Es tener plena conciencia, que las ideas y el espíritu no mueren

Los escritores escriben, por diferentes motivaciones. Al tratar de describirlas, sin desarrollar un proceso dialéctico, en una confrontación de ideas en búsqueda de la profundidad conceptual; que pueden herir susceptibilidades en forma involuntaria. Y la conseja indica: humildad y prudencia. No obstante, la más significantes es la que tiene la más alta correlación con el nivel de ascensión humana. Es decir: la necesidad de comunicar conocimientos, que pueden facilitar, el acceso a las oportunidades de alcanzar un nivel adecuado, dentro de la escala jerárquica del concepto. Que le permitan a los pueblos comunicarse con eficacia con el entorno y puedan dilucidar posibilidades, que los conduzcan hacia el camino del entendimiento.

Permitir a las individualidades y colectivos, a escalar en la escala jerárquica del concepto. Para eso, es indispensable identificar las estructuras conceptuales, que las conforman como Sistemas. Donde los riesgos sean identificados y medidos, los factores identificados, la variabilidad controladas y entonadas. Las entradas motivacionales y las salidas sean resultados exitosos. Aunque algunos expertos han estructurado al objeto conceptual, como: Objetivo, Alternativas, Selección de Alternativa y propensión de futuro. En un acto de profundidad conceptual, es sometido a una nueva estructuración.

Hacen años leí el libro " Como eliminar las preocupaciones" por Dale Carnegie. En ella plasmaba, que solo existen el presente y el futuro. De igual manera, es confirmado por el Dr. Pietro Ubaldi. Esto permite hacer la siguiente inferencia: La profundidad conceptual, se logra con la profundidad epistemología y ontológica. Donde la ontología vincula a los conceptos con el origen y en consecuencia tiene vinculación con el pasado. Por lo tanto, la nueva estructuración del objeto conceptual, es vincularla con el origen. Esto permite, mejorar con eficacia el proceso de Profundizacion conceptual. Para estimar el nivel individual o colectivo, mediante metodologías que permitan evaluarlas.

Por Siglos, se ha vinculados los proyectos con el Objetivo de enfocar las formas. Cuando lo más racional seria, vincularla con el contenido, para desarrollar el Sistema y generar nuevas formas. Por ejemplo, cuando el Presidente Pérez Jiménez, contrató el desarrollo arquitectónico, en el Ávila. La primera presentación fue hecha en base al contenido y fue rechazada. El Presidente aclaró, que lo que quería era un hotel, con muchos cuartos; porque él estaba vinculado a las formas. Construyéndose el Hotel Humboldt; uno de los iconos de la arquitectura Latinoamericana. Donde la forma y el contenido, contribuyeron a una construcción satisfaciendo necesidades artísticas.

En vez de darle prioridad a la descripción de las formas, es dársela al contenido del objeto conceptual. Porque lo viejo se desmorona, sin luchas y ni reacciones; porque sólo el dinamismo de la vida se precipita a nuevas formas. Permite cambiar un viejo paradigma, por otro nuevo, que cambia con la psicología, y las perspectivas vista en nuevos planos. Es decir cambios, que permitan desarrollar proyectos con un nivel de eficiencia más elevado; vinculado a la ascensión humana. Incluyendo el pasado y el futuro. Es así como el pensamiento desciende, inmovilizado en la palabra y las ideas, escritas. No se pueden destruir y es el cómo interpretarlo en el acto.

Los pueblos presentan diferentes niveles en la escala jerárquica del concepto. Y los objetos conceptuales se presentan con elementos comunes y diferencias. Es difícil afirmar, las razones que han imperado en las dificultades para evaluaciones del individualismo y el colectivo. Sin embargo, al buscar elementos comunes similares, permite elaborar una metodología para evaluar el nivel conceptual de ambas. En esas condiciones, se podrá determinar los niveles en la escala jerárquica del concepto. Donde una diferencia apreciables, puede ser objetos de incomprensiones, violencias y guerras.

Los éxitos de la Revolución Bolivariana, es propio de mentes forjadas en el fulgor socialista. Construye, a costo de enormes fatigas. Aunque no se puede negar, altamente influenciada por la voluntad de vivir en socialismo. Se ha hechos esfuerzos grandilocuentes, admirados por muchos países. Que últimamente se ha demostrado en la última reunión de la ONU y FAO. Sin embargo, los éxitos de unos, es la envidias de otros. Lo que identifican a las clases constructoras y las clases destructoras. La primera, llevan a cabo una constante elevación de todos los valores espirituales. Pero también hay, quienes utilizan lo construidos para beneficios propios.

El proceso de degradación de los conceptos ideales; contaminan a los principios puros. Adquiriendo connotaciones de mentira. Que lleva a las siguientes preguntas de investigaciones: ¿Cual es la Justicia que impera sobre los demoledores de mártires? y¿ Cual es el castigo de los que pregonan injusticias y lo proponen como norma de vida? y las repuestas que los pueblos esperan. Se requiere de una Sociedad, que no olviden a los mejores hombre y mujeres, y la claridad de los conceptos; en la posición de eficiencia humana. Y evitar el desperdicios de energía por incomprensión inútiles; como testimonios póstumos. Aunque el espíritu no muere, pero resurgirá en otra parte y en otra misión.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 915 veces.



Basilio Lezama


Visite el perfil de Basilio Lezama para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: