¿Quiénes destruyen el legado?

El presidente Nicolás Maduro, con mucho sentimiento heredado de su padre político el Comandante Eterno Hugo Rafael Chávez, intenta trabajar para el pueblo, hacer realidad el sueño de muchos, que no es más que implementar la felicidad real en el ser común, de una patria soberana, independiente e igualitaria, todo bajo el esquema del socialismo; observamos sus esfuerzos en la dialéctica de su trabajo, en la humildad y las ganas de dialogar con los actores que esperan un mejor futuro para todos, desde el alma y no desde los bolsillos.

Mi reflexión está basada en opiniones de muchos que comparten diferentes líneas políticas, algunos dirigen aéreas en instituciones públicas, unos son empleados, otros obreros, estudiantes, beneficiarios de planes del Estado, están los que esperan que arranquen los gobernadores y alcaldes a trabajar, los decepcionados de algunas gestiones nefastas, los que nunca han creído, así mismo tenemos los que sufren la ceguera selectiva opositora y los que presentan la misma enfermedad pero de la parte gubernamental, hay opiniones de quienes alguna vez vivieron en el lado chavista y ahora son opositores, de chavistas disfrazados o contrarrevolucionarios enquistados, del chavista crítico (me incluyo) y hasta niños y niñas, que aunque no con la certeza que puede obtenerse de un adulto expresan su forma de ver la vida.

¿Quién hace más daño al proceso revolucionario?

¿Los opositores? ellos tienen un plan de trabajo y lo cumplen, dentro y fuera de las instituciones, el periodista Rafael Poleo el 12 de abril del 2002, en un programa de televisión lo dijo, "quien es oposición lo será siempre", esto en defensa cuando un grupo de panelistas de la derecha golpista, trataron de juzgarlo por una pregunta que formuló en contra del gobierno nefasto de Pedro el breve.

La oposición está para desprestigiar, así sea bueno lo que esté ejecutando el gobierno de turno, ellos seguirán las líneas del libreto que los convierten en el muro de los lamentos, el limbo de lo incierto, las ánimas del olvido penando en noches de lluvia, la inconformidad y el mal agradecimiento en carne y hueso.

En mi humilde opinión ellos podrán ser culpables de mentir, de estar creando rumores falsos o reales, de calentar las calles y llamar al pueblo contra el pueblo, de orquestar planes de magnicidio y desestabilización, sin lograr ninguno, de pasar pena dentro y fuera del país, de planear guerras económicas, políticas y psicológicas; pero de lo que estoy seguro es que ellos tienen, algo, pero no toda de la culpa, del bajón que ha estado teniendo el proceso socialista desde la desaparición física de Hugo Chávez.

¿Los Contrarrevolucionarios enquistados?, para mí y para muchos, son los grandes culpables; "no son parte del problema, ellos son el problema en su totalidad", esto lo dijo el libertador de los pueblos Hugo Chávez en una reunión de ministros, donde estuvo presente el camarada presidente Nicolás Maduro.

Los enquistados en sí, no tienen ni tendrán definido en política un rol, su falta de ética, humanismo, seriedad, profesionalismo, humildad, los convierten en los quinta columnas y destructores principales de la revolución, el bastión y punto de apoyo a las críticas, de su forma de actuar nace la frase, "la eficiencia de los ineficientes es directamente proporcional al tamaño de la protesta del pueblo y dura lo necesario para mantener las calles calientes", lo que si muestran es su ganas de estafar a la nación, de aprovechar cualquier oportunidad, maltratar a los trabajadores a su mando, son eruditos en darle prioridad a todo lo que deje comisiones gigantescas, pero que no siempre beneficie al pueblo, son culpables de aprovechar cada beneficio que la revolución les entrega para luego convertirlo en capital.

Un ejemplo vivo es cómo en una institución gubernamental en nuestro estado Cojedes no paga las vacaciones a sus empleados desde febrero, tocará ver si el director y su círculo elitario no las han cobrado tampoco, igualmente podemos observar que los maestros siguen esperando la cancelación de dicho bono y ya comenzó el año escolar; es imperante descifrar por qué existe prioridad en la adquisición de bienes costosos y en la construcción sobre el mejoramiento del personal y la atención al mismo, una pregunta interesante se debe hacer a los ingenieros de la contratista que están asfaltando las calles es ¿el asfalto dura más cuando se coloca en invierno?, la respuesta es no, entonces por qué no lo hacen en verano.

Para finalizar les expongo lo que me parece más llamativo de los disfrazados de socialistas en las instituciones, los que alguna vez llamaron enchufados, es que cuando los trabajadores exigen sus derechos, la respuesta es la misma "no hay presupuesto", en espera que el pueblo caliente las calles, eso es lo que más le gusta a los enquistados, además los llaman guarimberos y contrarrevolucionarios, al parecer viendo en un espejo su rostro. Ya tienen algunos culpables entonces mano dura que generará eficiencia, contraloría clandestina y más amor para el pueblo.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2196 veces.



Igor Aranzazu


Visite el perfil de Igor Aranzazu para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: