Las 90 primaveras de María Rodríguez, la sirena de Cumaná

Noventa primaveras para quien es orgullo de la cultura sucrense. El joropo estribillao se viste de fiesta para que Mariíta cante, baile y siga viva en la memoria de nuestro pueblo. Beneplácito y alegría para quien desde guarichita tomó las calles de Cumaná, y así de “La sirena” o “La mariposa” se convierten en cuerpo y alma de la diversión y el canto.
Es viva la imagen cuando en Cerro Colorado de la UDO la recibió el recordado Director de Extensión Universitaria, Alfredo Armas Alfonzo, de la mano del popular poeta Santos Barrios. Allí comienza un viaje que aún sigue el rumbo de la exaltación folklórica y el orgullo sucrense.
Es la sirena, la mariposa, el canto del pueblo marinero y de sol, voz recia para el galerón, la fulía, el aguinaldo, el golpe de arpa, el polo, la malagueña y la gaita. María es el florido mes de mayo con sus cruces de pueblo. María es la diversión oriental que pasea y alegra la muchachada de nuestras calles. María es la de los grandes escenarios. Es alma del joropo y la danza popular.
La memoria atesora a Atanasio Rodríguez “Chiguao" y su grupo, junto a Las “Comparsas Cumaná” como expresiones vivientes de nuestra fecunda tradición musical.
Ojos de medio mundo han visto a María con sus cantos y diversiones para convertir “La mariposa” en inspiración recreativa primaveral, enternecernos con “La muerte del torero” o sentir la profunda patria con “Los dos titanes”. Penetrar con la música y el canto en la cotidianidad, la creencia y el sentir popular con “La oración del tabaco”, para poner de cabeza el sentimiento compartido.
En estos 90 bien vividos años estamos seguros que María está feliz y los sucrenses nos sentimos orgullosos de su trayectoria de artista popular. Con sus canciones y bailes. Con sus chistes, gracia, picardía, timbrada voz y coloridos vestidos.
Esta alegría que hoy celebramos como pueblo nació en el Barrio Bolívar un martes 22 de julio de 1924. Que seguirá con nosotros, enriqueciendo y cantando esta leyenda anónima con cola de pez y forma de mujer que nos enamora en aguas caribeñas.
María es la voz de infinitos cantos que se pasea por las playas de San Luis, que la vio crecer y hacerse grande y famosa. Voz con Chiguao, con Luisillo y con el Morochito Fuentes. Garganta de la cual salen sueños, amores y alegría.
María, dios bendiga la gracia de tu canto, convertidos en patrimonio, esperanza y fiesta interminable. ¡Feliz cumpleaños, Sirena!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3187 veces.



Juan Azocar


Visite el perfil de Juan Azócar para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: