2 conceptos claves[1] Costo de la fabricación, y valor de la producción

Si partimos de que en toda mercancía se hallan dos valores, el de uso y el de cambio, es lógico que ambos valores se hagan presentes durante el proceso de trabajo. Así, en toda producción de mercancías aparece la combinación de 2 factores de producción o valores de uso representados por los medios de producción y la fuerza de trabajo.

Ambos factores tienen determinado valor de cambio: los medios de producción, tienen el valor expresado en su precio de compra, y el v. de la fuerza de trabajo, según el precio de la cesta básica o el salario recibido por el trabajador.

Ambos precios, el de los medios de producción y el de los salarios, forman el costo de fabricación capitalista. Este costo se llama capital inicial que está compuesto sólo por valores de uso técnicamente necesarios para la producción de otros valores de uso con un valor de cambio medido por la cantidad de horas-hombre, la de dichos medios y la de la fuerza de trabajo, consumidas durante su fabricación.

De esa manera, en cuanto a al costo de fabricación, ser hallan presentes los valores de uso de los factores de la producción y sus correspondientes valores de cambio. Son estos valores de cambio los que permiten igualar entre sí los diferentes instrumentos de trabajo con los distintos objetos de trabajo y con las variadas presentaciones técnicas de la fuerza de trabajo, y permiten cuantificar así el valor de la inversión correspondiente así como el de su resultado.

Quede claro que una cosa es el precio de la fuerza de trabajo (el salario), y otra cosa la cantidad de valor de cambio que puede añadir el uso de la fuerza de trabajo durante la jornada convenida.

Durante el proceso de fabricación de valores de uso se consume medios de producción y se usa fuerza de trabajo durante el tiempo de la jornada. Mientras el trabajador aplica su fuerza de trabajo está usando y consumiendo instrumentos de trabajo y materias primas, y de aquí que el valor de uso producido con esta fuerza suela alcanzar un valor de cambio superior al costo de fabricación capitalista.

Así: Estos 2 factores tienen usos diferentes. Los medios de producción sirven de ayuda a la fuerza de trabajo y como materias primas para su transformación en nuevos valores de uso por parte de la fuerza de trabajo. No agregan ni reproducen valores de cambio, por eso pertenecen al capital constante. La fuerza de trabajo es productora de todo el valor de uso de toda la producción y, en consecuencia, de todo el valor de cambio añadido al capital inicial. O sea, la f. de trabajo es reproductora del valor de cambio del citado capital constante, y creadora del valor salario más lo que Marx llamó plusvalor, un valor de cambio añadido al costo de fabricación. la plusvalía representa una porción de valores de uso cuyo valor de cambio es la ganancia. Que esta ganancia o la totalidad de la producción de valores de uso se venda o no ya no forma parte del proceso de producción.

[1] Parte importante de la Primera separata de PRAXIS de El Capital, en imprenta.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1619 veces.



Manuel C. Martínez


Visite el perfil de Manuel C. Martínez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: