Sentir Bolivariano

Conciencia para la unidad y la victoria

En estos días hemos recordado mucho a Chávez, un poco más que todo este tiempo, desde su partida física. En especial, y tras el excelente resultado del III Congreso del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), esa frase que yo recomiendo que copiemos y guardemos como referencia: “Es necesario fortalecer la conciencia donde ya existe y crearla donde aún no la hay”. Esas palabras hay que debatirlas, analizarlas, para asumirlas e internalizarlas como una tarea fundamental en este proceso de construcción del sistema nacional de formación de cuadros.

¿Qué significa fortalecer la conciencia? Sin duda, está relacionado con lo que podemos denominar el primer nivel de formación de nuestra militancia. La dirigencia, voceras y voceros, delegados y delegadas, los equipos de organización y dirección, tienen ya un nivel importante de conciencia revolucionaria, bolivariana y chavista.

El proceso de formación es permanente, no termina jamás. Nadie puede pretender, esté asumiendo la tarea que sea, que “ya es un cuadro formado”. Unos de seguro, tendrán más experiencia en algunas áreas que otros, pero eso no significa que hay militantes de una categoría o de otra. Todos somos cuadros en formación, por ello el Comandante Eterno nos llamó a fortalecer día a día esa conciencia que ya tenemos pero que debemos continuar reforzando, nutriendo, adaptando a las nuevas realidades históricas.

Estoy seguro, que todos los militantes, las militantes del PSUV, tenemos ya un nivel de conciencia muy aceptable. Yo diría un buen nivel de conciencia; pero  necesitamos  mucho estudio, mucho análisis, mucho debate, para  reforzar la teoría revolucionaria, no para  quedarnos solo con ella, sino para llevarla a la acción;  pensamiento y acción revolucionaria, como decía y nos sigue diciendo el Comandante Chávez.  Es una tarea concreta, estudiar para formarse, para ser cada día mejores revolucionarios, mejores revolucionarias. Para ir a la batalla diaria en la calle con mayor claridad y acierto en los planteamientos y en el discurso. Es el compromiso de  las UBCHs, de toda la militancia: continuar reuniéndose para debatir, para hacer sugerencias y aportes, para  construir la  teoría revolucionaria en las mesas de trabajo, según los acuerdos que aprobamos en el III Congreso del partido. 

¿Qué significa crear la conciencia donde no existe? Permítanme plantearlo de la siguiente manera: por ejemplo, hay todavía sectores de la población que, siendo gente como nosotros, humilde pueblo trabajador, y recibiendo los beneficios de las misiones y de todos los programas sociales de la Revolución,  apoyan los planteamientos de la burguesía y de la oligarquía apátrida. Esto es porque tienen, me atrevo a llamarlo así, una anticonciencia formada con los antivalores del capitalismo y de la Cuarta República: el egoísmo, el oportunismo, la corrupción, el individualismo.  Cuando Chávez decía crear conciencia donde no existe, se refería justamente a eso, a la  necesidad de crear Conciencia del Deber Social,  que debemos seguir construyendo a través del trabajo sociopolítico con las comunidades.

Tenemos que, más allá de ser militante del PSUV o del Gran Polo Patriótico, incluyendo a la gente que es amiga de la Revolución pero que no tiene militancia, ayudar a crear conciencia del deber social en el pueblo, en  esa gente que, perteneciendo a las clases populares, respalda a la oligarquía que atenta contra sus intereses; esa gente que en las elecciones, vota en contra de sí misma, del futuro de sus hijos, de sus hijas, de sus nietas y nietos, al respaldar opciones políticas que apuestan por la privatización, el fin de las misiones sociales, el desmantelamiento del Estado de derecho y de justicia social que estamos edificando en Venezuela.

Esas personas tienen en sus mentes, el veneno de la anticonciencia. Por ello podemos decir, con todo el respeto que se merecen, que son “personas que viven inconscientemente”; y tenemos la enorme responsabilidad de  rescatarlos, tenemos que ayudarlos a crear, en su mente y en su corazón, esa conciencia del deber social. Porque esas personas reciben atención médica gratuita, educación de calidad y gratuita para sus hijas e hijos, alimentos a precios justos a través  de los programas sociales del Gobierno Bolivariano, pero votan en contra de la Revolución. Eso es justamente, no tener conciencia, y es allí donde tenemos que, como tarea fundamental de la escuela de formación de cuadros, con una política de masificación de la formación popular, crear la conciencia social.

También están los llamados “indiferentes”. En las últimas elecciones, un promedio de 20% de electoras y electores no han ido a votar por diferentes razones; pero la fundamental, según mi humilde opinión,  es la falta de conciencia social, de lo que significa vivir en sociedad; allí tenemos también que hacer grandes esfuerzos para crear los sentimientos de verdadero amor hacia los semejantes.

En ese proceso de formación permanente en el trabajo diario,  debemos profundizar la movilización del partido en las comunidades; las UBCHs deben estar desplegadas en todos sus ámbitos geográficos. ¿Cómo tiene que ser esa movilización? Además de las asambleas, reuniones, que se están realizando, hay que retomar las visitas casa por casa, como si estuviéramos en campaña; y es que estamos en una campaña, no electoral, sino en campaña por y para la formación de la conciencia social de nuestro pueblo.

Tenemos que hacer propaganda en las comunidades, pintar murales, realizar perifoneos;  esos son métodos y formas de lograr la masificación de la formación política para llevar el mensaje a todo el pueblo. El año  2019, debe ser la meta para  consolidar el punto de no retorno de la Revolución,  pero para ello debemos crear mucha conciencia para la lucha y para la victoria.

Y es precisamente esa conciencia social, la que debemos fortalecer donde existe y crear donde no existe, la que evitará los divisionismos, la existencia de  grupos y  fracciones,  el sectarismo  dentro de nuestras filas, para consolidar la organización, la unidad del Partido y de toda la vanguardia revolucionaria.

Tenemos un partido sólido y un Polo Patriótico que continúa consolidándose; pero sólo la formación permanente de nuestros cuadros y del poder popular,  derrotará las peleas internas, el oportunismo, el divisionismo, la ambición personal.  Es necesaria además la vigilancia, la inteligencia social, que la militancia esté atenta ante cualquier pretensión de este tipo y lograr definitivamente lo que el Comandante Eterno nos continúa demandando: verdadera unidad en la lucha permanente, batalla tras batalla; y alcanzar la victoria definitiva con la consolidación de la Revolución Bolivariana.

Homenajeando una vez más al joven eterno, José Félix Ribas, sigamos asumiendo el grito de La Victoria: “no podemos optar entre vencer o morir, necesario es vencer”. Este proceso bolivariano, con Chávez a la cabeza, seguirá venciendo. ¡¡Nada ni nadie nos detendrá!!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1501 veces.



Adán Chávez Frías


Visite el perfil de Adán Chávez Frías para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Adán Chávez Frías

Adán Chávez Frías

Más artículos de este autor