agentes de la contrarrevolución. Necesitamos tener armas éticas para confrontar el estado burgués e ir construyendo un estado comunal o comunitario.

Pensando en ello recordé un símil sobre la relación entre lo individual y lo colectivo utilizado por el marxista inglés Terry Eagleton, en su obra El Sentido de la Vida. Luego de un amplio recorrido por las distintas respuestas ideadas por la cultura occidental para explicar el sentido de la existencia del ser humano, Eagleton, rechazando obviamente el individualismo liberal y el nihilismo, plantea la necesidad de vivir la vida como una banda de jazz.

Una banda en la que un grupo de intérpretes participa amorosamente en la búsqueda de la felicidad colectiva. Donde cada ejecutante es libre de expresarse como quiere, siempre que sea sensible y receptivo a la expresión de cada uno de sus compañeros. Donde la complejidad armónica de la banda depende de las relaciones que se vayan estableciendo entre los músicos.

En una banda de jazz no hay conflicto entre la libertad individual y el bien común, cada intérprete estimula a los demás y contribuye, mediante de su propia expresión, al éxito colectivo y a la mayor felicidad posible de todos.sociedad

La utopía política de Eagleton sería construir este tipo de a una escala mayor. Llegar a una manera de vivir "sin sentido" donde, como en el jazz, nuestros esfuerzos no se orienten al logro de propósitos utilitarios o de fines metafísicos sino al disfrute de la vida es sí. Llegar a una manera de vivir que no necesite más explicaciones que su existencia.

En el Consejo Presidencial de Gobierno Popular de la Cultura y el poder popular tenemos mucho que reflexionar y hacer por nuestra propia utopía y nuestra propia revolución cultural.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1175 veces.



Mariadela Villanueva

Analista y comunicadora. Socialista y chavista. Firme creyente del poder popular

 mariadelav@gmail.com      @mariadvillanuev

Visite el perfil de Mariadela Villanueva para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Mariadela Villanueva

Mariadela Villanueva

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a197987.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO