Los dolientes del contrabando

La decisión del Presidente Nicolás Maduro de poner mano dura al contrabando que sale por nuestras fronteras hacia Colombia ha generado variadas reacciones y casi la mayoría de ellas, son provenientes de sectores que tienen las manos metidas en el negocio de alimentos y en especial, en el de la gasolina; por lo que muchos analistas afirman: “es un negocio mucho más rentable que la droga”.

Hoy no resulta nada extraño el preguntarnos por qué algunos grupos se han organizado en torno al contrabando y no precisamente, el de los pequeños bachaqueros con pimpinas y barriles a quienes vemos en los abundantes videos que circulan por las redes, como son detectados por cuadrillas de la GNB en el Rio Limón o en otros caños y trochas de la frontera colombo venezolana.

Tampoco el contrabando lo representa, el escuadrón de motorizados que pasan diariamente por las alcabalas y puestos fronterizos cargados con maletines de aceite, salsas de tomate, mayonesa, harina Pan, productos de limpieza y de aseo personal, etc.

¡No!, la magnitud de esta situación se ha hecho sentir, cuando se han detenido caravanas completas con gandolas transportando toneladas de alimentos los cuales son vendidos, con frecuencia, en el hermano país a “mafias organizadas” como lo dijera el embajador venezolano (ver declaraciones del embajador Iván Rincón Urdaneta) quien refirió este asunto, en entrevista concedida para el diario Panorama del estado Zulia.

En este sentido podemos afirmar que el contrabando se ha convertido un negocio redondo a costa del hambre y la escasez de alimentos en la población; hecho que se ha incrementado en Venezuela en los últimos meses al rebasar los límites de la paciencia de un pueblo y del mismo Gobierno Bolivariano, el cual se ha visto obligado a entrar en acción con su FANB para frenar la fuga de alimentos, sin entrar a detallar lo que también ocurre con el contrabando de gasolina el más rentable.

El Comandante Chávez siempre nos recordaba: “cuando la canalla grita es porque vamos por buen camino” y esto es lo que precisamente está ocurriendo con muchos sectores involucrados en el contrabando, quienes venían percibiendo jugosas ganancias de manera ilícita y en tiempo record; pero de repente, ahora se les corta el chorro con la valiente actuación de la GNB y del Ejército venezolano en la frontera.

Ante la eficaz medida del Gobierno venezolano del Presidente Nicolás Maduro han aparecido diferentes reacciones y voces de afectados quienes mantienen vínculos con el negocio ilegal, pero que han sido denunciados en la zona fronteriza (no hay presos).

Por ejemplo, el gobernador del estado Táchira mayor José Gregorio Vielma Mora ha desmontado una campaña mediática emprendida por algunos medios de comunicación de la región fronteriza; sobretodo, por la manipulación de cifras e información que critica el cierre nocturno de la frontera, ordenado por el Mayor General (Ejto.) Vladimir Padrino López, quien preside la Comisión de Alto Nivel contra el contrabando nombrada por el Presidente Maduro.

Asimismo, en el estado Zulia, el gobernador coronel (Ejto.) Francisco Arias Cárdenas ha tenido que salir a explicar contundentemente las medidas asumidas por el Estado venezolano en la frontera y a actuar personalmente en la Guajira, para buscar solución al suministro de alimentos y de agua para los indígenas - en su mayoría de la etnia Wayu - quienes la mayoría de las veces han sido utilizados desde hace mucho tiempo, en el bachaqueo y en el contrabando de alimentos y gasolina para Colombia.

Ante esta situación, se pretende crear un mecanismo de presión para con el Estado venezolano, por parte de los grandes transportistas quienes antes hacían su negocio con el contrabando y ahora, como se les acaba el “pan de piquito”, reaccionan y pretenden que sea el propio Gobierno venezolano quien les pague el flete, para llevar alimentos a poblaciones ubicadas precisamente al otro lado de la Guajira colombiana.

La verdad es que con la guerra económica desatada contra Venezuela se ha destapado una nueva olla, después de la “guarimba”; es decir, otro mecanismo que tiene sus dolientes en la oposición venezolana, la cual ante el delito, esconde su mano peluda; aunque ahora quieran hacerse los inocentes, después de sus frecuentes viajes a Colombia, al abandonar la MUD y saltar para la MID.

Por otra parte, resulta de gran interés para Venezuela, las declaraciones emitidas por la canciller - del vecino país - María Ángela Holguín, quien entró en contradicción con la legítima actuación de nuestras FANB y en especial de la GNB, en su lucha contra el contrabando en la frontera.

Con su acostumbrado lenguaje diplomático - muy bien manejado por las cancilleres colombianas – se pretende frenar la medida asumida por nuestro Gobierno en defensa del pueblo venezolano, al calificar la acción de nuestros militares contra el contrabando como una medida “inconsulta” y “unilateral”; supuestamente, porque no fue aprobada por el Mandatario colombiano Juan Manuel Santos...¡por Dios, qué es eso!

En el caso del contrabando de Venezuela hacia Colombia se comienzan a ver las costuras y también desde luego, se comienzan a ver sus verdaderos dolientes y protagonistas…

¡Amanecerá y veremos!


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2401 veces.



Marco Tulio Arellano

Jubilado en Pdvsa

 arellanomt@hotmail.com      @Homugria

Visite el perfil de Marco Tulio Arellano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Marco Tulio Arellano

Marco Tulio Arellano

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a193317.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO