La columna de Dante

Amada Madre Revolución

Los segundos domingos de Mayo celebramos uno de los días más dulces del año: el glorioso Día de las Madres. Un fuerte abrazo a todas esas luchadoras, gerentes familiares eficaces, formadoras de niños y jóvenes que luego serán buenos ciudadanos. Sin ellas, no hay Patria buena.

Hoy quiero poner énfasis en un sentimiento sublime y diferente: honrar a la Madre de todos los combatientes bolivarianos. A la que nos arropa con su inmensa capacidad anímica, emancipadora y libertaria. A la que cada día nos sorprende dándonos valores éticos renovados, llenos de amor y solidaridad. Por eso hoy estoy rescatando a nuestra amada Madre Revolución. A la fuente Suprema de conocimientos y visiones de cambio profundos, definitivos. A la que cada mañana nos da fuerzas para seguir conquistando espacios de felicidad para nuestra gente, sin exclusiones. Porque somos una gran familia venezolana con una Madre Comandante, llamada Revolución . Una Madre querida por todos, porque en ella nos identificamos.

Hagamos un alto reflexivo en esta batalla continuada para definitivamente derrotar a la Guerra Económica y enarbolar una rosa, ratificando nuestro reconocimiento eterno a los que dieron todo, parar tener una Nación poderosa.

Ahora se viene una Madre Revolución de la Venezuela Potencia que nos merecemos. Un emprendimiento que requiere el aporte en positivo de todos, para sentirnos constructores de un futuro, tal vez no imaginable hoy por lo maravilloso que será.

A esa Madre Revolución le prometo que haré todo para lograr precios justos y abastecimientos inteligentes, batallando desde el Ministerio de Comercio.

Madre Revolución ¡Feliz Día de todo corazón!
Y un beso a todas las madres del mundo.




Esta nota ha sido leída aproximadamente 1468 veces.



Dante Rivas


Visite el perfil de Dante Rivas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Dante Rivas

Dante Rivas

Más artículos de este autor