“Con las bases me la juego” (I)

PRESENTACIÓN

Estimados camaradas, con humildad y para consideración de quienes tienen interés en continuar sembrando, más que esperanzas, revolución, por los caminos de Bolívar y Chávez, para derrotar la insolencia política, la burocracia y la corrupción desatada a todos los niveles, hago llegar el borrador de lo que pienso, sobre la base de sustentación ideológica que necesitamos armar enel seno del Pueblo Revolucionario, para salir al paso a la crisis política originada por quienes se pelean la conducción de nuestra revolución.
Propuesta viril que nace del Consejo, con participación protagónica del Pueblo,que nos permita irrumpir en el escenario político, paradesarrollar en la práctica, un modelo virtual que se enriquezca entre todos;descentralizado en la primera instancia organizativa de desarrollo, que provenga en conciencia, de la realidad en la comunidad y centros de producción, -o sea del trabajo dignificante en colectivo-,y que abarque todo el espectro social, para irrumpir desde el mismo Pueblo, de abajo hacia arriba, en y desde los Consejos Comunales y los Consejos de Trabajadores y organizaciones que nacen del Trabajo y la Producción,la vanguardia activa del Poder Popular, haciendo hincapié en la organización de los Consejos,como Células políticas del Poder Popular y del Socialismo del Siglo XXI en construcción, y no del Partido, causante de grandes descalabros Políticos y revolucionarios, dirigido por un grupo con intereses propios, que desestima la capacidad y arrojo libertador del Pueblo venezolano.
Pienso que hacer o insistir en algo diferente,dentro del mismo esquema vanguardista del Partido, que nos quieren vender como el camino elegido por los dioses del Olympo, es la vía escogida equivocada, que no rompe con el esquema de control piramidal de la organización Burguesa. Hay que percatarse que será, solo desde el Pueblo, con la clase Obrera como vanguardia histórica,donde siempre encontraremos la respuesta y desde donde hay que partir, enriquecidos en saberes populares y experiencias revolucionarias, para realizarnos en el Poder Popular, que nos guie hacia el Socialismo del Siglo XXI.
Los demás esfuerzos, por agruparnos en Partido de vanguardia, implica patinar sobre lo mojado, con los riesgos de lo que implica, esa nueva aventura. Quienes hemos combatido el capitalismo, toda la vida y por siempre, estamos seguros que el futuro del mundo está en manos del Pueblo y los trabajadores.
En todo caso, para dimensionar los alcances del legado de Hugo Chávez en la construcción del Socialismo del Siglo XXI, en Venezuela y Nuestra América, es preciso tener presente, el legado que nos dejan las luchas populares y revolucionarias de los Pueblos de la Gran Patria Grande, soñada por los libertadores, las experiencias de gobiernos de corte revolucionarios en el Mundo, y en especial, la memoria histórica de los Consejos y sus incansables luchas revolucionarias, por ocupar el lugar histórico que Carlos Marx le confirió a la clase Obrera y Pueblo trabajador.
Presentamos, más que una propuesta, la oportunidad de enlazar e intercambiar, a nivel nacional con quienes comparten esta visión y la vía Consejista del Poder Popular, y con los propios Consejos Comunales, Consejos de Trabajadores, y facilitadores políticos, entre otros, estospapeles de trabajo y estudio, que ayuden a reconocernos e identificarnos, en el laborioso trabajo que está por desarrollarse, para profundizaren el debate de las ideas, fortaleciendo lo que nos une, y desechando en segundo plano lo que nos separa, para poder entender las circunstancias políticas revolucionarias, que reclaman un VIRAJE TÁCTICO PROFUNDO, sin miedo, que se sientay extremezca la población Consejista, a fin de empezar a ver hecha realidad en movimiento, una manifestación coherente del Poder Popular en funcionamiento, de lo que está pasando internamente, que es vox populi y se comenta en cualquier esquina caliente, con la que muchos de nuestros compatriotas no se quieren comprometer, por temores, miedos inoculados mal fundados, servidos y bien presentado a la opinión pública en dosis capsuladas, con propósitos insospechables e infernales.
Tenemos que dar el paso, que ayude a erradicar de una vez, el vanguardismo partidista prepotente, que no obedece al Pueblo, cuando desconoce y transgrede el sentir del Comandante Hugo Chávez Frías, y el legado Histórico que nos dejara nuestro Libertador Simón Bolívar, al postegarse por más de quince (15) años, el traspaso de funciones y de gobierno, al Poder Popular, como decidió el Pueblo en las urnas electorales, y recoge el Artículo Cinco (5) de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, votada por el Soberanoen el año 1999.
Está demostrado, que el gobierno aferrado al centralismo (la ineficacia, la improvisación, la corrupción, la burocracia, el amiguismo y preferencias, el culto a la personalidad y las tendencias hegemónicas del Partido y del gobierno, que marean al pueblo trabajador con propuestas disfrazadas de contenidos patrióticos y revolucionarios)y a directrices que emanan de la cúpula del PSUV, por la misma naturaleza representativa, conformación piramidal de mando-de arriba hacia abajo-, desvirtuan y se anteponen, a la fuerza unitaria que emana de la Asamblea Popular democrática, participativa y protagónica del Pueblo y los Trabajadores, haciéndonos más dependientes del Poder Político Constituido, que gira alrededor de la burocracia política y económica, que no admite equívocos ni errores, desestimando las propuestas políticas y saberes que emanan del Pueblo, de revolucionar la sociedad para hacer de los Consejos, las células políticas, del Poder Democrático Local, que le den forma y contenido al Punto y Círculo en las Comunas, a lo largo y ancho de los Corredores Urbanos, sub-urbanos, rurales, marítimos y acuáticos, como siempre propuso y eran los deseos del Comandante Hugo Chávez Frías; o sea, el poder político constituyente que emana del trabajo y de la Comunidad organizada, de abajo hacia arriba, en la construcción del Poder Popular y la emancipación del Socialismo del Siglo XXI.
La propuesta transversal, del modelo de organización de revolucionarios, en el marco de la emancipación de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, para la construcción del Poder Popular y el Socialismo del Siglo XXI, teniendo como tema central y columna del proyecto revolucionario, los Consejos, las Comunas y las Milicias Revolucionarias,es formar y desarrollarel Consejo de Revolucionarios, que nace de las circunstancias políticas presentes, el momento Histórico actual, y los nuevos tiempos que soplan, en un mundo Multicéntrico y Pluripolar, sin presencia imperial.
Para posibilitar y hacer realidad esta dinámica propuesta, el carburante esencial, proviene de la iniciativa y realidades diversas que emanan de hombres y mujeres, que tienen vida propia en colectivos, en la multiplicidad de Consejos constituidos, que no están limitados ni castrados por la maquinaria partidista, que no le permite realizarse y crecer en diversidad, sin exclusión alguna, a pesar de haber cumplido más de 15 años de edad y de haber perdido, al padre histórico con luz propia.
Sin embargo, antes de entrarenel tema de los Consejos de Revolucionarios, un tanto escabroso para quienes ven fantasmas recorriendo los pasillos de Miraflores, en busca de patriotas y/o socialistas; se precisa hacer aclaratorias que dan pie a una pequeña introducción, desarrollada en aproximadamente veinte y ocho cuartillas de trabajo, tamaño carta, que por extensa, trataremos de publicar en la medida que se permita hacerles llegar, por la vía popular y revolucionaria, de Aporrea. Hecha la salvedad y comprometido con lo expresado, pongo al servicio del Pueblo, mi humilde pluma y posición política, convencido que lo hago por el bien de Venezuela,en memoria del Comandante Hugo Chávez Frías, por la Patria Grande, a la que me debo entero, y por la profundización y radicalización de la Revolución verdadera que rompa y saque de raíz, los métodos y parámetros burgueses que subyuga al Pueblo en conciencia, y que nos impide trascender de la cultura popular emancipada, para adentrarnos en los caminos virgenes de la Democracia Directa.

PROPUESTA DESDE LA BASE

Como sabemos, y se reconoce históricamente, la temática de los Consejos, no responde ni está ligada, como pretenden algunos teóricos y políticos en la tradición marxista leninista, a determinadas contingencias históricas, ni al carácter emergente, prematuro y/o atrasado de algunas experiencias en revolución, de Partidos Políticos, Sindicatos, Frentes, Consejos Comunales, o cualquier otra organización, controlada por cúpulas enquistadas en el vértice de la Pirámide Social Capitalista en Partidos Políticos, que responden a esquemas desvirtuados del pasado, y que se conoce en el Capitalismo, como Democracia Representativa, modelo antagónico a la Democracia Participativa y Protagónica, y a los postulados de la Carta Magna de Venezuela al cierre del Siglo XX, en la que el Pueblo, es el intransferible sujeto histórico.
Los Consejos, en esencia son células políticas de la Democracia Participativa y Protagónica, que respira aires del Socialismo en el Siglo XXIy de la nueva sociedad de trabajadores, que anuncia el nacimiento del Poder Popular en Venezuela antes que fenezca el viejo Poder Capitalista, representado por una élite encaramada en el Partido,que confunde la politiquería, con la política de Estado, mancillando el pensamiento Bolivariano, la labor del Comandante Hugo Chávez, abrumando al Pueblo en su condición de objeto principal y alma, de la revolución en marcha.
Pero más aún, digamos que los Consejos, y la vía consejista que se construye, entre todos, viene a ser, más alla de lo participativo y protagónico, lo sustancial de la Democracia Directa; que define una estrategia de lucha, en la horizontalidad que responde al Poder Popular, tallado de abajo hacia arriba, desde los Consejos Comunales y Consejos de Trabajadores, construyendo la Vía Consejista al Socialismo.
Esta vez, quien reclama el Poder, no es un Partido, ni una tendencia que defiende una línea política determinada, definida por las circunstancias que mueven intereses ajenos a la realidad y a los tiempos históricos presentes, sino que es el Pueblo creyente y seguro, de poder dirigir su destino, con conducción única, de la conciencia colectiva organizada,y al decir de nuestro Aquiles Nazoa, “creyendo en los poderes creadores del Pueblo”; convencidos de la fortaleza de hombres y mujeres, libres en conciencia, que descontentos e incómodos con la actitud prepotente del Gobierno y el Partido, construye entre todos, el nuevo universo político para felicidad del Pueblo, y cada uno de los que hacen patria y vida en la Venezuela Bolivariana.
Convencidos estamos que en Venezuela, la “dirigencia politiquera” que capitaliza y dirige en lo Político, amplios sectores del PSUV -en lo táctico, y en lo estratégico-, NO responde a las exigencias del Pueblo en la construcción del Poder Popular -cuando argumentan o presuponen que el Pueblo no está preparado-, ni siquiera a las formulaciones políticas expresadas en el Programa Político del propio Partido gobernante, ni al Libro Azul ni al Rojo; tampoco responde -y es grave- al fiel juramento hecho a la bandera, ni a lo enunciado en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, Leyes y Reglamentos, promulgados en la Asamblea Nacional por mayoría de los integrantes, para atender los requerimientos del momento político que vive el país político y en especial el Poder Popular, sin intervención, ni injerencias de terceros,ni atropellos y desconocimiento al Pueblo y su organización popular,en la construcción del Socialismo del Siglo XXI.
El Consejo, expresión política de los obreros, trabajadores y Pueblo en general, organizados en Consejos de Trabajadores, Consejos de Obreros en las fábricas, y presentes en la mancomunidad de Consejos Comunales y Comunas a lo largo de los Corredores Productivos, que deberían componer y formar parte activa y protagónica, en el Poder Popular emancipado, sin duda responden, a las propias exigencias del modelo social, económico, político y cultural Socialista del Siglo XXI -sui géneris-en constante crecimiento, y a una realidad específica e imprevista a los ojos del mundo, que se gesta, construye, transforma y se multiplicaen el modelo económico del Capitalismo de Estado, que en Venezuela se disputa espacios políticos, económicos y sociales, entre viejas estructuras piramidales, también esclerotizadas y perniciosas, en total contradicción al Socialismo Bolivariano del Siglo XXI pensado por Chávez,ampliamente anunciado y reconocido, en los cuatro puntos cardinales del Planeta. (sigue)
 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1167 veces.



Manuel Gómez Signorino

Facilitador Político

 signo2012@yahoo.es

Visite el perfil de Manuel Gómez Signorino para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: