Blanca González; un nombre y un número en la nómina de una institución; pero es la madre de la eficiencia en su labor

Definitivamente, solo a mi se me ocurre meterme en estos problemones de consciencia, porque solo a un irresponsable como yo, se le ocurriría dar su opinión o sus pareceres de alguien, que ni siquiera se digno, de tan siquiera preguntar el tiempo de servicio que tiene en la institución donde la conocí; y mucho mas aun irresponsable, tratar de proyectar su imagen y hablar de su existencia, tan solo con cuatro viernes que tengo viendo ¡sus labores!; y es precisamente aquí, con esta expresión ¡LABORES! donde se despertó mi interés por la ENCANTADORA señora Blanca González.

Esta encantadora señora; posiblemente con muchos años juveniles acumulados, en su ser, porque ni siquiera me arriesgue, a solicitarle su edad, y con una basta y larga experiencia de situaciones vividas, a dedicado parte de su vida, en tratar de hacer que la eficiencia en la administración publica, sea asumida y vista como una de las característica fundamental, del servidor publico o de los funcionarios al servicio del estado; y digo esto, porque esta encantadora señora, desde que la conocí, con una total y absoluta pulcritud, realiza sus actividades laborales; con la precisión de un reloj suizo, que posiblemente para ella, solo sea un compromiso de vida con sus principios éticos y morales, con la que se conduce y se ha conducido

Desafortunadamente; para la señora Blanca González, no soy la persona mas indicada para hacer una biografía de su actividades laborales y trayectoria dentro de la administración publica, y mucho menos, poseo los dones especiales de la creación literaria, para convertirme en el cronista oficial de su de su vida, porque, a parte de que no cuento con el conocimiento necesario en la redacción, que debe tener una persona para esos fines, tampoco tengo el talento de un Gabriel García Márquez o de un Eduardo Galeano, o simplemente la sabiduría de un Rómulo Gallegos, para dejar plasmado en este escrito, todo ese profundo respeto que ella guarda, por la “atención al ciudadano”, que todo servidor o empleado publico debe tener. Pero de este escrito, solo espero, que alguien del alto gobierno, algún día puedan dedicarle, aunque sea un minuto a esta bella señora, por algún medio de comunicación del Estado, para que cuente sus experiencias, en la administración publica, porque es muy difícil encontrar servidores públicos, con tanta vocación de servicio; porque, a sus años, esta bella y encantadora dama, pudiera estar disfrutando felizmente de la vida, en cualquier lugar de la patria, sin ningún tipo de problema o de inconveniente, tan solo, con los que su consciencia les reclamen.

Quise ocupar el día de hoy, el espacio de “Nuestra querida, contaminada y única” trinchera de lucha en la batalla de las ideas, como lo es aporrea.org, para dedicarle estas palabras o líneas, a la señora Blanca González, porque a la personas como mi persona, que hemos recibido una gran cantidad de humillaciones, desaires, y malos tratos en algunas instituciones del Estado, por no decir, en su mayoría, es extremadamente reconfortante, encontrarse con una señora, que a penas si levanta la voz, para suministrar la información que los ciudadanos le solicitan, y ciertamente, no poseo el tiempo suficiente para hacerme un criterio a profundidad de las características personales de la señora Blanca González; pero a mi me basto y me sobro, de haber visto la bondad, la amabilidad y respeto con que me trato desde el primer día en que la conocí.

No se que cargo ocupa, no se cuanto tiempo tiene en esa institución; pero para los que estén interesados de saber donde labora la señora Blanca González; ella esta en la biblioteca de la “Casa Andrés Bello”; al lado del Ministerio de Educación, allá, donde esta la esquina de socorro, lugar donde la conocí…por cierto, a los detractores, chismosos y chismosas que puedan tener alguna observación, distinta a la mía, de esta bella dama, me tiene sin cuidado; porque la conocí, bella y bondadosa, pues, bella y bondadosa la reflejo…

Blanca González; muchas e infinitas gracias, por haberle puesto a la eficiencia de la administración pública, un nombre y un apellido, para poder saber como es ella; me refiero a la eficiencia…saludos


 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2185 veces.



Jesús Chua Espinoza


Visite el perfil de Jesús Chua Espinoza para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: