Chávez en contra del sectarismo y el dogmatismo

El camarada, Diosdado Cabello, pronunció un buen discurso ante La Asamblea de Las UBCH, en el Estado Cojedes; fue un discurso político-didáctico. Coincido con él en todas sus apreciaciones y opiniones; solo le falto añadir las recomendaciones que hiciera una vez el Comandante supremo de La Revolución Hugo Chávez, a la militancia del partido en cuanto a la erradicación del sectarismo y dogmatismo de sus filas.

Hoy cuando falta poco tiempo para la realización del 3er Congreso del Partidos Socialista Unido de Venezuela y se abre un debate ideológico intenso en el PSUV, debemos tomar en cuenta las orientaciones y consejos que nos dejo el jefe Supremo de la Revolución, para erradicar el sectarismo y dogmatismo dentro del proyecto socialista y algunas apreciaciones sobre procesos electorales.

El Presidente Chávez, luego de culminar su primer tratamiento de quimioterapia expresó: Que desde que le detectaron el cáncer, está cambiando radicalmente su vida hacia una etapa más diversa, más reflexiva y más multifactorial y pidió, así extirpar el sectarismo y dogmatismo del proyecto socialista que lidera.

Hemos creído necesario explicar lo que significa cada uno de estos términos tomando en cuenta el vocablo revolucionario:

SECTARISMO: Conducta que se caracteriza por un exacerbado sentimiento grupal, que reivindica como válido el predominio de los intereses del grupo frente al resto de la colectividad. El sectarismo cuando invade la actividad política genera como nefasta consecuencia la discriminación y la exclusión política. El sectario no le acredita valor ni mérito alguno al pluralismo, al equilibrio democrático, al respeto de las minorías y al reconocimiento de las mayorías. El sectarismo político es la negación de una democracia plural y equilibrada. En la actuación política equivale a una desviación. El sectarismo genera discriminaciones e inspira conductas o situaciones de predominio de tal naturaleza, que los lleva a justificar hasta la violencia para defender sus intereses sectarios. Un ejemplo de ello es el sectarismo adeco en el manejo de la política sindical. Cuando AD tenía el poder y un sindicato era influido por un dirigente de la oposición, saboteaba sus asambleas con bandas armadas y cabilleros, para imponer su voluntad política por medio de la violencia.

Para Lenin, una expresión del sectarismo es no comprender que el material humano con el que se construye el socialismo no cae del cielo sino que es producto de la sociedad actual, por lo que no se puede proceder con celos en relación a la integración de factores externos o de manera intolerante con quienes piensan distinto. En la economía Lenin sugiere que hay que utilizar a todos los especialistas burgueses que han sabido acumular una masa de conocimientos técnicos, y afirma que la clase alta tiene una experiencia de la que nosotros no podemos prescindir, dice Lenin. Despreciarla, sería hacer correr mayor peligro a la revolución.

Trotsky, por su parte, considera que la dirigencia al divorciarse de las bases se burocratiza y ve todo en blanco y negro, al tiempo que se van creando un apego a las posiciones de poder, que se manifiesta en el rechazo a que otros puedan también actuar o tomar decisiones. Para justificar este comportamiento asumen posiciones radicales, más papistas que el Papa, lo que se traduce en exclusiones y falta de flexibilidad.

DOGMATISMO: Es la adopción irracional y ciega de una doctrina, principio o criterio, sin detenerse a examinar su validez o invalidez. Generalmente se actúa de manera emocional, superficial, formal y sin asimilar la esencia del asunto, sin verificar la validez de la teoría que la sustenta y sin confrontar el desarrollo creador de otra tesis.

Las elecciones en Venezuela, todavía son elecciones burguesas, mientras elijamos con este método, el sistema burgués y su Estado serán fuertes, se fortalecerán con cada elección y corremos el peligro de que la esperanza, la posibilidad de Revolución, sucumba en algún momento.

En el futuro es necesario elegir de otra manera y elegir otras instituciones que funcionen de manera diferente. Las elecciones deben dejar de ser un episodio espasmódico, individualista, egoísta, y pasar a ser una expresión de la organización social. Así estaremos derrumbando la columna principal que sostiene el viejo estado.

El primer paso hacia las elecciones revolucionarias ya está dado, es la creación de los Consejos Comunales, se trata ahora de agruparlos en instancias locales, regionales, hasta llegar a la instancia nacional, decía el Presidente Chávez. Uno de los problemas del PSUV es que las cúpulas no creen en el modelo comunal y sienten competencia con los voceros de los consejos.

Cuando no estamos atados a posiciones sectarias y dogmáticas, expresamos libremente lo que pensamos y sentimos, cosa que no pueden hacer otras personas que se sienten comprometidas por cualquier circunstancia. Aclaro lo siguiente, nuestro único compromiso es con el proceso Revolucionario, por el que hemos luchado toda la vida. Actualmente respaldamos al presidente Nicolás Maduro escogido :por El Comandante Supremo Hugo Chávez como su sucesor y ratificado por el pueblo, en elecciones libres y democráticas.

Seguiremos escribiendo en APORREA y apoyando al Presidente Maduro. ¿Los que se retiran de Aporrea no será un pretexto para brincar la talanquera?.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1731 veces.



Raúl Ramirez

Abogado, profesor y escritor. Ex-guerrillero.

 rauljoseramirez@hotmail.com

Visite el perfil de Raúl Ramirez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Raúl Ramirez

Raúl Ramirez

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a189169.htmlCd0NV CAC = Y co = US