El caso Juliani, desviaciones, sectarismo y el dogmatismo que debemos superar en la revolución

El caso de Juliani Machado, quien alega fue despedida del Gobierno del Distrito Capital (GDC) por su militancia en Marea Socialista, vuelve a poner sobre el tapete los riesgos del sectarismo en la revolución y de que una corriente dogmática y ortodoxa imponga, desde el poder, sus criterios y sus decisiones en la revolución alegando la defensa del Legado de Chávez.

Este caso, que ha sido documentado y difundido a través del portal Aporrea, http://www.aporrea.org/poderpopular/n255650.html, debe alertar a la Jefa de Gobierno del Distrito Capital Jaquelin Farías, quien una vez conocido los destalles del mismo debería imponer los correctivos correspondientes a los fines de hacer justicia.

Indudablemente que en el seno del chavismo confluyen distintas corrientes que, desde sus distintas perspectivas, apuestan a la continuidad del Legado del Comandante Chávez, pero como el mismo Presidente Nicolás Maduro lo señaló en el debate que se abrió como consecuencia de las cartas de Giordani y de Navarro, en la revolución nadie sobra, todos cabemos.

Los dirigentes que no entiendan que en el chavismo confluyen distintas corrientes que apuestan a la revolución y al socialismo como vía de superación del capitalismo, serán rebasados por la Historia y perderán progresivamente las posiciones de liderazgo que nunca merecieron ocupar.

Una de las razones por las que Chávez logró erigirse como líder indiscutible de la revolución bolivariana fue por su capacidad de superar y sobreponerse al sectarismo y a los dogmas que por décadas le impidieron a las corrientes de la izquierda del país la conquista del poder político.

El chavismo está obligado a consolidarse como la opción política abrazan las grandes mayorías del país, pero esto se dificulta en la medida que algunos dirigentes, alegando la defensa del legado de Chávez en lugar de acercar a las distintas corrientes las alejen alegando deslealtad y traición a quienes disientan y promuevan cualquier tipo de crítica a la revolución y a quienes actualmente la conducen.

No corregir los errores y las desviaciones que a lo interno del chavismo se han venido produciendo, después de la ausencia de Hugo Chávez, conduce a la revolución por caminos inciertos y a un futuro poco luminoso, contrario a como lo soñó siempre el Comandante Chávez.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2089 veces.



Carlos Luna Arvelo


Visite el perfil de Carlos Luna Arvelo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: