La humanidad y la pugnacidad político ideológica

La gran y profunda dialéctica que ha tenido la humanidad, desde que el ser humano comprendió la forma de controlar y dominar ideológicamente a su semejante, para convertirlo en persona útil y fiel a su forma de pensar o actuar, da inicio al surgimiento de agrupaciones con precarias formas de organización; tales como los "Clanes", las "Tribus", los "Cantones", las "Comunas", las "Aldeas", las "Comarcas", etc. que paulatina mente permitieron el surgimiento de estructuras urbanísticas o desarrollos de grandes urbes en la medida en que se expandía demográfica mente la población; para ser posible el crecimiento sostenido y organizado de las poblaciones, fue obligatorio demarcar o delimitar espacios territoriales, una creencia totémica común, un código comunicacional (Dialecto - comunicación oral o gestual) lenguajes, idiomas que surgieron después de la invención de la escritura el cual permitió la transición entre el inicio de la historia y su relación con la pre historia, además de describir las costumbres e idiosincrasias comunes, diferentes religiones o formas de reconocer a Dios como el todo poderoso creador del universo; que cada sociedad lo nombra e idolatra de acuerdo a su creencia teológica.

El surgimiento del liderazgo permite la definición y desarrollo del poder que el ser humano lo ha utilizado para explotar y esclavizar a su semejante a su antojo, el nivel de conocimiento de hechos y cosas permite el fortalecimiento de la capacidad comunicativa y el desarrollo de estrategias que el líder aplica para dominar a quien por una u otra causa es minusválido en el saber y el hacer, en el ámbito científico, tecnológico, socio- político, económico y cultural; las condiciones innatas de fortaleza física, intelectual y memorística, son aspectos que coadyuvan en la potencialidad del líder el cual le permite controlar con habilidad y facilidad a la masa poblacional; durante toda la historia el ser humano ha hecho uso de esta condicionalidad para imponer su capacidad de ejercer el poder; los caciques, emperadores, reyes, presidentes de Repúblicas, comandantes o jefes militares, dirigentes y líderes políticos; todos han utilizado de una u otra forma, su fortaleza para someter a su antojo a una población que los admira, idolatra y santifica, bien sea por temor o porque lo consideran el "Mesías" salvador que les garantiza a su modo de comprender, la seguridad que ellos no han logrado porque sus limitaciones se lo impiden.

Disculpen el análisis simplista de esta compleja realidad histórica; pero esta es la dialéctica que se ha debatido y debate en la actualidad a nivel de la potencialidad económica, política, tecnológica, científica, social, religiosa y cultural que marca el devenir de los entes humanos en nuestro planeta tierra; tanto la ideología socialista utópica u ortodoxa o democrática del mundo oriental y occidental, además de la cristiana-socialista primitiva liderada por Jesús de Nazaret o (Jesucristo), pasando por las ideas socialistas de Saimon, Hegel, Engels, Marx, Lenin, Stalin, Mao, Fidel, el Che Guevara, Rosa de Luxemburgo, Antonio Gransi, Hugo R. Chávez Frías y otros, que a pesar de sus virtudes , errores, triunfos y fracasos, dentro del campo humanista dieron y han dado su vida en la lucha por las conquistas orientadas al adecuado desarrollo de una sociedad justa y equitativa; tal como lo han hecho históricamente, los imperialistas con la ideología monárquica, colonialista, esclavista - capitalista, cuyo máximo mentor moderno fue Adán Smith y a él lo siguieron otros ilustres mentores planificadores de las más exitosas formas de explotación del ser humano productor de bienes y servicios, haciendo lo posible y lo imposible para apropiarse de los recursos naturales, sus espacios geográficos, mancillarles sus culturas e imposibilitar les su desarrollo socio- educativo y económico, utilizando su poderío militar y comunicacional para lograr tal misión y propósito.

Ambas ideologías han pugnado a lo largo de la historia por mantener la conquista del poder económico y político; pero la ideología capitalista con la irrestricta cooperación del lacayismo y el liderazgo sumiso, entreguista, se han impuesto mediante la utilización de las actuaciones militares en el desarrollo de acciones bélicas tales como: golpes de Estado, invasiones, magnicidios, "Guerras", pasando por la manipulación psicológica a través del poder tecnológico de la comunicación (Redes sociales, TV, prensa escrita) y otros medios de destrucción socio - psíquica masiva o selectiva, para mantener la vigencia y fuerza de su poder.

Es por todo lo antes descrito, que al in surgir líderes de ruptura que se oponen a cualquier esquema de dominio socio político y económico dirigido a la destrucción de sus naciones, son rápidamente catalogados o etiquetados de contrabandistas, terroristas, narcotraficantes, corruptos, dictadores, locos y todos los epítetos o apelativos habidos o por haber; la oligarquía imperial capitalista se ha caracterizado a lo largo de la historia por ser: esclavistas, racista, xenófoba, fascista, terrorista y como buena parte de los imperialistas son judíos, aplican con fuerza el sionismo excluyente para pisotear a quienes religiosa mente no forman parte de su práctica espiritualista o teológica, es por ello que atacan con tanta ferocidad a la religión musulmana y a otras que se les oponga a sus pretensiones expansionistas.

En mi país Venezuela, históricamente nos hemos caracterizado por ser paladines de la libertad, la paz, defensores de nuestra soberanía y amantes de la democracia, hemos sido a nuestra forma y estilo, eternos revolucionarios, pero no guerreristas invasores de espacios geográficos y soberanías de otras naciones, hemos venido luchando contra ese capitalismo colonialista imperial desde la colonización española, pasando por las luchas indigenistas, las guerras de independencia lideradas por el Libertador Simón Bolívar, el Generalísimo Francisco de Miranda, José Antonio Sucre y otros no menos notables precursores de la gesta independentista, hasta las sublevaciones federalistas.

Esta dialéctica política, no ha sido lo suficiente mente explicada al pueblo llano, para que comprenda la importancia de evitar con la inteligencia y la fuerza necesaria, el retorno al poder gubernamental de la República de quienes siempre han compartido con el imperio norteamericano y europeo, la expoliación del recurso natural petróleo del cual somos dueños y ocupamos el primer lugar mundial en reservas de hidrocarburos probadas y grandes reservas de gas natural, hídricos, además de contar con otros recursos energéticos y naturales de vital importancia

La situación que hoy vivimos en Venezuela, el cual está bajo el acoso permanente de quienes ejercen las guerras de cuarta generación, igualmente la han vivido en el resto de los países de América Latina, Centro América y el Caribe que se han decidido a luchar por su justo auto desarrollo; "Casos: Cuba, Panamá, Chile, Grenada, Guatemala, El Salvador, Nicaragua, Honduras y ahora Venezuela"; de tal forma que el proceso dialéctico que ha mantenido comunicacional mente la lucha por imponer distintos enfoques políticos de gobernabilidad en Latinoamérica continuará porque el nuevo presidente de los estados unidos, gobierna obedeciendo a la política de opresión y de expansión que impone el "Halconismo" del imperio capitalista gerenciado por los grandes dueños de las empresas transnacionales del petróleo, medios de comunicación, fabricantes de materiales bélicos y transporte, para sobrevivir a su propio desgaste, ello hoy lo demuestra la instalación de las bases militares estadounidense en Colombia, Paraguay y otras naciones del Caribe; la repotenciación del "Comando Sur y la IV flota", el plan perfilado a fomentar y ejecutar guerras de invasión a mediano y largo plazo.

La sustentabilidad de nuestro desarrollo, la han detenido las guerras federales, las dictaduras lacayistas del imperio capitalista, los regímenes mal llamados democráticos también entregado incondicionalmente al servicio del imperio capitalista; pero desde el año 1.998 hasta la presente fecha, se ha venido desarrollando un proceso revolucionario socialista que pugna por mantener una real independencia política y económica que permita el desarrollo de una sociedad más justa, equitativa e incluyente; por ello quienes son amantes incondicionales de la ideología imperial capitalista, hacen lo posible y lo imposible por derrocar al régimen gubernamental anti imperialista que lidero asertiva mente el Cmdt. Hugo Chávez y hoy lidera el Sr. Nicolás Maduro Moros, quiénes habilidosa mente con ideas y actuaciones oratorias no muy ortodoxas ni agradables para la burguesía y sus lacayos, los ha mantenido a raya a pesar de haber cometido algunos errores políticos y administrativos, al mantener en las esferas del poder gubernamental a un fuerte grupo de personas oportunista que ideológica mente no están ganados para garantizar la permanencia del proceso revolucionario, sino que al contrario lo que hacen es fortalecer sus particulares arcas financieras; anormalidad que el Presidente Nicolás Maduro por orientaciones recibidas del Cmdt. Hugo Chávez antes de fallecer, ha venido corrigiendo con la solicitud y aprobación de la Asamblea Nacional, de las Leyes Habilitantes

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1250 veces.



Freddy Marcial Ramos


Visite el perfil de Freddy Marcial Ramos para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a184833.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO