A mis hermanas y hermanos del congreso del PSUV (Parte V)

AMADOS HERMANOS Y HERMANAS que serán elegidos para participar en el tercer Congreso del PSUV.

JAMAS OLVIDEMOS que Nuestra acción de gobierno representa un gran movimiento nacional, con una doctrina propia, nueva en el campo político mundial, fundamentada en el BOLIVARIANISMO SOCIALISTA que MI comandante INMORTAL HUGO CHAVEZ supo interpretar maravillosamente BIEN.

La dificultad del SER HUMANO de Estado responsable, consiste en que está obligado a realizar cuanto afirma. Pero en principio debe reflexionar en lo siguiente:

El SER HUMANO es un UNIVERSO SUSTANCIAL

Acaso corresponda el mérito de su iniciación al pensamiento oriental. Cuando hallamos en los Vedas la severa afirmación de que con carácter sustancial se hallan en abierta oposición alma y cuerpo o, dicho con propiedad, espíritu y naturaleza, experimentamos la sensación de haber chocado con una duda larvada desde el Génesis. La pugna por reprimir la rebeldía de la materia y subordinarla por entero al espíritu que supone la práctica del Yoga y su tendencia por liberar el ALMA de las apetencias y dolores del cuerpo, nos advierte que la cuestión había sido enérgicamente planteada en los albores mismos de la civilización. Para Aristóteles el universo constituye una serie, en uno de cuyos extremos se encuentra la pura materia y en otro la pura forma. Claro está que en su pensamiento la forma, la causa formal del SER, su contenido no era otro que el alma. Pero esa polaridad enuncia con la necesaria evidencia el carácter distinto de ambas fuerzas. Importa no perder de vista la visión aristotélica, sobre la que descansa en lo sucesivo la visión espiritualista mundial que ha de sucederle. Para Platón, el problema consiste en el vencimiento por el alma de las potencias inferiores. El cristianismo agrega a la visión helénica la fe. El temor a la disociación en el supuesto de la inmortalidad, desaparece en él por la purificación.

Hemos pasado de la comunión de materia y espíritu al imperio pleno del alma, a su disociación y a su anulación final. Ciertamente, pese al flujo y reflujo de las teorías, el SER HUMANO compuesto de alma y cuerpo, de vocaciones, esperanzas, necesidades y tendencias sigue siendo el mismo. Lo que ha variado es el sentido de su existencia sujeta a corrientes superiores.

El SER HUMANO como portador de valores máximos

En esta labor debe existir la recuperación de la escala de magnitudes, esto es devolver al SER HUMANO su proporción, para que posea plena conciencia de que ante las formas tumultuosas del progreso, sigue siendo portador de valores máximos.

Si hay algo que ilumine nuestro pensamiento, que haga perseverar en nuestra alma la alegría de vivir y de actuar, es nuestra FE en los valores individuales como base de redención y al mismo tiempo, nuestra confianza de que no está lejano el día en que sea una persuasión vital el principio filosófico de que la plena realización del «yo», el cumplimiento de sus fines más sustantivos, se halla en el BIEN GENERAL.

Hay que devolver al SER HUMANO la FE en su MISION

Hoy cuando la «angustia» de Heidegger ha sido llevada al extremo de fundar la teoría sobre la «náusea» y se ha llegado a situar al hombre en actitud de defenderse de la cosa, puede hacerse de ello polémica simple, pero es conveniente repetir que no han sido teorías fundadas en sugestiones sino en un parcial relajamiento biológico. Del desastre brota el HEROISMO, pero brota también la desesperación, cuando se han perdido dos cosas: la finalidad y la norma. Lo que produce la náusea es el desencanto y lo que puede devolver al SER HUMANO la actitud combativa es la FE en su misión, en lo individual, en lo familiar y en lo COMUNAL.

La COMUNIDAD organizada y el sentido de la norma

Así como en el examen que nos está permitido aparece la voluntad transfigurada en su posibilidad de libertad, aparece el «nosotros» en su ordenación suprema, la comunidad organizada. El pensamiento puesto al servicio de la Verdad, esparce una radiante luz, de la que, como en un manantial, beben las disciplinas de carácter práctico. Desde Platón a Hegel la civilización ha consumado su azarosa marcha por todos los caminos. Las circunstancias han variado sin tregua y en ciertos dilatados plazos se diría que volvían y vuelven a producirse con desconcertante semejanza. La sustitución de las viejas formas de vida por otras nuevas son factores sustanciales de las mutaciones, pero debemos preguntarnos si en el fondo la tendencia, el objetivo último, no seguirán siendo los mismos, al menos en aquello que constituye nuestro objetivo necesario: el SER HUMANO y su Verdad.

¡INDEPENDENCIA Y PATRIA BOLIVARIANA SOCIALISTA!

¡VIVIREMOS Y VENCEREMOS!


Esta nota ha sido leída aproximadamente 840 veces.



Yrne Gil Mata

Físico. Dr. en Educación. Miembro de la Milicia Bolivariana.

 yrnegil@gmail.com

Visite el perfil de Yrne Gil Mata para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Yrne Gil Mata

Yrne Gil Mata

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a191942.htmlCd0NV CAC = Y co = US