Pacto de New York mal llamado de Punto Fijo

Cada vez que se celebra una fecha aniversaria del 23 de enero de 1958, inmediatamente salen a la calle y declaran publicamente personeros que se autodenominan democráticos, militares rebeldes y disciplinados, socialistas, revolucionarios y hasta comunistas; todos ellos reivindicando “La gesta heroica del pueblo el 23 de Enero de 1958” o “La Alianza Cívico Militar del 23 de Enero”; en realidad, aun pareciera que no hemos analizado el verdadero alcance de esa fecha que indiscutiblemente es histórica, mas no prevalecerá, como lo será el 27-F o “Caracazo”. Para analizar correctamente al 23 de Enero, tenemos que ubicarnos en el contexto internacional y nacional en que sucedieron los hechos. Veamos.

En el plano Internacional, tenemos a un Imperialismo Yanqui que salió como la principal fuerza militar de la II segunda guerra mundial, y no podía posesionarse del mundo a su antojo (Como lo hizo a la caída del muro de Berlín) porque tenia la oposición del bloque socialista soviético, quien prácticamente había puesto la sangre y los muertos para derrotar a la Alemania NAZI, pero que quedó muy golpeada producto de esa guerra. Esa oposición era mas política y moral (Al decir de la guerra de IV Generación: Psicológica.), que militar, ya que si los Gringos hubiesen decidido invadir a la URSS, tal y como lo propuso Patton, esa invasión hubiese sido un paseo, por el debilitamiento Ruso; pero había un factor que impidió que triunfase la tesis Patton y se impusiese la tesis Eisenhower, quien era mas disciplinado al mandato del poder económico; que era limpiar primero la casa o ganar primero la lucha política a los comunistas y luego invadirlos.

En el contexto Americano o del patio trasero Yanqui, tenemos a un Imperialismo dispuesto a imponer el orden con las cañoneras, el cual ha venido limpiando a los regímenes comunistas o filocomunistas, casos de Jacobo Arbenz en Guatemala, El Salvador, Bolivia y en Venezuela ha logrado detener a una avanzada progresista de notable influencia Marxista, imponiendo a Pérez Jiménez, aunque este no sea monolíticamente pro-yanqui, el General tiene visos nacionalistas y quiere a su país, a pesar de ser reaccionario, y ese nacionalismo será su muerte. Los yanquis dentro de la estrategia global de “limpiar primero la casa” antes de invadir a los Rusos, esta el tener de gobernantes en América-Latina a verdaderos títeres incondicionales y por ello busca a personas que sean mas entreguistas y menos patriotas. En Rómulo Betancourt, Jovito Villalba y Rafael Caldera, tiene la Casa Blanca a sus mas fieles representantes y garantizadores de petróleo barato y seguro para su inmenso parque industrial.

PEREZ JIMÉNEZ YA NO GARANTIZABA LA ESTABILIDAD En verdad las ideas revolucionarias habían prendido en el pueblo Venezolano y la represión Perezjimenista había avivado la llama y dentro del mundo militar, a quienes Pérez Jiménez con Delgado Chalbaud habían enseñado a conspirar aunado a la relación que quedo entre los partidos políticos, hacían que los cuarteles fuesen verdaderos centros de agitación política que el gordito dictador no pudo controlar mas nunca. Este factor, pueblo consciente y en lucha dirigido por comunistas y los jóvenes adecos y urredistas quienes enfrentaron a la dictadura de verdad; por un lado, y por el otro, los militares patriotas quienes adquirieron conciencia política, ya que luego los veremos en las intentonas contra Betancourt, en alianzas con comunistas; esa dupla, juventud de partidos políticos, que luego conformarían la “generación del 58” conjuntamente con militares patriotas y democráticos, unos, y revolucionarios, otros, conformaron al principio,espontáneamente y luego orgánicamente, la alianza cívico-militar que dio al traste con Marcos Pérez Jiménez, el 23 de enero de 1958, gesta heroica de triste recordatorio, ya que tanto esfuerzo fue utilizado y aprovechado para llevar a unos políticos vivianes y bandidos, vendidos al Imperialismo Yanqui al poder, quienes se convertirían en peores verdugos del pueblo Venezolano que el dictador que se fue en la “Vaca Sagrada”.

EL PACTO DE NEW YORK NACE ANTES DEL 23 DE ENERO Faltando pocos días para el 23 de enero del 58, Rafael Caldera quien nunca fue tocado por la dictadura, salió del país y en la Ciudad de New York se reunió con Rómulo Betancourt y Jovito Villalba, quienes ya disfrutaban de un exilio dorado, y Fuster Dulles, Secretario de Estado Norte-Americano, en el Hotel Waldorf Astoria (El mismo hotel donde nació Panamá), y allí este les lee la cartilla y les traza la pauta de Gobierno a seguir en Venezuela luego de la caída de Pérez Jiménez. Una vez instruido en lo que tenían que hacer, y por supuesto aceptado, Fuster Dulles se los llevo para Washington, en donde los recibió el Vice-Presidente Richard Nixon para ser informado del pacto de New York; dicho pacto se resellaría para la prensa Venezolana en la Quinta “Punto Fijo”, residencia de Rafael Caldera, en Caracas, pero ese no fue su verdadero origen, ya ese nefasto y antipatriota pacto había nacido en la ciudad de los rascacielos su verdadero
lugar de nacimiento.

El 23 de enero se celebrara, en la medida que la revolución vaya madurando y se vaya tomando mas conciencia, como una fecha de luto por haber sido una de las tantas traicionada y vendidas por los falsos héroes que ha tenido la Patria y debe ser un día para ensalzar y hacer justicia con su líder y pro-hombre mas connotado, conformante de la trágica generación del 58: FABRICIO OJEDA. Quien luego lo abandonaría todo y trascendería a la eternidad ofrendando su vida por Venezuela; mientras que los aprovechadores del 23 de enero, todos quedaron millonarios.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 9156 veces.



Francisco Sierra Corrales


Visite el perfil de Francisco Sierra Corrales para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Francisco Sierra Corrales

Francisco Sierra Corrales

Más artículos de este autor


Notas relacionadas



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a19063.htmlCd0NV CAC = Y co = US