Respuesta de un Crítico

Sobre Francis Fukuyama

Recientemente el autor Francis Fukuyama hizo la presentación de su nuevo libro Falling Behind, (Quedándose Atrás) donde trata el tema de la desigualad e inequidad en America Latina, allí expone en términos comparativos que America Latina tenía el mismo potencial de riquezas que Estados Unidos y que en las Últimas décadas esto situación ha cambiado en grandes dimensiones.

Lo que no expone el autor es que America Latina fue sometido en las Últimas décadas al Gran experimento Neoliberal que se acuño en la escuela de Chicago y que tuvo como gran Teórico al Barón Von Hayeck, la implementación del neoliberalismo en las Países latinoamericanos no fue un hecho fortuito ni casual se trato de la gran estrategia del capital, que veía a causa de la crisis de los 80 en EEUU la pérdida de su hegemonía y necesitaba trasladar hacia las economías periféricas sus déficits de producción y exportación, fue la época en la que se abandono el keynesianismo para darle paso a la más agresiva estrategia ideología del Capitalismo en las Ultima décadas.

En America Latina se impuso a sangre y fuego el modelo Neoliberal, le costó la vida al presidente salvador Allende y a la revolución socialista de Chile, le costó la quiebra a Argentina que no se dejo chantajear con el FMI, Acabo con la vida de 3 mil venezolanos durante el sacudón, a Brasil trataron de sofocarla con la deuda externa, igual suerte corrieron algunos países de Centro America y del Caribe por solo resumir algunas experiencias referenciales.
El abordaje de la estrategia no fue menos violenta que su ejecución, por que a cuenta de un prometido progreso económico el poder Financiero internacional, FMI y BM, dictaban recetas de desarrollo para acceder a créditos para la inversión productiva, lo que origino un gran endeudamiento, desmedido, en los países en vías de desarrollo, las crisis cíclicas de la economía global afectaban la capacidad de pago de deudas de los países emergentes y el resultado lógico fue, la imposición del recetario neoliberal para poder someter a los países endeudados en un nuevo orden Económico e ideológico, que hasta hipotecaban las soberanías de países que estaban endeudados con el FMI y el BM.

Este es el modus operandi del capital, tal cual usurero financiero, que cobra vidas y modos de existencia para poder imponer sus modelos, pero también es la comprobación de los graves problemas de los que adolece el capitalismo, una de ellas es la falta de legitimidad, no es a través del consenso de los pueblos con que se abordan los cambios, si no por la violencia. Esto acaba con la retorica metafísica de Fukuyama, no se termina la Historia, ni la lucha de clases con la desaparición del modelo Soviético, si tomamos como base dicha justificación.

Tenemos la costumbre de ubicar a Francis Fukuyama en línea con el posmodernismo, aunque a él no le gusta esa apreciación, prefiere autodenominarse Liberal de Nueva Era, pero en todo caso sus argumentos le han dado sustento ideológico al posmodernismo.

En su desorbitante anuncio del “fin de la historia”, (que causo furor entre incrédulos, oportunistas y maniqueistas) , establecía el fin de la lucha ideológica entre marxistas y Liberales, el sintió que se había superado las Luchas de Clases o si no, por lo menos quedaban sofocadas ante la estrepitosa Caída del “Stalinismo Económico” de la Unión soviética y que a partir de ese momento se auguraba la entrada a una nueva época, que acompañada con las innovaciones tecnológicas, presagiaban un duradero reinado del Liberalismo.

El mismo año que Fukuyama publicaba su Libro El Fin de la Historia, el último hombre, se inauguraba un nuevo periodo de insatisfacciones y protestas continentales por la aplicación de medidas neoliberales en nuestra Región, se acrisolaron nuevas formas de protestas anti sistema y en Venezuela en el año 1989 luego del Sacudón, ocurrió la ruptura histórica que dio luz al surgimiento de nuevos paradigmas e idearios de lucha que provocaron a nivel sub-Continental la consolidación de posturas anti imperialistas, como nueva forma de dominación Global de la hegemonía Capitalista en su forma más avanzada.

Fukuyama profesa la hegemonía permanente del Liberalismo a falta de alternativas viables para el desarrollo económico y social de los pueblos, cree en la omnipotencia de las ciencias, las artes y la cultura Liberal como modo de organizar las nuevas sociedades bajo la egida del progreso, ¿Qué clase pensamiento puede incubar un ilustre intelectual, cuando prodiga la imposición a sangre y fuego los dictámenes de las elites Financieras?

Un nuevo orden Mundial necesita la Globalización capitalista para poder acudir a su tan anhelado objetivo histórico, la expansión Global de la Hegemonía Económica Capitalista. Descarta Fukuyama el movimiento real de las cosas, se imagina un mundo donde a través de avances tecnológicos de la comunicación (Información) las ciencias y las artes, se resolverán los graves problemas aquejan a la humanidad, descarta la posibilidad que por el desarrollo de las contradicciones de la subordinación del trabajo a la explotación capitalista se pudiera establecer una ruptura con la hegemonía Liberal.

No reconoce Fukuyama que los nuevos tiempos son tiempos de resistencias antiimperialista como se observa en las distintas formaciones de Bloques económicos, regionales y extra territoriales, Como los BRICS, la alianza Ruso. Chino, MERCOSUR, entre otros que han sido capaces de desmontar la tesis del imparable ritmo del expansionismo económico occidentalista de USA-UE, ya allí hay establecida una nueva contradicción de carácter Global, que no permite al imperialismo cumplir con su ciclo expansivo. Entre los bloques Hegemónicos en pugna por el control global de la Economía, existen diferencias en la lógica y la racionalidad productiva, dado que las relaciones comerciales y financieras de Rusia, China y los BRICS con los países del mundo se basan en conceptos de reciprocidad, complementariedad y respeto mutuo con el fin de superar la avidez deprecatoria de los capitales Occidentalistas.

La gran Bienvenida que se le otorgó al Liberalismo luego del Triunfo Burgués en las Revoluciones Europeas, se restringió a la superación del modo anterior de producción Feudal, fue sin dudas un gran avance y progreso para la Humanidad, sin embargo el Liberalismo tuvo que hacer concesiones graciosas a las antiguas elites Feudales, incorporarlas al sistema productivo y otorgarle privilegios, el Liberalismo prometía un futuro donde todo ser podría superar sus condiciones de vida sin ser restringido por la oprobiosa opresión feudal, pero no tardo mucho en aparecer la negación, vastos emporios de contingentes proletarios, excluidos de la posibilidad de producir para desarrollar su vida y subsumidos bajo el poder del capital.

En lo Relativo a lo ideológico Francis Fukuyama recibe una derrota teórica cuando su tesis de la hegemonía liberal sustentaba el estado moderno, lo organizaba y descentralizaba el poder de acuerdo a las capacidades de las sociedades de auto gobernarse, pero en la realidad se está incubando al sur del Rio Bravo con posibilidades de trascender el Atlántico una nueva racionalidad del poder. En Nuestra America se están dando experiencias de Socialismos con carácter Revolucionarios donde se pone el acento en lo humano, con respeto a la diversidad y a la naturaleza como objetivo Humano.

Esto pone en la retaguardia al imperialismo USA-UE, que para continuar con el expansionismo Económico se ve imposibilitado desde el punto de vista ideológico de lograr sus objetivos y ha implementado nuevas estrategias de control Global sobre aéreas geo-estratégicas para garantizar su hegemonía ya amenazada por nuevos bloques hegemónicos, donde la principal estrategia es la guerra, como una forma de resetear el sistema operativo del capitalismo, no puede a través de la Política liquidar de una vez las pretensiones liberadoras que emergen desde las periferias otroras atrasadas económicamente.

El Nuevo reto de los pueblos en resistencia es superar el Fetichismo Liberal, comenzar a labrar el camino del la Liberación a sabiendas que el transito es pesado, generar una nueva cultura política, democrática con el pueblo, que supere la penetración ideológica que a través de la industria cultural nos han impuesto durante décadas con la cual nos han dominado nuestras conciencias, promoviendo valores destructivos de solidaridades y cooperación, como la competencia el consumo y la valoración del individualismo con realización humana, sin respeto a la relación con la naturaleza.

Quisiera extenderme y profundizar mas pero creo necesario que se abran debates para poder complementar la idea de un regreso a la teoría Crítica, impulsar el Pensamiento Crítico debe ser una tarea impostergable para la comprensión real de los acontecimientos que se están dando a nivel mundial, las toerias pos modernistas están en auge y en las academias se estila seguir formando nuevos agentes de este tipo de pensamiento, que lo considero ambiguo, superficial, acrítico, personalista y desfragmentador de la realidad.

De mi parte considero que el Marxismo no ha perdido su vigencia Critica en cuanto se mantiene el mismo objeto de su Critica, la explotación del Hombre. Quizás una nueva teoría crítica acorde a los cambios observados por el desarrollo del capitalismo en las últimas décadas, podría abrirnos el camino a la formulación Teórica actualizada. Por ejemplo el recurso que tiene el imperialismo de convertir la guerra en atajo (Reset del sistema Operativo) para cumplir el objetivo de la expansión global de su hegemonía aunque para ello tenga que sacrificar la vía política e ideológica con tal de lograr su fin

ali.anzola2013@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1504 veces.



Alí Anzola Escorche


Visite el perfil de Alí Anzola Escorche para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a197550.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO