Vientos de la sabana

Una revolución pacífica y valiente

Ya los mensajes de la oposición irracional, violenta y asesina tienen como objetivo crear el malestar y amedrentamiento generalizado de los militantes, simpatizantes y seguidores la revolución bolivariana y chavista. Muy mal pensaron las marionetas del imperio norteamericano que ir desapareciendo uno a uno o poco a poco a altos funcionarios pudiese ser la vía expedita para acorralar de miedo a la mayoría de un pueblo que desde hace tres lustros decidió caminar las sendas de la paz en la construcción del socialismo del siglo 21, por una Venezuela de mayor equidad y justicia social.

Los enemigos de la patria le vendieron el alma al diablo al prestarse a los juegos macabros y sucios del paramilitarismo colombiano. Traidores, apátridas, insensatos, que ilusamente piensan que alcanzarán desmoralizar y desmovilizar a un conglomerado de hombres y mujeres dignos pacíficos y valientes que no le temen a nada ni nadie en esta lucha emancipadora y de justicia.

La revolución bolivariana y chavista es pacífica, pero armada de mucha conciencia; armada de una unidad de pueblo y las Fuerzas Armadas Bolivarianas; sobrada en gallardía, pundonor, valentía, magnificencia y cargada de la más poderosa arma "atómica", que la oposición envidia, no tiene y no tendrá, como es el amor . Ese amor cristiano de entrega por el prójimo, por los más necesitados, por consolidar la igualdad y un mundo cada vez más justo.

No será la muerte de los cuadros políticos del chavismo los que van a detener el avance de todo un pueblo digno, de una juventud llena de "guáramos" que están dispuestos a dar todo de sí mismo para que no vuelva la burguesía parasitaria y asesina a tomar las riendas del poder político y económico de este país.

La respuesta de los revolucionarios será la lucha y entrega por afianzar el modelo social de inclusión, consolidar el sentido de pertenencia de las riquezas que son del pueblo venezolano, continuar ampliando las potencialidades creadoras del pueblo sabio, masificar la conciencia social y revolucionaria y la instauración radical de justicia social.

Los asesinos, las marionetas del imperio, los apátridas y traidores, los fascistas y guarimberos, más temprano que tarde darán cuenta con la justicia. No habrá impunidad con estos terroristas que siguen el libreto triste y macabro de un imperio inmoral y decadente que anda por el mundo llenando de sangre inocente pueblos enteros, "en nombre de la democracia y libertad".

Produce tristeza y dolor tener que construir patria con algunos opositores mezquinos, a quienes les han inoculado altas dosis de odio y de maldad, quienes han recibido dólares para empren der una carrera asesina contra sus coterráneos el pueblo venezolano, quienes sufren de ver la felicidad del pobre…, pequeños seres sucumbidos en sus propios pantanos, mentirosos y manipuladores, a quienes se castigarán con más revolución y con continuos triunfos del legado del comandante Chávez. Y es allí donde sobra valentía y arrojo revolucionario que no se dejará amilanar por las adversidades de oscuros planes fascistas.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 996 veces.



Geovanni Peña

Diputado a la Asamblea Nacional. Militante del PSUV.

 santanajerez@hotmail.com

Visite el perfil de Geovanni Peña para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Geovanni Peña

Geovanni Peña

Más artículos de este autor