El conglomerado de empresas estatales, peligrosa encrucijada

 

El conglomerado de empresas públicas venezolanas, es un tema interesante para los revolucionarios. En medio de tanta confusión y desánimo, nos parece una excelente oportunidad para volver a hablar del socialismo de verdad. Creemos que es un tema suficientemente amplio y profundo, para ir a un Gran Debate Nacional convocado por el Psuv o el Gran Polo Patriótico o Marea Socialista. Cualquier organización de masas o partido que se diga socialista, no debe dejar pasar esta oportunidad de oro.

Comencemos tomándole la palabra al presidente Maduro: …“debemos ordenar muy bien todo el proceso productivo de las más de 900 empresas públicas...Hay que fortalecer la capacidad de administración, de dirección, de gestión. No podemos aceptar que ninguna empresa pública dé pérdidas o no sea sustentable económicamente; solo aquellas áreas de la producción o de los servicios que la que decidamos conscientemente le vamos a subsidiar...crear el gran conglomerado del sistema de empresas públicas, estatales y socialistas de Venezuela, con sus diversas corporaciones que las van a agrupar sus empresas y sus plantas de servicio y de producción…”(1)

En otras circunstancias, en otro contexto político y con otras intenciones finales, Maduro intenta dar el siguiente paso que quedó sin ejecutar por Chávez.

A finales del año 2010 en su programa dominical Aló Presidente, introducía en el argot político venezolano el término “Sistema Presupuestario”, avizoraba el advenimiento de dos años difíciles en el ámbito económico y entendió a través del estudio de la teoría guevarista, que la única forma de dar un paso al frente era conformando un sistema estatal fuerte. Dio varios ejemplos en su programa que volveremos a dar hasta el cansancio, por ser Chávez el mejor comunicador de las ideas socialistas (2):

EL EJEMPLO DEL EJÉRCITO

“…Suponte tú, que la fábrica de municiones del ejército le venda las municiones a los batallones. No!, no tiene por qué vendérselas! las monta en un camión y se las manda a la proveeduría del Ejército, o de la Guardia…Si un comandante de un batallón de tanques le dicen: mire comandante, ahí tiene su batallón, 300 soldados y veinte tanques de guerra. Usted verá como hace para darles comida a los soldados. ¿Cómo hago yo para conseguir si no tengo dinero? Ah bueno, a lo mejor el comandante termina alquilando un tanque: se alquila tanque para pasear por ahí, para cobrar dinero para pagar la comida pues…Si le damos al comandante del batallón o al gerente de la fábrica la responsabilidad de conseguir dinero para pagarle a sus trabajadores y todo, ese va a ser un problema que le va a quitar mucho tiempo. Y además, la tendencia va a ser a colocar el producto como mercancía en otros lugares y buscar los mayores precios. Es lógico. Para después decir a final de año: bueno, aquí tengo tanto de ganancia, porque si no tuviera ganancia me raspan de aquí. Esos son los calibradores capitalistas!...”

EL EJEMPLO DEL CEMENTO

“…Si tenemos la empresa del cemento, si el cemento lo hacen los trabajadores, lo hemos recuperado ¿Por qué ahora yo, la planta de cemento le voy a vender esto, que es un producto social, al productor de viviendas que está haciendo viviendas? ¡No tengo por qué vendérselo!...”

EL EJEMPLO DEL GANADO

“…Lo mismo pasa en el llano, yo le pregunto a todo el mundo: mira y ¿qué pasó con el ganado? Entonces producimos ganado en un hato socialista, pero el hato le vende el ganado al matadero socialista. ¡No tiene por qué vendérselo! ¿Para qué? No ves que se pone en el medio el dinero ¿cuánto esto, cuánto para allá, cuanto para acá? Te lo vendo más caro, te lo vendo más barato. No, no! Cuatrocientas vacas, móntalas ahí que van para el matadero. Anota. Cuatrocientas vacas. Firma aquí. Te entregué cuatrocientas vacas…”

EL EJEMPLO DE LA LECHE

“…La leche de Perijá (la que llega a la chocolatera en Barlovento) no tiene usted por qué comprarla, debería ser insumo para la producción. Ustedes se estarán haciendo muchas preguntas, como yo me las he hecho. Pero yo ya las he respondido todas a través del estudio. ¡Yo ya sé cómo es! Hay gente que pudiera no saber cómo es. Elías (Jaua) hay que hacer la escuelita, para que todos tengamos claro cómo es la cosa…”

EL CASO DE LAS EMPRESAS QUE DAN PERDIDA Y EL SUBSIDIO

“…Nos permite también crear un equilibrio. De repente hay una empresa que por alguna circunstancia, tiene buen viento, buena producción y produce buenos dividendos. Pero hay otra que le cayó una pava, tuvo un accidente, subió mucho el precio del insumo que tiene que comprar obligatoriamente y tuvo perdida. Pero al final viene un equilibrio, como una especie de cámara de compensación. Y no sigamos viendo como una empresa por separado. ¿Quién puede ver este brazo separado del tronco y del otro brazo? ¡Es un solo cuerpo! La segmentación es uno de los grandes problemas del sistema capitalista, que divide todo en pedazos. El socialismo tiene que articular tiene que unir al ser humano y al colectivo…”

Se introduce el punto central de la discusión planteada inicialmente por el Presidente Maduro: ¿Cómo medir la rentabilidad de la fábrica, cómo saber cuándo una empresa da pérdidas, cuándo no es sustentable económicamente?

Si aplicamos el método capitalista, la medida será el dinero que produzca, estaremos cayendo en las manos del mercado, en la “lógica capitalista”, produciendo mercancías. En contraste con el Sistema Presupuestario, la empresa se mide por la calidad de su producción, el bajo costo, y la necesidad social que esa empresa satisfaga. De esta manera la fábrica no funciona como un ente aislado sino como una parte de la economía social, los dividendos serán los logros de la sociedad, se medirán no en metálico sino en necesidades satisfechas. Cada ente económico, producirá de acuerdo con su capacidad y sus trabajadores recibirán de acuerdo a sus necesidades, todo planificado de acuerdo a la sociedad y no a un fragmento de ella.

Cabría hacernos otra pregunta ¿Qué van a hacer con las empresas estatales que no entren en los números “buenos”? Será de nuevo el cálculo económico una puerta abierta para comenzar privatizando las empresas estatales pequeñas  y luego pasar a las grandes?

EL RUEGO DE CHAVEZ

“…Por favor, yo les ruego que me oigan esta reflexión, convoquen a los ministros de la economía, a los gerentes de las plantas y hagan unos talleres de estudio…Ustedes son muy inteligentes y han estudiado bastante, ahora pongamos el conocimiento en base a la creación de un sistema distinto, no convirtamos la producción en mercancía automáticamente. Ese es el capitalismo!...”

Con estos ejemplos lapidaros y claros como pocos, Chávez daba el salto teórico socialista a la teoría guevarista. Se apoderaba de lo mejor de lo mejor de los intentos humanos por crear un mundo verdaderamente humano. Por eso lo alcanzó la canalla y lo asesinó.

Hoy vuelve a la discusión cómo hacer de las empresas del estado un todo que funcione para la sociedad. Pero aún falta una discusión que dar. No es suficiente con la propuesta de Maduro: “…con la creación de este sistema de organización de empresas públicas, que todas las empresas publicas tengan sus números como tengan que tenerlos y que cumplan el objetivo para el que han sido creadas: servir al pueblo y generar dividendos a la Patria…”

El camino de los dividendos es un peligroso atajo al Capitalismo, ya vimos lo pensaba el Comandante. Creemos que el objetivo debe ser el rescate del ser social, del sujeto que se sabe parte de algo que lo necesita, volver a tener sentido de pertenencia a la sociedad y así resistir lo que haya que resistir.

Tampoco creemos éticamente honesto crear todo el entramado de empresas de propiedad social venezolanas, incluyendo a Pdvsa, para luego entregar la gran tajada de “dividendos” y divisas a empresarios privados, para fortalecer el capitalismo, debilitar la conciencia socialista, y seguir jugando a importar celulares y carros o a que Lorenzo esconda las arepas.

Hagamos el entramado escuchando los ejemplos de Chávez, hagamos una gran convocatoria nacional al reimpulso de nuestras empresas, pero para construir socialismo. Si no, sería una gran falsificación, un gran engaño para forjar nuevos Leopoldos y Maricoris. Habríamos traicionado al Che y al Comandante.

¡Sí al sistema integrado de empresas publicas socialistas venezolanas, para crear un tejido económico que sirva de sustento a la conciencia de deber social, al Socialismo!

¡No a un sistema integrado para producir más conciencia capitalista y más dividendos para las burguesías!

Rosa Natalia 9-9-2014

trincheraderosas.blogspot.com / trincheraderosasgmail.com / @TrincheraDRosa

Fuentes: 1 Maduro anuncia creación del sistema de empresas públicas 3/9/2014https://www.youtube.com/watch?v=Zx0VpzIBeos

2 Aló Presidente numero 366, transmitido desde Barlovento, Estado Miranda, 31 de Octubre de 2010 https://www.youtube.com/watch?v=a6uG8f6CoLE (escuchar a partir de las 4 horas y 20 minutos aproximadamente)



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2463 veces.



Rosa Natalia

http://trincheraderosas.blogspot.com/

 trincheraderosas@gmail.com      @trincheraDRosa

Visite el perfil de Rosa Natalia para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a194715.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO