El maestro Elio Gómez Grillo

Perdimos un campeón en la defensa de los Derechos Humanos

Con el viaje a la inmortalidad del insigne maestro Elio Gómez Grillo, quizás uno de los académicos mas completos del país, el mundo de la defensa de los Derechos Humanos, pierde a un campeón, porque ciertamente Elio Gómez Grillo, nacido en Maracaibo un 17 de octubre de 1925, no fue un defensor de los DD HH, de cafetín, sino un estudioso, investigador y comprometido con tan noble causa y sobre todos de quienes están privados de libertad. Su pluma siempre estuvo al servicio de la defensa y el impulso de la ética, la pulcritud, la equidad y la decencia en la administración de justicia.

Aun cuando no somos conocedores del derecho al maestro Elio Gómez Grillo, lo seguimos en su andar por los medios de comunicación, desde sus tiempos cuando mantenía en el El Nacional de Miguel Otero Silva y de Arturo Uslar Pietri, su columna "Hora de Audiencia", en la cual nos ilustraba a cerca de las bondades y las crueldades por igual, en los centros penitenciarios del mundo, porque en su afán de agenciar conocimientos en lo que le apasionó, como fue el Derecho y la Docencia, se dedicó a viajar, por el mundo, pero no en viajes de placer, sino de investigación y estudio. Con las volteretas que dio ese diario, tras la partida de su fundador, el insustituible MOS, el maestro Gómez Grillo, se cobijó en Ultimas Noticias, bajo la sabia conducción de otro gran maestro, pero de la comunicación, el profesor Eleazar Díaz Rangel. Allí se mantuvo como columnista, hasta sus últimos días.

El padre del penitenciarismo venezolano, fue también un eterno agradecido y defensor del Instituto Pedagógico de Caracas, casa en la cual recibió su primer título universitario y del cual jamás se separó, pues mantenía vivo todos los años el espíritu de celebración del aniversario de esa Casa de Estudios.

Como especialista en la materia penitenciaria y en Derechos Humanos, Gómez Grillo, siempre estuvo opuesto a la custodia militar y policial en los centros penitenciarios, por considerar que la formación que estos cuerpos reciben para la lucha contra el delito, es más represiva que pedagógica y en la custodia de los penales, se requiere es personal formado en la comprensión, tolerancia y orientación del privado de libertad, que ya está sometido al sistema y pagando su deuda con la sociedad y en consecuencia lo que requiere es rehabilitación.

En esa concepción junto a un equipo de profesionales de la docencia y la criminología y penitenciaría, fundó el Instituto Universitario Nacional de Estudios Penitenciarios,( IUNEP) dedicado exclusivamente a esos fines. Igualmente fue fundador del Centro de Estudios Penales y Criminológicos de la Universidad Simón Bolívar. En su dilatado ejercicio como docente y hombre de letras, alcanzó la honorable distinción de Individuo de número de la Academia de la Lengua

Se opuso tenazmente al nuevo rumbo que tomó el IUNEP, cuando el Comandante Hugo Rafael Chávez Frías, como presidente de la república, decidió crear la Universidad Nacional Experimental de la Seguridad (UNES). El maestro Gómez Grillo, con argumentos científicos y razonamientos respetuosos, continúo defendiendo la necesidad de mantener vivo el IUNEP, por considerar que desde el punto de vista pedagógico no era conveniente su fusión, porque se iba a desvirtuar la razón de ser de su nacimiento, con un pensum altamente especializado, con un fin específico, mientras que la UNES, a la cual jamás restó méritos como centro académico, tenía a su criterio una orientación más genérica en cuanto a la seguridad.

Como profesor universitario, periodista y escritor deja un legado inconmensurable siendo autor de títulos sobre temas penales, criminológicos y pedagógicos, como Introducción a la Criminología, Diario de la Criminología, Los Delitos y las Penas en los países Socialistas, La Delincuencia en Caracas, Las Penas y las Cárceles, Evolución de la Delincuencia en Venezuela, Los Delincuentes que yo he Conocido,y Filosofía en la Educación y muchas otras publicaciones, como ensayos en medios especializados y su largo ejercicio de columnista

Sus aportes como venezolano de excepción en pro de la refundación de la república, no tuvieron límites y es así como en el año 1999 es designado miembro de la Asamblea Nacional Constituyente, donde también dejó su huella en la elaboración de la actual Constitución de la República Bolivariana de Venezuela . Allí presidió la Comisión de Administración de Justicia además de ser miembro de la Comisión de Emergencia Judicial y posteriormente presidió igualmente la Comisión de Funcionamiento y Reestructuración del Sistema Judicial. El maestro Elio Gómez Grillo, perteneció a esa estirpe de seres que se hacen más que necesarios, imprescindibles, porque luchan toda la vida y después de su viaje continúan luchando, a través del legado que dejan para la humanidad. No hay duda, perdimos un campeón en la defensa de los Derechos Humanos.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1644 veces.



Cástor Díaz

Periodista CNP 2414

 cd2620@gmail.com

Visite el perfil de Cástor Díaz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: