Encarecer la producción de petróleo pesado y extrapesado, se corre el riesgo de competir con el petróleo de esquistos

Cuando se desarrolla un Argumento, en base a una Demanda hipotética, cuya comprobación dependa de un concepto especifico. Es menester estructurar los conceptos, en elementos comunes y diferencias. Para poder hacer planteamientos en sentido general. Donde los elementos comunes tengan preponderancias, sobre las diferencias, que son despreciables en sentido específicos. Las Evidencias, que puedan ser respaldados, por experiencias y conocimientos concretos. Las Garantías en base a ejecuciones que puedan ser desarrolladas con lo que se dispone con eficiencias. Y Calificaciones, en base a situaciones similares, que permitan comparar los resultados.

Para expresar el concepto de Petróleo Pesado y Extrapesado en sentido general, se hace, al tomar como referencia el concepto expresado por Wikipedia: Como un fluido cuya densidad o peso especifico, es superior al petróleo liviano, producto de la degradación por bacterias, aguas y aires, como consecuencias de las pérdidas de las fracciones más ligeras. Sin embargo, el Petroleo Pesado y Extrapesado, en sentido especifico, como un fluido de densidad superior al liviano, con una perspectivas de extracción entre 10 y 12%, y con pronósticos extractivos hasta un 20%, mediante la inyección de vapor.

Se puede inferir que el 20% de recobro, es un límite de bordes, apuntalado por el costo, la tecnología y la contaminación ambiental. Sin duda, que para incrementar los índices de recobros, puede existir varios alternativas. Lo que se puede afirmar, que son suficientes los años que se ha mantenido la propuesta política. No es suficiente, diversificar las empresas operadoras. La falta de resultados concretos en materias de recobro, se puede inferir que no existen compromisos, no existen formas de alcanzarlos o son otras las intencionalidades.

Creo, y mas, estoy seguro. Hay que plantear la explotación del petróleo pesado y extrapesado, como un problema de Estado. Sencillamente porque se tiene la oportunidad de asegurar un desarrollo sostenible para los venezolanos. Un pestañeo, puede dejar un sabor amargo. Si la generación presente no genera la disponibilidad tecnología, la futura generaciones perderán lo que esta generación ha logrado y está logrando. Porque la estrategias no es incrementar la producción, porque se cuentan con las capacidades para enfrentar las exigencias de las próximas décadas. Sino en asegurar la posibilidades de producción para las futuras generaciones.

Basta leer los pronósticos de hacen aprox., diez años, se han convertidos en perspectivas que generan desesperanzas. Sencillamente, porque el venezolano promedio creyeron. Aunque siguen creyendo, pero con menos intensidad. Aunque en un proceso revolucionario se cometen errores, pero es imperante no repetirlos. Antes el pueblo venezolano tenía una tendencia de olvidar. Pero ahora, no olvida, porque ha elevado el nivel de conciencia. Y sabe, que si no se desarrolla los cimientos para apuntalar las satisfacciones básicas en un tiempo perentorio; se corre el riesgo de perderlo todo al subalternizarse a otros menesteres. Por no tener la valentía o la creatividad de generar soluciones a corto plazo.

Hay que asumir con valentía, que la producción deficiente del crudo pesado y extrapesado, es un problema que hay que resolver a corto plazo. Para eso hay que llevarlos a centros de discusiones populares. Es decir, refrescar e incorporar nuevos conocimientos que permita avanzar. Basta de pensar en la poca capacidad de los pueblos, ya que en los actuales momentos, son muchos los profesionales de diferentes índoles y autodidactas, capaces de dar los mejores conocimientos desligados de intereses, que pueda conseguir resultados que impresionen por lo claro conciso y preciso. Estoy seguro, que cada gota de sudor, minutos y conocimientos, lo aportarían; como si en ello se fuese la vida. A pesar, que se está consciente que existen muchos compatriotas que han hablado, siguen hablando y no se le ven los resultados.

Se habla hasta la saciedad del petróleo liviano, e inclusive, todo lo referente al petróleo pesado y extrapesado, lo han relacionados. Es tiempo de considerar el petróleo pesado y extrapesado, como algo independiente, que permita generar diferentes enfoque metodológicos. Es crear el momento, para empezar a desarrollar investigaciones con otros enfoques y evitar seguir avanzando bajo la sombras de tecnologías, que tiene otra forma de ver la vida. Donde las investigaciones, no solo requieren lápices y papeles e investigadores, sino también auxilio de otros enfoque tecnológicos, nuevas metodologías, experiencias de diferentes índoles, infraestructuras y estructuras, y conceptos ideológicos que pueda soportar una revolución con eficiencia.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1882 veces.



Basilio Lezama


Visite el perfil de Basilio Lezama para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: