Los Domingos de Díaz Rangel

Una libertad limitada

Sobre la petición del Ministerio Público a un juez y la prohibición a todos los medios de “cualquier tipo de publicación, divulgación, o exposición de las actas del expediente” del caso Anderson, “así como las que hagan referencia a la vida privada del prenombrado testigo”, Giovanny Vasquez de Armas, y a las reacciones habidas, convienen estas precisiones:

1.- En la historia policial venezolana y en la de sus medios no ha habido un caso como el del asesinato del fiscal Anderson, donde haya habido tanto interés en distorsionar los hechos, en desviar las investigaciones, en incidir sobre la actuación del juez de la causa, como si buscasen que este monstruoso crimen quedara impune.

2.- Es notorio que en el caso de uno de los principales testigos se ha pretendido por todos los medios desmeritar su testimonio.

Se difundieron copias de un formulario de la Fiscalía colombiana sin reparar que carecía de sello. Ese testigo acaba de revelar a una cadena de radio colombiana (RCN) hechos de gravedad que involucran a los cuerpos policiales colombianos, y reafirmar todo cuanto ha trascendido de sus declaraciones, que señalan a diversas personas, y que lo muestran como participante en reuniones donde se planificó el crimen.

3.- Preocupado por el desempeño de algunos medios, el Ministerio Publico solicitó la intervención de un juez, quien dictó las prohibiciones ya señaladas que restringen la libertad de informar y vulneran el contenido del Art. 58 de la Constitución. Muchas de esas actas, salidas de organismos que están obligados por ley a preservarlas, han sido divulgadas, y si en el futuro el periodismo tiene acceso a otras, buscará, a todo riesgo, los mecanismos para ofrecer la información correspondiente.

4- Entre los antecedentes de la acción estatal para impedir la divulgación de documentos confidenciales están el allanamiento y decomiso de la edición de El Mundo del 1 de octubre de 1971 (gob. Caldera), que contenían documentos secretos sobre las relaciones con Colombia, y el 16 de octubre de 1987 (gob. Lusinchi), la juez Maria José de Villarroel prohibió la difusión de cualquier información sobre el divorcio del Presidente.

En ninguno de los dos casos, que igualmente restringían la libertad de informar, hubo reacciones opuestas del CNP, SNPT, BPV ni de los medios.

5.- No existe libertad de prensa absoluta en ningún país, e históricamente no ha existido en ninguna época. Aunque la Constitución venezolana debe ser la más permisiva del mundo en este campo, su Art. 57 prohibe “el anonimato, la propaganda de guerra, los mensajes discriminatorios o los que promuevan la intolerancia religiosa”.

Otras leyes prohíben la mención de menores involucrados en ciertos hechos.

* El general Melvin López Hidalgo declaró que desde 2001 agentes de EEUU tratan de “conectar” a oficiales venezolanos, y aunque no lo dijo, en 2002 tuvieron éxito, como se revela en el informe confidencial de una investigación después del golpe de abril que él dirigió. Como se supone que es un propósito permanente de los servicios de inteligencia de EEUU, se infiere que ésta es la primera vez que se descubre un intento de entregar a un país extranjero de información reservada sobre la Fuerza Armada. ¿Cuánto habrá avanzado la CIA en sus labores de penetración e infiltración?

* El más profundo estudio sobre los medios y el proceso venezolano acaba de publicarse en España, editado por la Diputación de Málaga: “América Latina a través del espejo mediático español. El caso de Venezuela (2002-2004) ”, de casi 400 páginas, del académico Manuel López Calvo. Con el estudio de El País, ABC, El Mundo y dos diarios regionales, y el tratamiento al golpe, al paro-sabotaje y al referendo, pone al descubierto “el complot de la prensa española contra Venezuela”. Complot que no cesa.


* El olimpismo venezolano cierra un ciclo de 22 años que dirigió Fernando Romero, que entre sus méritos, los más relevantes son haber logrado el autofinanciamiento del COV y la construcción de su sede. La etapa que se abre mañana con Eduardo Álvarez como Presidente debería ser la más brillante para el deporte venezolano, no sólo por el apoyo estatal, sino porque Álvarez apareció en una encuesta de Datanálisis, después de Vielma Mora y Aristóbulo Istúriz, como el más eficiente alto funcionario, y tendrá un sólido apoyo federativo.


* El presidente del TSJ, Omar Mora Díaz, decretó la guerra a muerte a la corrupción, y en el mismo sentido habló el magistrado Aponte Aponte. Antes, en varias oportunidades, ha hecho exhortaciones el presidente Chávez. Si la Contraloría General estuviese decidida a colocarse a la vanguardia de ese combate, como le corresponde, no tendría recursos para abrir averiguaciones a partir de tantas noticias criminis.


* Los buenos pronósticos sobre la economía venezolana del 2006 no son exclusivos del BCV, la CEPAL y el FMI; el Informe sobre la Situación Económica Mundial y Pronósticos del 2006, de la ONU, estima que el PIB de Venezuela crecerá en 5,5%, sólo superado por el de Argentina: 6%


Esta nota ha sido leída aproximadamente 5155 veces.



Eleazar Díaz Rangel

Periodista egresado de la UCV. Ganador del Premio Nacional de Periodismo y menciones en diversas especialidades. Es Director del diario Últimas Noticias desde el año 2001. Profesor titular jubilado de la universidad central de Venezuela, cuya escuela de comunicación social dirigió (1983-86). Presidente de VTV 1994-1996. Presidente de la asociación venezolana de periodistas.

 edrangel@grupo-un.com

Visite el perfil de Eleazar Díaz Rangel para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Eleazar Díaz Rangel

Eleazar Díaz Rangel

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a19170.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO