Bolívar y el alma indígena del nuevo mundo

¿Quiénes eran los hijos del Nuevo Mundo?. Acaso, ¿"…americanos pusilánimes, y estúpidos que representaba la España…."? Se cuestionaba Bolívar al Pdte del Congreso de la Nueva Granada, (Epístola del 14-08-1813). O más bien eran ¡"…hijos dóciles y benévolos (que) habían sido siempre un ejemplo raro de dulzura y sumisión que nos ofrece la historia de ningún otro pueblo del mundo"! respondía Bolívar al Gobernador de Curazao,(Epístola del 02-10-1813).

Quienes eran esos "bárbaros" europeos que arrasaron el Nuevo Mundo, "refinados" y "codiciosos", de ese continente de la España, Gran Bretaña, y los EE.UU. del siglo XIX?. Bolívar señala en la misma Carta al Gobernador de Curazao sobre el Nuevo Mundo, lo describía: "…un continente más poblado y más rico que ella, (España), sometido (a) tres siglos a una dependencia degradante y tiránica". (Ibidem).

Sin embargo; la "vieja serpiente" del viejo mundo (Europa)"…para deshonra del género humano, con tanta frecuencia se repitieron, genocidio humano, el etnocidio cultural, durante la época del descubrimiento y dominación colonial en la América del Sur…". (Bolívar al Editor del "Royal Gazette", 18-08-1818).

¿Porque tales crímenes ejecutados por el imperio colonial? Responde el Libertador "….para destruir a los habitantes de América después de la conquista con el fin de conseguir la tranquila posesión de su suelo nativo" que eran bien rico. (Ibídem).

Hoy hay quienes no quieren ver el genocidio en África del siglo XXI, la guerra viral y bacteriológica declarada a este continente, su intención es despoblarla al igual que el Nuevo Mundo América Latina y el Caribe como es el caso de Haiti. Por eso, tienen vergüenza, Hay quienes no quieren ver ese Rostro del Imperio, creen que es "fábula", aún el mismo que continua con la guerra en este siglo, practicando la guerra en Irak. Libia, Siria, para exterminar la población y hacerse del petróleo, y eso en pleno siglo XXI para perpetuar la dominación mundial a través del brazo ejecutor de los EE.UU.

Decía Bolívar el que "…la autoridad del gran filósofo y filántropo de Las Casas, que vio con sus propios ojos, esta nueva y hermosa porción del globo poblada por sus nativos indios, regada después con la sangre de más de veinte millones de víctimas; y vió también las más opulentas ciudades y los más fértiles campos reducidos a hórridas soledades y a desiertos espantosos". (Bolívar al Editor del "Royal Gazette", 18-08-1818).

Fábulas o cuentos fantásticos del pasado, leamos la invasión de Israel al Líbano y su matanza y destrucción en pleno siglo XXI estimulada por Gran Bretaña y los EE.UU. Estos son "monstruos" que al igual son llamados por Bolívar a los imperialistas, responsables de "…desparecer de la América a su raza primitiva. Cerca de un millón de habitantes se contaban en Venezuela; y sin exageración, se puede asegurar que una cuarta parte ha sido sacrificada por la tierra, la espada, el hambre, la peste, las peregrinaciones; excepto el terremoto, todo resultado de la guerra". (Bolívar a Henry Cullen, 06-09-1815 y Carta de Jamaica).

Bolívar acusa a la guerra como el arma del imperialismo como el expediente criminal e histórico que todo ciudadano de nuestro siglo debe conocer para luchar en el Nuevo Mundo por la paz, la independencia, la democracia y el socialismo del siglo XXI.

El indígena con su "inocencia y dulzura" vio al imperialista inicialmente al presentarse al Nuevo Mundo como "…una especie de mortales superiores a los hombres; ..Habiéndose mantenido por los prestigios de la superstición, por el temor de la fuerza. La preponderancia de la fortuna, el ejercicio de la autoridad, la cultura del espíritu (léase, religión educación, etc)."(Bolívar al Editor de la Gaceta Real de Jamaica, 09-09-1815).

¿Cómo era el carácter de los indígenas quienes algunos acusan de violentos con las flecha y el arco? Bolívar responde al editor de la Gaceta de Jamaica: "El indio es de carácter apacible, que solo desea el reposo y la soledad. No aspira ni aun a acaudillar su tribu, muchos menos a dominar (…); felizmente esta especie de hombres es la que menos reclama la preponderancia; aunque su número exceda a la suma de los habitantes. Esta parte de la población americana es una especie de barrera para contener a los otros partidos; ella no pretende la autoridad, porque ni la ambiciona, ni se cree con aptitud para ejercerla, contentándose con su paz, su tierra y su familia". (Ibídem)

"El indio es el amigo de todos, porque las leyes no le había desigualado, y porque, para obtener todas las dignidades de fortuna y de honor que conceden los gobiernos, no han menester de recurrir a otros medios que a los servicios y al saber; aspiraciones que ellos odian más que los que pueden desear las gracias". (Ibídem).

Cuando celebremos hoy el Día de la Resistencia Indígena, --otrora Día de la Raza en los tiempos de la IV República-- no olvidemos como eran esos hombres a quienes la iglesia inicuamente les negaba la existencia del alma por lo que el imperio se arrogó el derecho de tutelar como infantes sin derechos, diría Aristóteles ideólogo del imperio esclavista como simples "animales parlantes". Hoy la Constitución Bolivariana reivindica tales dignidades, consagra derechos nunca vistos antes en nuestra América de participación y protagonismo en América, el alma indígena reivindica su alma, la rescata de la ignominia del imperio.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1014 veces.



Alexander Kórdan Acosta R.

Economista. Magíster en Gerencia de Servicios Administrativos. Doctor en Ciencias Estratégicas para el Desarrollo. Profesor de la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV). Instructor de Cooperativismo Comunitario.

 kordankovki@gmail.com

Visite el perfil de Alexander Kórdan Acosta R. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a196509.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO