Gladys Gutiérrez: la justicia descalza y a pie

El Comandante Presidente Chávez retornaba siempre sobre las angustias de El Libertador Simón Bolívar, se preocupó, se ocupó tanto que su vida terminó siendo una especie de laberinto bolivariano, de montañas de angustias, de luchas contra el dios tiempo, como El Libertador en El Chimborazo. El 3 de marzo de 2.003 desde la ciudad crepuscular dio una orden, investigar ese crimen hasta las últimas consecuencias (se refería al crimen del camarada Beto Zamora), 11 años después la realidad nos escupe en la cara con su insolencia y de esas ultimas consecuencias no se lograron ni siquiera las primeras. La creencia en otro mundo mejor es posible nos mantiene cual utopía en movimiento e insistimos y regresamos a ese espacio agreste que es el Circuito Judicial de Coro, cada 15 días,  desde el 2.003 da muchos días, cuando se cumplieron los penúltimos 15 días la Secretaria del Tribunal Tercero de Juicio nos dice con una voz con sabor a  amiquemeimporta y con olor a estoyocupadaencosasimportantes que se le olvidó notificar al acusado, para que no duela tanto nos repartimos las miradas y el mas osado mira hacia el sur donde se ven montañas azules, estamos curtidos, ya venimos de regreso de la Avenida Baralt, allá al pie del Wararira Repano donde fuimos a buscar la autorización para proseguir el Juicio, un juicio donde  no se le notifica al acusado por que la Secretaria del Tribunal 3ro de Juicio se le olvidó y uno pareciera escuchar el retumbe de carcajadas, un juicio sin acusado, ha sido tan largo el trecho, tan largo  que los obituarios han reseñado a una Magistrada, y el mismísimo abogado defensor que se peinaba con raya al medio se fue con su maletín para otras latitudes, por que si el acusado no es notificado a quien iba a defender.

Religiosamente volvemos a los 15 días, esta vez la Secretaria ensimismada en el ordenador y conocedora del ritual  ni siquiera levanta la mirada y aparece La Propia Juez, larga, distante  y blanca, anuncia buenas nuevas, esta vez si recordaron que había que notificar al acusado pero en el Circuito Judicial de Coro no tienen vehículo para llevar la notificación, por lo tanto si ya han esperado tanto pueden esperar mas, porque Yo Ustedes comprenderán debo tomar vacaciones y luego viene la chinita, y las compras Prenavideñas y la navidad, y el año nuevo, ustedes deben ser coherentes en sus propósitos, si han sabido esperar, deben seguir esperando y volvemos a mirarnos, y volvemos a repartirnos el golpe y salimos a pedacitos de golpe cada uno y así duele menos. Por ahí una mirada hacia las montañas del sur y una plegaria hacia el infinito azul y musitamos y si fue que el compa no fue asesinado por chavista sino que lo hizo a propósito para mantenernos ocupados de por vida. Y alguien susurra, si el compa fuera Mónica Spear o Robert Serra sobrarían los carros para notificarle al acusado y sobrarían acusados, sobrarían notificaciones, en el mismísimo carro de la Magistrada Gutiérrez, le llevarían la notificación en una bandeja de plata y desde la 4 x 4 por que de seguro es una 4x4 una mano blancamente enguantada se la alargaría, así si vale la pena tener un caso, así si vale la pena venir no cada 15 días durante 11 años, así vendríamos todos los días, así no fuera nuestro caso, por que en nuestro caso la notificación va descalza, a fuerza de talón, pisando guasábaras, tunas, espinas de ùbedas y pare usted de contar, sobre este juicio de un crimen no notificado.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1935 veces.



Jesús Borges


Visite el perfil de Jesús Borges para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: