Samán, precios justos y magnicidas frustrados

La reciente decisión del Presidente Maduro de revivir las Misiones Sociales nos parece muy acertada, las mismas se encontraban en estado terminal, siendo que constituyen el principal legado, en lo Social, que nos dejara el Comandante Infinito Hugo Chávez Frías. Importante considerar que, al frente de las mismas, deben estar camaradas altamente comprometidos con los fines y objetivos que persiguen el conjunto de Misiones, los cuales podemos reducir en uno solo, ya trazado por nuestro Comandante Chávez y reafirmado por el Presidente Maduro: Pobreza Cero. La idea del Socialismo, estimamos, debe asumirse con mucho más fuerza en el discurso presidencial; Nicolás Maduro, debe retomar esa parte del discurso del Comandante Chávez que, a veces, se obvia, creemos porque se considera como obvio y, eso constituye desde nuestro punto de vista, un error. Asimismo, estimamos que Bolívar debe ser retomado en el discurso presidencial, en fin, las raíces que nos trajeron como viento huracanado a esta Revolución, la primera del siglo XXI. Aquí, algún/alguna camarada nos podrá reclamar sobre si estamos copiando, y nuestra respuesta será que no; no estamos copiando, ni estamos sugiriendo hacer de Maduro un clon de Chávez, todo lo contrario, esta Revolución llegó con ideas preconcebidas en Bolívar, Ezequiel Zamora y Don Simón Rodríguez, a los cuales se les unió de manera muy temprana, nuestro Comandante Chávez, esa es la esencia del pensamiento revolucionario Bolivariano que debemos rescatar, profundizar y difundir. Y esto es vital para nuestra Revolución, no desligarse de sus raíces autóctonas.

Al respecto, importante compartir con nuestros lectores una conversa que tuvimos con una compatriota, la cual me manifestaba que: “no pasaba a Maduro”; le preguntaba, a qué se debía su actitud, su respuesta nos dejó atónitos, por decir lo menos: “porque puede sustituir a Chávez”. De tal calibre es el amor que supo sembrar nuestro Comandante Infinito Hugo Chávez en todo un pueblo, tal cual, él lo expresaba: “Amor con amor se paga, y yo no tengo más nada que darles que amor, entrega, trabajo; mi vida entera se las regalo”. Pero, nuestro pueblo debe asumir con conciencia que, ese hermoso sentimiento puede ser manipulado por el imperio y sus agentes para sus malévolos planes contra la Patria de Bolívar y Chávez, nuestra Patria. Así como el camarada Maduro, nunca podrá sustituir a nuestro Comandante Chávez, porque él será insustituible, importante concientizar que, Nicolás Maduro está al frente de una Gran Misión, quizás la más importante creada por el Comandante Chávez y transmitida por éste, en cadena nacional de radio y televisión, el 08 de Diciembre de 2012, desde el Palacio de Miraflores a su pueblo: darle continuidad histórica a la Revolución Bolivariana, mantener su legado y conducir al pueblo venezolano por los senderos de la Patria nueva, la Patria Socialista, trazándole como conducta de gobierno, en sus palabras, las últimas que escuchara su pueblo: “dirigiendo, junto al pueblo siempre y subordinado a los intereses del pueblo, los destinos de esta Patria”. Para garantizar a nuestro pueblo: “El objetivo supremo, lo sabemos, es la independencia. ¡El camino, que nadie lo dude un instante, es la Revolución! ¡La bandera es el Socialismo! ¡El líder es Simón Bolívar! (Líneas de Chávez, 2010).

La economía sigue siendo el punto débil que permite al imperio introducir sus zarpazos contra nuestra Revolución. Año y medio de guerra económica contra nuestro pueblo y nada que el Gobierno Revolucionario logra contener y someter a sus designios a los enemigos de la Patria. Las llamadas ofensivas económicas no son más que pancadas de ahogado, pues, mientras se visita un comercio y se sancionan sus fechorías contra la población, al lado está otro comercio delinquiendo y saboteando la economía. Quizás, el único resultado positivo de esta batalla contra la guerra económica que está librando nuestro pueblo contra la burguesía parasitaria, sea la Ley Orgánica de Precios Justos y la creación de una nueva institucionalidad (Superintendencia Nacional para la Defensa de los Derechos Socio Económicos (SUNDDE)), para atacar el flagelo de la especulación y la desestabilización económica. La situación continua igualita que, en octubre de 2013, se hace un operativo pero igual, cuando se van los funcionarios de la SUNDDE vuelven a subir los precios. No puede ser menos, esa es la naturaleza intrínseca del capitalismo: la obtención del máximo beneficio…para el burgués.

En el Segundo Plan Socialista de Desarrollo Económico y Social de la Nación 2013-2019 o Ley del Plan de la Patria, en el segundo objetivo histórico quizás tengamos la respuesta a cómo desligamos de ese círculo perverso en que nos está introduciendo la burguesía parasitaria en la defensa de sus intereses, que no son precisamente los del pueblo venezolano. Se plantea como un objetivo nacional: “Propulsar la transformación del sistema económico, para la transición al socialismo bolivariano, trascendiendo el modelo rentista petrolero capitalista hacia el modelo económico productivo socialista, basado en el desarrollo de las fuerzas productivas”. Continúa el Plan de la Patria, desarrollando esa idea con los objetivos generales: 2.1.1. Impulsar nuevas formas de organización de la producción que pongan al servicio de la sociedad los medios de producción e impulsen la generación de tejido productivo bajo un nuevo metabolismo para la transición al socialismo. 2.1.2. Expandir e integrar las cadenas productivas orientándolas hacia la satisfacción de las necesidades sociales en camino a la construcción del socialismo. 2.1.3. Desarrollar modelos de gestión de las unidades productivas incluyentes, participativos con los trabajadores y trabajadoras, alineados con las políticas nacionales, así como con una cultura del trabajo que se contraponga al rentismo petrolero, desmontando la estructura oligopólica y monopólica existente. 2.1.4. Fortalecer el sistema de distribución directa, alternativa de los insumos y productos atacando la especulación propia del capitalismo.

El Comandante Infinito, Hugo Chávez, de estar con nosotros, estaría palpando palmo a palmo cuánto hemos avanzado en el logro de tales objetivos, no se dejaría distraer en situaciones que, ya es hora que le demos el carácter de segundo plano, centrarnos en las urgencia y no en los trapos rojos que nos coloca el imperio para distraer nuestro accionar. Bien decía Chávez: “Hay que afinar con precisión dónde, en qué contextos estamos llamados de manera urgente a ir instaurando el socialismo. Sobre esto ningún espacio debe sernos ajeno. Todo ámbito en el que podamos elevar los principios socialistas debe ser poblado del ejercicio real y encarnación socialista. Hay que irrigar con espíritu y práctica de justicia las fábricas, los campos, los centros pequeros, las industrias, las universidades y liceos, la calle, el barrio, la vereda, que no haya rincón donde no esté en marcha una iniciativa socialista. Todos y todas que, aquellos y aquellas que, de cuerpo y alma, compartamos la impostergable necesidad histórica de dejarles a nuestros herederos una patria ciertamente socialista debe convertirse en un combatiente incansable de esta batalla por la vida” (Las Líneas de Chávez, 2010).

El caso de la SUNDDE bien merece tomarlo como ejemplo, al frente de la misma se coloca a una camarada muy joven ella, casi que, su primera experiencia en el ejercicio de los cargos públicos de relevancia, con muy buena intención que pudiera haber tenido la camarada Andreina, que la tuvo y de eso no tenemos la menor duda, el caso es, que dirigía una batalla contra un ejército que lleva acumulado una experiencia de cuatro siglos, como bien decía Adan Smith, los seres humanos siempre han tenido una fuerte tendencia a “realizar trueques, cambios e intercambios de una cosas por otras”. Difícil desligar al modelo capitalista de flagelos tales como el fraude, la corrupción y la explotación. Flagelos que, en estos últimos meses del primer año del Presidente Maduro, hemos visto expandidos, y que la burguesía parasitaria ha empleado como herramientas de ataque contra el pueblo venezolano. Nuestra Revolución apenas tiene 15 años, su definición como Socialista la realizaría el Comandante Chávez el 30 de Enero de 2005, en el V Foro Social Mundial: “Hemos asumido el compromiso de dirigir la Revolución Bolivariana hacia el socialismo y contribuir a la senda del socialismo, un socialismo del siglo XXI que se basa en la solidaridad, en la fraternidad, en el amor, en la libertad y en la igualdad”. Sólo nueve años han transcurridos desde entonces, un bebé en comparación con el viejo y vetusto capitalismo. Esto lo decimos, porque los cuadros que se han forjado en esta Revolución, su experiencia y lealtad, debemos tenerla siempre presente. El caso del camarada Eduardo Samán, su equipo, es emblemático al respecto. Al frente de las instituciones heredadas de la cuarta república para el combate contra la especulación y la delincuencia comercial, supo reconvertirlas y colocarlas al servicio de nuestro pueblo, otorgándoles golpes certeros a la delincuencia comercial de todo tipo. No por casualidad, le tienen como enemigo número uno, esas mafias empresariales dedicadas al comercio. Es toda una experiencia acumulada que la Revolución NO puede darse el lujo de echar al cesto de la basura. Mucho menos, en una situación como la actual en que la burguesía se siente con la suficiente fuerza para derrocar la Revolución Bolivariana y se ha lanzado en guerra económica contra la Patria. Un General no se forma de la noche a la mañana, su formación no solo lleva años, sino combate tras combate. Eduardo Samán, es el camarada que mejor reúne las condiciones para dirigir esa batalla que está obligada a librar, por Ley, la SUNDDE. Eso sí, sin restricciones ni limitantes de ningún tipo, como le ocurriera en su última experiencia en el Indepabis. La lucha contra la especulación y el sabotaje económico, es una lucha a muerte contra la burguesía parasitaria y cualquier mediación en su camino, pudiera suponer el fin de la Revolución Bolivariana, eso lo tiene claro nuestro pueblo más no, algunos de los colaboradores y asesores de nuestro Presidente Maduro, los llamados conciliadores, mal consejeros, que actúan como una quinta columna en filas revolucionarias, atentando contra la Revolución, de allí la importancia del Mensaje de nuestro Comandante Chávez, aquel 08 de Diciembre de 2012 a su vicepresidente entonces: “dirigiendo, junto al pueblo siempre y subordinado a los intereses del pueblo, los destinos de esta Patria”.

La denuncia del magnicidio cierra un ciclo importante para el país, una vez más, se deja al descubierto a ese engendro del mal en que se ha convertido la oposición “venezolana”. María Corina Machado, Robert Alonso, Ricardo Koesling, Diego Arria, Pedro Burelli, Henrique Salas Romer, articulados todos por Kevin Whitaker, embajador de EEUU en la República hermana de Colombia, complotados todos para ejecutar un plan de magnicidio contra el Jefe de Estado de la República Bolivariana de Venezuela, camarada Nicolás Maduro. Las declaraciones del liderazgo opositor, no hace más que corroborar cuán enterados estaban de esos planes macabros, la misma actitud que asumieron con “la salida”, “laisser diré, laisser passer” (dejar decir, dejar pasar). Aveledo, Capriles, sus amos en el norte, Kerry, Jacobson, la unicidad en el discurso, desestimando las denuncias: “Seamos claros, estas acusaciones son absolutamente falsas y sin base” (portavoz del Departamento de Estado, Jen Psaki, Aporrea, 29-05-2014). Las respuestas dadas a la denuncia, no hacen más que confirmar que, tal cual ocurrió con “la salida”, son parte de un mismo plan y una misma política, encomendada por el imperio y ejecutada por distintos actores pero unidos todos y todas en la MUD, si fallan, entonces saldrá esa instancia política en su defensa. Política bicéfala, que solo empuja más y más a esa organización política hacia inconfesables fines, distintos a la Política y más cercanos a la delincuencia, transformándose poco a poco en una verdadera mafia paramilitar, lo equivalente al uribismo allá en Colombia. De allí, la importancia del discurso del Presidente Maduro de mano duro contra la delincuencia, resaltando el rol que habrá de jugar la Justicia, en esta nueva fase de la Revolución Bolivariana.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2588 veces.



Henry Escalante


Visite el perfil de Henry Escalante para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Henry Escalante

Henry Escalante

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a189125.htmlCd0NV CAC = Y co = US