¿Cómo se expresa el socialismo en China, Cuba y Venezuela?

En verdad es de toda osadía tratar de exponer en unas páginas la praxis del socialismo en tres importantes países que se expresan como gobiernos socialistas. Pero son tiempos cuando se es necesario comenzar a diferenciar esas praxis cuando las derechas por razones ideológicas en alienación tratan de confundir a "tirios y troyanos" haciéndoles considerar que el socialismo es uno y solo uno en su praxis histórica evitando entrar en una conversa de altura que permita diferenciar las propias particulares de cada uno de los países en mención, el proceso revolucionario que llevó a los respectivos gobiernos a desarrollar un proceso global hacia la praxis socialista y cuáles son las características históricas, sociales, económicas, jurídicas y geopolíticas de cada uno de los mencionados. Tratando de hacerlo corto, ahí vamos.

China llegó al socialismo después de un proceso histórico de, sencillamente, unos 30 años en su primera etap, en unos 30 años en su segunda etapa para caminar en las actuales realidades desde, más o menos, desde 1980 hasta la presente fecha cual a su vez contiene varias etapas que se corresponden con el desarrollo de la política de "reforma y apertura" hasta los sucesos de Tian Anmen, un proceso de transición hasta la visita de don Rafael Caldera Rodríguez que se conjugaría con la visita de Deng Xiaoping a Shenzhen para transitar por los procesos de los presidentes chinos Jiang Zemin, Hu Jintao y Xi Jinping. El proceso revolucionario hacia la conquista del poder se desarrollaría en varias etapas: desde 1919 hasta la "Comuna de Cantón" (diciembre, 1927); desde 1928 hasta la conclusión de la "Larga Marcha"; desde las montañas de Shanxi hasta el 1º de octubre de 1949. Una vez en el poder en Beijing se implementaron una serie de políticas económicas influidos por el modelo soviético impuesto en la URSS por "el padrecito", Joseph Stalin, que llevaron a una serie de desastres socio-económicos con fuertes impactos profundamente negativos sobre la sociedad china cuando Beijing tuvo que confrontar con el "Salto adelante", "las 100 Flores" que llevaron al rechazo de la influencia soviética para impulsar el desastrosa "Revolución Cultural" que obligaría al Ejército de Liberación Popular (ELP) conjuntamente con el comisario político durante el proceso revolucionario bélico, Deng Xiaoping, a tomar "las riendas del Poder" e imponer aquella política arriba referida de "reforma y apertura". Es decir, el proceso de desarrollo del socialismo en China cual en sus actualidades contiene una fuerte e importante presencia nacionalista, ha caminado por "un camino empedrado" pero esa conjunción de políticos ejecutivos y militares nacionalistas han podido "sacar del borde del abismo" a China cuando su realidad estaba en profunda crisis estructural gracias a políticas dogmáticas, de influencias externas y de alto e importante costo social, económico y educativo.

El caso del desarrollo del socialismo en Cuba se ha visto impactado, fundamentalmente, por "el bloqueo estadounidense" con fuertes influencias del capitalismo mundial en los sectores de inversiones extranjeras en función del lógico desarrollo socio-económico hasta estos momentos cuando el Presidente Raúl Castro ha impulsado un marco legal para las "inversiones extranjeras", suponemos en líneas precisas que vayan en consonancia con las realidades geográficas e intelectuales cubanas. Pero el proceso revolucionario cubano de la conquista del poder para nada se podría comparar con las antes expuestas en China, realidades profundamente diferentes ni siquiera comparables con el proceso nacionalista que enfrentó el pueblo vietnamita tanto confrontando a los franceses como a los estadounidenses y sus aliados. Como tampoco se podría comparar con la sui generis realidad revolucionaria que llevaría a Vladimir Ilich Lenín a conquistar el gobierno en Moscú. Es decir, diferentes países, diferentes calidades revolucionarias.

Ello no obsta que nos, no consideremos el muy interesante desarrollo de la conquista del poder en Cuba en considerando su realidad geográfica y los tiempos históricos. Lo cierto es que Fidel Castro junto a todo un conjunto de héroes revolucionarios como "Che", Camilo y otros, corajudamente, triunfaron sobre varias realidades internas que se expresaban en Cuba en aquellas realidades.

Describir el proceso cubano hacia el socialismo cubano es extremadamente difícil aún y considerando sus éxitos en educación, salud, deportes, vivienda, empleo, entre otros, como lo expone con claridad Germán Sánchez Otero en su libro "Cuba desde Venezuela" (Consejo Nacional de la Cultura. Caracas, 2004, pp. 15-38). En el marco de esa realidad es de ética expresar que Venezuela ha contribuido sustancialmente con tratar de colaborar con el desarrollo del socialismo cubano; a título de ejemplo, ponemos sobre la mesa la realidad de la refinería de Cienfuegos. Lo exponemos por aquellas realidades circunstanciales en alguna ocasión el "tema Cienfuegos" fuera tratado por la antigua PDVSA en Beijing para conocer sobre las posibilidades de la reconversión profunda de dicha refinería gracias a la tecnología china que permitía elaborar dicha reconversión. Aquella negociación sería "parada" en Caracas por razones políticas cuales, posteriormente, fueran superadas por nuestro Comandante en Jefe, Hugo Rafael Chávez Frías. Esta realidad actualmente permitiría la transformación de crudo venezolano en cantidades por nos desconocidas cuyos productos "aguas abajo" no solo servirían para suplir el mercado cubano como también los mercados de los países pertenecientes al ALBA y aquellos países que Caracas así lo considere como, a futuro, se podrían colocar productos petroleros en las costas sureste estadounidense.

El proceso revolucionario venezolano ha caminado por realidades históricas cuales, por primera vez en la Historia, está demostrando que democráticamente si se puede desarrollar un proceso socialista con todas las lógicas contradicciones evidentes. El socialismo en Venezuela ha llegado por el voto popular indiscutiblemente y se ha reiterado también por procesos de las votaciones indiscutibles. El socialismo venezolano no llegó al poder por medio de las armas sino por el voto pero ello ha obligado a las derechas a actuar en función de su propia naturaleza como clase social capitalista, es decir, por medio del desarrollo de la "crisis y caos continuados" como lo conocemos, históricamente, con las realidades del "11 de abril" y el "Sabotaje petrolero". A pesar de ello, la revolución venezolana ha ido superando crisis y caos caminando hacia el desarrollo del "socialismo-nacionalista bolivariano-chavista".



Esta nota ha sido leída aproximadamente 5667 veces.



Miguel Ángel Del Pozo


Visite el perfil de Miguel Ángel Del Pozo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Miguel Ángel Del Pozo

Miguel Ángel Del Pozo

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a196646.htmlCd0NV CAC = Y co = US