Salom Mesa: ejemplo de coraje, temple y arrojo

Salom Mesa Espinoza, es el ejemplo de la tenacidad y el arrojo de la militancia política venezolana, un hombre con plenas convicciones de orientación democrática y fiel representante de la clase obrera, desde aquel momento contado por el mismo, cuando por un caballo y una mujer hubo de abandonar a su pueblo San José De Guaribe, llegado a la capital, se hizo obrero textil, vinculándose a quienes en el momento asomaban las ideas de la lucha por un mundo mejor: Salom es uno más, de la gran cantidad de tercos que han abundado en la amplia geografía venezolana y se han forjado en la lucha política no por intereses personalistas sino por plena convicción e identidad con la necesidad de cambiar las estructuras sociales y económicas que crearon las condiciones para la pobreza del pueblo venezolano; Siempre con la lealtad a los principios, que supo mantener durante toda su vida; sin duda un hombre de temple, que padeciendo tantos infortunios, cárceles, persecución, torturas, al final supo asumir la plenitud de la vida, sin rencores, sin falsos ademanes, enfrento la última estación producto de una enfermedad que al final no pudo superar.

Salom Mesa, forma parte de esa casta de hombres y mujeres, que forjaron los inicios de la organización de la clase obrera de la Venezuela todavía rural cuando el imperialismo daba sus primeros pasos, fue expresión junto a Francisco Olivo del socialismo libertario que compartía las ideas del anarquismo, era un socialista y un obrero rebelde. El Che Guevara lo decía, que en todos los revolucionarios hay un Quijote, como queriendo revelar esa vena anarquista, la gran Utopia de la humanidad.

La lucha social y política de Salom, tal como él mismo refiere en carta fechada en 1981 y dirigida a Domingo Alberto Rangel, dice “me produjo inconvenientes pero también satisfacciones. Entre estas el haber establecido estrechas relaciones con hombres cultivados y estudiosos como tú; y durante mis prisiones, el haber podido leer a notables autores. ¿De qué otra manera hubiera podido hacerlo un hijo del pueblo?”.

Escribir sobre Salom Mesa, es reconocer la trayectoria social y política, de uno de los hombres que abrazo la causa social a través de la militancia política, haciéndola con honestidad, siendo fiel a sus ideas se batió internamente en la discusiones que llevaron al partido Acción Democrática a su primera división ideológica que diera el nacimiento al MIR, su intuición política, lo llevo a permanecer dentro de ese partido, a pesar del gran viraje al cual había sucumbido al traicionar a una gran mayoría de seguidores que otrora tuvo esa organización política.

Refiere Salom, que “el gobierno de Rómulo Betancourt fue una estafa a las aspiraciones del pueblo acciondemocratista y, en general a las masas populares. Cuando Betancourt resolvió entregarse al imperialismo y a su agente criollo, la oligarquía nacional, lo hizo descaradamente sin escrúpulos. Algunos, que de la mejor buena fe creíamos en su nacionalismo militante, nos llevamos la peor de las frustraciones” (Mesa, S, 1978).
En su autobiografía denominada “POR UN CABALLO Y UNA MUJER”, editada por Vadell Hermanos, año 1978, Salom comenta, como la rancia oligarquía odiaba al negro Betancourt, le imprecaban su supuesto origen comunista, y luego esta oligarquía le colmo de atenciones a quien se rindió a sus intereses , vale decir a la burguesía, convirtiéndose dicho gobierno en lacayo del imperialismo norteamericano, cumpliendo todas sus peticiones como la destitución del doctor Juan Pablo Pérez Alfonso, solo porque este ejemplar venezolano se oponía a la entrega del monopolio de la electricidad a la familia Zuloaga.

La historia y la vida de los hombres se dan en grandes desencuentros, pues no siempre ocurre lo esperado, las metas por las cuales se hubo de luchar, donde se ha entregado hasta la vida misma. Al tiempo, expreso:” el socialismo no ha existido sobre la faz de la tierra” y vaya que tuvo sus razones para decirlo.

Salom Mesa además de escribir el libro anteriormente nombrado, también tuvo la oportunidad de escribir TRES VIDAS (Relatos) y otro titulado ME LO DIJO LA VIDA ( Elogio de la anarquía), allí en la pagina 37 escribe sobre Dios y los dedos:” Dios creo el mundo. Y lo hizo sabiamente. Tal como los dedos de la mano que son desiguales. Por eso hay ricos y pobres, gobernantes y gobernados, humillantes y humillados, sabios y brutos, honrados y pícaros, altruistas y egoístas, buenos y malos, honestas y putas, fieles e infieles, guapos y cobardes,, leales y traidores. Tal filosofía la escuché en el corredor de mi casa a un señor de puños y espuelas que viajaba a un lugar de Barlovento”. Al preguntar a mi padre ¿qué son los temblores? , me respondió: Son patadas que tira Dios cuando coge una arrechera.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3285 veces.



Heriberto Rivera


Visite el perfil de Heriberto Rivera para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: