En pro de la Estabilización Equilibrada de la Economía Venezolana Bolivariana

Desde hace muchísimas décadas, desde mucho antes de la presente V República, la economía nacional ha sufrido marcadas desestabilizaciones económicas y políticas. El venezolano de escasa formación geoeconómica y altamente alfabetizado adrede, casi se habituó morbosamente a ello.

La situación macroeconómica actual se refleja en una clara y zigzagueante curva generada por los notorios, tangibles y corroborables esfuerzos crecientes del Estado, y los negativos puestos en práctica por el empresariado maula muy mal acostumbrado a vivir del Presupuesto Nacional. El pico ínfimo de esa curva se observa durante el año del Golpe de Estado 2002 -golpe de Estado de hecho-cuyos agentes y gestores principales permanecen olímpicamente impunes y se siguen autoconsiderando inmunes porque proceden de ese obsoleto mantuanato colonialista de varios y viejos siglos, cuya gloriosidad y esplendor nada ha tenido que envidiarle a la Lisboa Antigua[2] de lacrimosa, meoculposas y melodiosas letra y partitura.

Los cuadros de miseria profunda, con destacados y elevados porcentajes de personas sin techo propio, la mayoría malviviendo en ranchos o favelas y barracas de barrancos borrados del mapa, bajo la máscara de zonas verdes, con muchos niños subalimentados con espaguetis y perrarinas-harina sintética de tercera para perros[3]-con leche camuflada mediante agua de arroz, cosas así, con café aguarapado y panes duros, muchos recogidos de basureros y papeleras diversas.

Semejante miseria feudal bendecida por cardenales religiosos metidos a políticos sin cambures presupuestarios directos, era lógico que en un país declarado rico, era obviamente necesario ocultarlo a los cegatos ojos del mundo.

Por el contrario, hoy esa mediática derechista pretende usarlos en su favor y se los endilga al Estado actual porque silencia y niega que dichos cuadros ya lucen atenuados y borrados en su mayoría por la gestión macroestabilizadora del Estado actual y bolivariano, y al cual podemos calificar como un Estado Socialista desigual y combinado, en lugar de viejo Estado capitalista desigual y combinando, para usar la ley descubierta por Lenin.

Seguimos: Como mecanismo permanentemente desestabilizador general, teníamos una escasa población empleada, dentro de la cual hasta hoy en su mayoría sigue formando parte en las nóminas pantalleras usadas por el grueso de los seudoempresarios de empresas registradas que en la práctica resultaron esconder sus fines parasitarios u objetivos rentisticopetroleras-para sacarle dólares y bolívares al Presupuesto Nacional- un PN que durante más de 1 siglo se ha ha nutrido con renta petrolera y endeudamiento público en favor de las financistas extranjeras como el Fondo Monetario Internacional. Habíamos dejado de ser un país para convertirnos en un mercado más del macroimperio Norteamericano,. neoliberalita y mundial.

Empresas chimbas dirigidas y gerenciados con empresarios que varias veces se declararon, y lo siguen haciendo, en quiebras amañadas inducidas por la misma crisis desestabilizadora que ellos han fomentado y creado para obtener reiteradamente unas vergonzantes condonaciones.

Teníamos, pues, antes de Chávez, todas esas variables de la macabra ecuación formulada por la burguesía nacional e internacional, valga la redundancia, y recogidas en la zigzagueante y ya señalada curva.

Ahora esa ecuación está siendo reformulada, los picos críticos crecen en el primer cuadrante positivo, y decrecen en el IV de la misma gráfica, visibles, tangibles e inocultables en los hechos, aunque esa misma y perversa mediática robotizada invierta sus valores reales.


[1] Para quienes hasta ingenuamente piensan-con cierto grado de racionalidad literaria-que estos artículos son interesadamente comerciales, inmodesta, pero necesariamente, déjenme recalcarles que, como nadie me los compra, y no podré egoístamente llevármelos a la tumba, son por entero, no sólo gratuitos, sino que además los autofinancio con mi modestísima y subpagada pensión como profesor universitario jubilado.

[2] Canción española muy en boga durante los 50s del pasado siglo.

[3] Estos datos son asequibles en la misma prensa escrita de los medios que ayer fungían como periódicos eclécticos en favor de los partidos del status puntofijista, un status inclusivo del falso liderazgo politicosindicalista y falsa izquierda que supieron doblegar y corromper los cogobiernos de marras, allí, decimos, están esos datos en esos medios que hoy no reconocen los notorios cambios experimentados en nuestra economía actual, cambios revolucionarios que está emprendiendo el Estado y que se hallan en pleno proceso de estabilización en favor de aquellos cuadros de miseria citados arriba de los que se viene saliendo a contrapelo de los constantes esfuerzos criminales que vienen haciendo esos mismos empresarios parasitarios que hoy se disfrazan de partidos políticos oposicionistas, mismos que no hace muchito volvieron a saquear el Erario Público mediante dólares ilícitamente obtenidos gracias a la debilidad contralora que ha albergado la actual administración y contraloría presupuestaria a través de burócratas perennes sembrados en ella durante la 4ta República y desde más atrás.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1301 veces.



Manuel C. Martínez


Visite el perfil de Manuel C. Martínez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: