"Socialismo proletario y socialismo democrático"

Seguro estoy que los muy conocedores de la teoría marxista me dirán que no hay incompatibilidad en estos conceptos, porque representan la esencia de lo expuesto entre otro tanto por escritores marxistas. La confrontación ideológica siempre ha llevado a la izquierda en todas partes a dilucidar sobre esta materia, en ese contexto son muchos los que han aportado instrumentos valiosos para interpretar el marxismo en la época actual.

De hecho no se trata de actualizar tal o cual teoría, el instrumento que usemos nos dirá siempre que lo importante y superlativo son las condiciones objetivas y la realidad subyacente, precisamente de eso se trata este trabajo, solo que con la característica que las dos frases no encierran lo mismo tal como lo vemos, entonces, de que se trata, la discusión sobre el destino o mejor dicho el camino de la revolución bolivariana para algunos dependerá en sumo grado de quien esté al frente, es decir, el liderazgo, ya sea individual y/o colectivo.

El comandante supremo utilizó en todo momento la expresión “poder popular”, y de ello, se deriva en consecuencia, la versatilidad con que debe tratarse el tema, al menos que mal recuerde, nunca habló de proletariado en términos de alcanzar el poder, de estas ultimas afirmaciones podemos extraer dos connotaciones relevantes, una el poder popular, la otra el proletariado, en nuestro concepto, la primera se adapta no solo a la CRBV, sino al contexto de la realidad circundante y los tiempos que vivimos.

Nombres podemos asignarles muchos, lo importante es en la tautología de la palabra, no lo que queremos que signifique, sino que esté en orden a esa realidad sobre la que se quiere actuar y decidir. Igualmente, no utilizaremos referencias de autor alguno para justificar tal o cual postura, creemos eso sí, que las contribuciones al desiderátum de la lucha revolucionaria se tomarán en la medida que contribuyan a despejar dudas respecto a la toma de posiciones, sobre por donde debe ir la marcha de la revolución bolivariana. Siempre en la izquierda nacional se ha tomado como arma valedera afirmaciones de personajes como Mariátegui, el italiano Gramsci, del Che Guevara y del mismo Fidel Castro, por mencionar algunos. Por tal motivo cuando se habla del socialismo del siglo XXI, reivindicamos la teoría y acción del comandante supremo y líder de esta experiencia social y política en el contexto de una nueva Venezuela, republicana, autónoma, independiente, soberana, socialista y chavista, eso sí, lo reivindicamos para efectos de la aplicación y explicación de lo que creemos debe hacerse.

Ahora bien, la discusión se centra entre otros aspectos en como enfrentar la creación de lo nuevo y la construcción del futuro en el seno de una sociedad económica y social capitalista que aún permanece atada a la estructura de eso que llamaremos la transición al…….., socialismo proletario o a la democracia socialista o a ninguna de las dos concepciones históricas trascendentes.

En el caso del socialismo proletario la connotación tradicional de la filosofía marxista tomado como eje de lucha de partidos de izquierda en el mundo desde hace mucho tiempo, está atada casi siempre a lo que suponemos y creemos debe hacerse, independientemente de la condición real de las fuerzas que lo apoyan, convirtiéndose en un error recurrente en el tiempo y espacio, en este caso la principal herramienta de lucha y acompañamiento social es la apropiación de la “conciencia de clase”, condición necesaria para su aplicación y ampliación en la incorporación de las masas. Como elemento para alcanzar la conciencia de clase es indispensable e impostergable la unidad de la clase obrera y su cuantificación en el seno social, sus luchas más allá de lo reivindicativo garantizará la asunción del socialismo proletario alejado del complejo pequeño burgués de dirigentes de la clase media. A nuestra manera de ver en la actualidad es impensable asumir que esto pueda cumplirse.

En el caso del socialismo democrático y humanista, no extrapolar con social democracia, vemos la situación distinta en concepción y aplicación en el contexto de la denominada transición, cuyo tiempo y espacio no está nada descrito ni acotado, es decir que aún en el seno del capitalismo como sistema social, debemos emplear algunas de sus herramientas que nos sean útiles y viables de acuerdo a lo descrito en la CRBV y bajo el sistema electoral que nos rige, recordar siempre que esta revolución llegó a punta de votos y a punta de votos se puede perder, es la pura verdad, por tanto, ejemplarizar más allá de lo posible es un ejercicio para la preocupación latente en cada momento electoral.

El socialismo democrático tal como lo concibió el comandante supremo impone condiciones internas de fortalecimiento de la vanguardia política y movimientos sociales que forman parte activa del chavismo ahora sí como doctrina que debe guiar la toma de decisiones individuales y colectivas con fuerza en la organización. Esperamos del 3er Congresos del PSUV, surjan medidas de carácter horizontal que permitan ilustrar a la militancia del debido sentido de la lealtad y compromiso por el legado del comandante supremo y que este legado dentro del Plan de la Patria signifique el contenido doctrinario del futuro de la Revolución Bolivariana.


 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1113 veces.



Rafael Febles

Economista. Msc. Seguridad Social. U.C.V.. Militante revolucionario. Locutor. Articulista Correo del Orinoco. Poeta y escritor de la revolución bolivariana

 rafaelfebles@yahoo.com      @rafael_febles

Visite el perfil de Rafael Febles para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Rafael Febles

Rafael Febles

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a191771.htmlCd0NV CAC = Y co = US