Pildoritas 85 (año VII)

Cojos y con muletas

Al margen. Hoy, Dios no ha colocado una prueba más que viene a acumularse como consecuencia de las acciones criminales que confirman el inicio de una nueva fase de los planes del imperio, ejecutados por los radicales de la derecha. El objetivo: un líder emblemático, admirado y querido por todos los revolucionarios. Eliecer se suma a los inmortales de nuestra Revolución y su trágica muerte será una razón más para continuar, sin desmayo la lucha que heredamos del Gigante. Paz a sus restos y resignación cristiana a su familia.

Vargas Llosa, Uribe, Kerry, el casi ex de Panamá y tantos otros reclutados por la derecha como una estrategia, fallida hasta ahora, para intentar levantar cabeza aquí y fuera, no son otra cosa que muletas a las que apela una fracasada oposición que no da pie en bola, ni por la vía democrática electoral a la que concurren siempre, con un plan B, y menos por la vía de los atajos en los que siempre han salido cual cucaracha en gallinero, fracturados, chamuscados con su propia candela y además desprestigiados porque no han sido capaces de proponer una alternativa, que no sea copia fiel de un capitalismo que está en caída libre en todo el mundo.

Sin embargo su discurso repetitivo in extremis, es que nuestro socialismo ha fracasado o está destinado al fracaso, cuando reiteradamente el pueblo demuestra su respaldo, cada vez que es consultado, por lo que si se cumpliera el manido discurso derechista, tendríamos que aceptar que este pueblo es masoquista por que siempre vota mayoritariamente a favor de un gobierno verdugo.

Se equivoca de medio a medio quien afirme sobre un fracaso que nunca llega, de un socialismo como el venezolano que aun está en formación, que es sui generis y que no es copia de ninguno, tanto que es objeto de estudio a nivel mundial, no por sus errores, precisamente que los tiene y acepta con hidalguía, pero corrige en el menor tiempo posible, sino por sus éxitos innegables y que están a la vista de todos, menos de los eunucos políticos venezolanos y quienes le hacen eco y coro en el mundo, que siempre salen con las tablas en la cabeza, porque a cada critica malsana, a cada mentira repetida, la respuesta revolucionaria es con hechos y acciones, a favor del pueblo que si ve y se beneficia de ello pero que además agradece cada vez que se le consulta.

Sin embargo no hay que ignorar que por el sólo hecho de tener que inventar soluciones a veces originales, se cae en errores, más cuando bien sabemos que entre quienes actúan dentro de la Revolución, con funciones de gobierno a todos los niveles, existen personas sin mística, sin formación ideológica, sin convicción y por lo tanto presas fáciles para la corrupción e incluso como ha sido revelado en estos días, ha habido quienes desde el campo militar han caído en el error de vender sus conciencias, exponer sus carreras y traicionar la constitución anotándose a los intentos de la conquista del poder por la vía del golpismo y la conspiración.

No se entiende cómo después de las demostraciones innegables de solidez que las instituciones de gobierno han dado, existan aun personas que crean, sin recordar el pasado reciente, que pueden salir impunes e ilesos de intentos estabilizadores como el más recientemente derrotado con las guarimbas con las que obtuvieron el rechazo generalizado de la población y una demostración más de la capacidad oficial para accionar los mecanismos constitucionales y sentar nuevos precedentes de autoridad, los cual les sucede simplemente por que no conocen al pueblo que después del 2002 y 2003, es un pueblo muchísimo más consciente y organizado y dispuesto a defender sus logros.

Ese ha sido el error en el que han reincidido los violentos que con su actitud han arrastrado a casi toda la oposición, que en su mayoría no ha tenido el guáramo para deslindarse oportunamente, lo cual cada vez con más fuerza aparece como no calificada para obtener el poder, a lo cual se suma la carencia de proyectos, programas y alternativas y falta de liderazgo, porque quienes pujan, cada quien por, por protagonismo, se auto demeritan porque, por ejemplo, y este es un caso emblemático entre bastantes, quieren construir ese liderazgo en base a mentiras, m refiero al caso de Julio Borges quien la ha emprendido contra la misión Vivienda denominándola Misión “maqueta”, como si el pueblo venezolano fuese el que aquí tuvimos antes de la llegada de la Revolución y al cual le mintieron durante mas de cuatro décadas, sin contar el experimento con el triderrotado y ejemplo de ineficiencia como gobernante, todo ello les obliga a cojear de tal manera que lo único que les queda es recurrir al uso de muleta importadas, quienes a su vez por su falta de información de nuestras realidades o porque les pagan muy bien, cada vez que hablan la embarran y contribuyen a hundir a la oposición en el lodo en que se encuentra. Esa es la verdad por lo cual tendremos revolución por los siglos de los siglos.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1715 veces.



Saúl Molina


Visite el perfil de Saúl Molina para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: