Una maldita sordera

A quienes la palabra “maldecir” genera reacciones de espanto y terror ofrezco disculpas por el título de esta entrega, esperando al mismo tiempo comprensión hacia mí luego de que aborden la historia que me impulsó a encabezar de esa forma.

Sucedió el sábado en una panadería del centro de la ciudad. Una joven madre, su hija de unos seis años y de unos cinco el varón, se contaban entre los clientes.

En un instante la niña toma por la camisa a la progenitora, demandando la atención que exige –como es natural- alguien que desea comunicar algo importante o urgente. “Mamá, está diciendo maldita”, señaló en clara referencia al pequeño hermano destino de un terrible maltrato.

Como que si de un enemigo que asecha se tratara, la progenitora embistió hacia el menor con la velocidad y la violencia inicial que despertó en ella escuchar el diabólico término. Los dedos de su mano derecha dieron contra los labios de un chiquillo que, en medio de evidente desventaja, intentaba explicar a la desjuiciada el contexto exacto de lo que ocurría.

Sin intentar atender el ahogado razonamiento infantil, apuntó –de nuevo contra la minúscula boca del chico- certeramente ocasionando en esta ocasión una herida física y porsupuesto, una más grave: la del corazón.

El llanto de estos inocentes es una de las cosas que más me laceran y si no intervine en tan macabro espactáculo, fue por el temor de que el bebé hubiese cargado con las consecuencias de mi posición.

Múltiples factores pueden incidir sobre un ser cuando así actúa. Desde escasa formación maternal hasta una clara adhesión a absurdas creencias religiosas. No soy quién para juzgar a la agresora pero es mi deseo que ese momento la haya enseñado a escuchar. De haberlo aprendido antes, nunca hubiese golpeado a la bella criatura que real, cándida e ingenuamente la palabra que pronunciaba era “nalguita”.

¡Chávez vive…la lucha sigue!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1241 veces.



Ildegar Gil

Comunicador social

 ildegargil@gmail.com

Visite el perfil de Ildegar Gil para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: