Corto, claro y raspao: Alí Rodríguez Araque dijo verdades


A) Muy buenas, demasiado buenas, las palabras que utilizó, Alí Rodríguez Araque, para referirse a la situación económica de Venezuela. Eso sucedió en el marco de una entrevista que le hizo un periodista de El Universal. El ex secretario general de la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR) habló calmado, como siempre lo hace. Sin apuros. Sin titubeos. Sin mirar para atrás, y sin pasión. Dijo lo que tenía que decir, en respuestas al periodista. “Yo me caracterizo por poner los pies sobre la tierra y veo problemas que hay que resolver en el ámbito económico. No tengo empacho en decirlo. Hace falta definir mejor los perfiles de la política económica. Hay que hacer ciertas definiciones estratégicas que no están suficientemente claras”.

B) Sobre el trastocado diálogo entre el gobierno y la oposición, dijo: “Mi opinión muy personal: la mayor dificultad está en el diálogo interno de la oposición. Cuando no hay unidad de criterio difícilmente se puede llegar a acuerdos con el Gobierno Nacional. Vamos a ver qué pasa en la oposición. Por lógica elemental ellos tienen que ponerse de acuerdo para llegar a acuerdos con otro”. Y respecto a la “regaladera de petróleo”, señaló: “¿Qué es reglar el petróleo? ¿Quiénes regalaron el petróleo? Ellos (los de la IV) o este Gobierno? Este Gobierno cobra 30% de regalía, cobra 50% de impuestos. Resuelve las controversias aquí y ha podido afinar, como consecuencia de esa política, esos 634 mil millones de dólares para resolver el problema social. De cada 100 barriles, 30 van al pueblo venezolano…”. Dice este escribidor, ¿quién puede refutar eso? ¿Quiénes ha regalado el petróleo venezolano desde la explosión del Zumaque 1? Esos mismos en quienes usted está pensando.

c) Volviendo a tocar el punto de la economía venezolana, fue enfático al decir: “…hace falta definir mejor los perfiles de la política económica… Hay que hacer ciertas definiciones estratégicas que no están claras. ¿Qué es lo que va a desarrollar el Estado?, porque la revolución venezolana no es la soviética, donde los trabajadores armados en medio de una enorme crisis asaltan el poder, destruyendo el viejo Estado y construyendo uno nuevo. Ni es la revolución cubana, donde un proceso armado asalta el poder y construye uno nuevo. Aquí se llegó al Gobierno a través del proceso electoral. La estructura del Estado es básicamente la misma…” Y finaliza con esta afirmación: “…Está demostrado que el Estado no puede asumir todas las actividades económicas. ¿Qué vamos a hacer con la siderúrgica? Yo no estoy proponiendo que se privatice, pero ¿vamos a continuar pasando más actividades al Estado cuando su eficacia es muy limitada. ¿Qué vamos a hacer con un conjunto de actividades en las cuales se ha venido metiendo el Estado y que está francamente mal y no lo podemos ocultar?”. Con esto basta. Así habla un revolucionario de pura cepa, corto, claro y raspao. ¿Y qué dice la frase? “Hay que abrir los ojos, porque cerrarlos no solucionan el problema” (TS).

Teófilo Santaella: periodista, egresado de la UCV. Militar en situación de retiro. Ex prisionero de la isla del Burro, en la década de los 60.
teofilo_santaella@yahoo.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 6426 veces.



Teófilo Santaella

Periodista, egresado de la UCV. Militar en situación de retiro. Ex prisionero de la Isla del Burro, en la década de los 60.

 teofilo_santaella@yahoo.com

Visite el perfil de Teófilo Santaella para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Teófilo Santaella

Teófilo Santaella

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a193169.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO