Arrechos o no

¿Por qué aún somos gobierno? Mensaje para los camaradas chavistas

Ayer se me permitió publicar en el portal web aporrea.org una reflexión sobre las razones por las cuales la embestida fascista promovida por un importante y visible sector de la dirigencia opositora venezolana desencadenó en varios municipios del país y que aún mantienen con cierta tendencia a extinguirse, apoyados ahora por un montón de mercenarios y un par de opositores de buena fe que se creen el cuento del castro-comunismo, la “ilegitimidad del ilegitimo” y toda esa paja, ha fracasado.

Comencé aquel escrito con dos temas que son tema obligado en hogares escuálidos, chavistas o “mixtos”, el desabastecimiento, la inseguridad, la inflación y mencioné que era justo coincidir en que la gestión gubernamental no ha sido acertada en estos temas en específico, sin exonerar a algunos sectores que adversan el proyecto político que apoyamos de contribuir de forma determinante a esta situación.

En aquella oportunidad me tomé la libertad de intentar explicar cómo es que aún a pesar de que este rrrréeéégimen es tan malo para algunos o la está cagando de forma exponencial para otros (los mas disociados) sigue “vivito y coleando” y las guarimbas, los “estudiantes” y los artistas al parecer no le hacen coco a Nicolás, sin embargo mis estimados camaradas hay que tener en cuenta que:

1.- Digan lo que digan aún somos mayoría (aunque suene soberbio decirlo así), ganar 18 de 19 elecciones no es ninguna pendejada, pero tenemos que aceptar que desde hace un par de procesos para acá estamos perdiendo el fuelle, ese encanto que nos caracteriza, nos conformamos con aceptar el discursito pajúo (aunque vigente aún) de que la derecha nacional e internacional atenta contra nosotros y que sus lacayos mediáticos “conspiran a su favor” (profeta agárrate), y que lo nuestro es pura gestión que provoca morir de alegría. Dejémonos nosotros también de bolserías camaradas, hay vainas que están funcionando terriblemente mal y nuestra dirigencia nos quiere tapar esa realidad con retórica, asumamos nosotros el peo porque desde la derecha opositora (y la nuestra también) nos van a dar una sorpresita.

2.- Siempre he creído que el mayor activo político de la Revolución Bolivariana es la imbécil dirigencia opositora que se le enfrenta, hoy ante la situación que vive el país parece que tal pensamiento es una realidad. Resulta que el desabastecimiento, la criminalidad y la inflación dejaron de ser banderas de protestas –pacíficas- de la oposición y fueron sustituidas por esa palurdez infinita, violenta e injustificada de “abajo la dictadura”, “fuera los cubanos”, “estamos perdiendo la democracia” así como otros casos que eran realmente para sentir pena ajena: “devuélvenos rctv”…..no obstante compañeros, gracias a esta dirigencia opositora con su poca o nula visión política, su desesperada ambición y su debilidad al dejarse presionar por factores externos para acelerar un cambio de gobierno de la forma que sea, se les ha olvidado momentáneamente las razones por las cuales están arrechos y eso nos ha favorecido al punto que me atrevo a asegurar que inmediatamente después de que este orgasmo guarimbero fascista culmine, el gobierno del presidente Maduro saldrá incluso fortalecido….aunque solo por unos meses.

3.- Y por qué solo unos meses? Ah pues simple y eso lo sabemos de sobra ya camaradas: tenemos un montón de infiltrados que están chupándonos la savia revolucionaria desde hace tiempo, esto nos ha quitado encanto, vulgo, seducción, incluso norte y cada vez más el pueblo de alguna u otra forma nos lo está cobrando, especialmente en las urnas electorales y eso para esta revolución puede resultar fatal. NO se puede construir el socialismo con un montón de chulos disfrazados de rojo rojito, blandiendo el libro azul con un fanatismo falso que da asco y pretendiendo que les sigamos porque ellos son los “ungidos” no se sabe por quién y hay que pararles bola.

Esta situación es realmente delicada compas, en lo personal yo estoy megarecontra arrecho con el gobierno, pero honestamente me ha producido tal rechazo las acciones que ha emprendido la derecha (mas de lo habitual), que indudablemente en cualquier escenario defiendo y defendería a la actual administración, pero no nos caigamos a coba camaradas, nosotros también tenemos plomo en el ala y que jode y hay un cojonal de funcionarios que lo mínimo que provoca es mandarlos lejísimos al carajo con una buena patada por ese culo, incluidos unos cuantos ministros y altísimos funcionarios cuyo compromiso revolucionarios es similar a la sutileza que caracteriza mis palabras.

4.- Entonces la gran pregunta, qué hacer? No dejo de tener serias dudas sobre la certeza de que el rumbo que el gobierno le ha dado a su política económica nos lleve al fulano socialismo que decía el cmdte Chávez y esa guevonada de pretender “decretarlo” es una vaina tan bolsa como los sifris que viven añorando a rctv y luchando por la libertad de expresión. En este sentido cobra fuerza la opción de avanzar por “nuestro lado” tomando algunas instancias que nos negamos a ocupar, a apropiarnos, y en lugar de ellos algunos terminan como unos arribistas utilizando tales instancias de organización para acceder a algunos recursos económicos que el gobierno transfiere.

Me refiero a las formas de organización popular que esta Revolución Bolivariana ha auspiciado, pensamos que con el acta registrada de un consejo comunal, una mesa técnica y un par de compañeros ilusos vamos a conquistar el mundo, o ya se hizo el socialismo y ahora a hacerse de los churupos que los burócratas rojos dejan caer al suelo. Pensamos que esto de la organización popular para un opositor es una mariquera, y de hecho para muchos lo es; pero se han preguntado cuantos consejos comunales existen en municipios como Chacao, San Diego, Naguanagua,? Por solo nombrar los mas escuálidos del país que se me vienen a la mente? Revisen estadísticas y se llevarán sorpresas.

Entonces compañeros aquí no queda otra que organizarnos, pero a conciencia, no solo porque “ando arrecho con Nicolás y ahora no quiero al maluco ese”; no podemos tener esas actitudes pendejas ante los problemas del país, efectivamente hay cosas que decepcionan, la última de ellas que el presidente venga a decirnos que cuenta con el respaldo de un sinvergüenza como Gustavo Cisneros para fortalecer su gestión. Nojoda, ya podemos deducir qué clase de socialismo vamos a construir con tremendo delincuente.

Sin embargo y aunque parezca contradictorio, debemos tener una visión global de lo que sucede, estratégicamente ahora debemos no solo apoyar buena parte de las políticas que el gobierno está adelantando, especialmente las encaminadas a lograr la paz en los 8 municipios de todos los 335 que tiene el país (un cojonal pues….); eventualmente a algunos nos parecerá un error garrafal llamar a los que tradicionalmente nos han escoñetado, pero veamos el escenario camaradas: el gobierno tiene un margen de maniobra bastante reducido producido no solo por la contrarrevolución, sino también por esta terrible incoherencia que ha caracterizado al gobierno desde hace bastante tiempo para acá. No obstante, como lo señalé anteriormente, salvar la revlución pasa en este momento obligatoriamente por defender al gobierno que actualmente la dirige, con todas sus lacras incluidas.

5.- Otra vaina: y esto es un ejercicio de paciencia, hay que hacer un esfuerzo con los disociados que tenemos como primos, hermanos sobrinos, hijos, amigos, etc. Yo apuesto que la mayoría de ellos llevan un “chavista frustrado por dentro”; aún tenemos cosas positivas que mostrar de estos 15 años. Comenzamos admitiéndoles a ellos que no somos unos autómatas, que apoyamos un proyecto político por razones más que justificadas y que precisamente su carácter auténticamente democrático, progresista, pero sobretodo patriota, lo hace perfectible, es decir le permite superar terribles las deficiencias que por desgracia aún tiene. Esos carajos que en ocasiones hemos mirado con cierta arrecherita son también nuestros camaradas, este proyecto también es de ellos, habrán casos cuya disociación ya haya hecho “metástasis”, pero la mayoría son recuperables. Comencemos por aceptar nuestros errores con humildad, pero defendamos con argumentos –que los tenemos- lo que también está a la vista pero deliberadamente esta siendo silenciado.

Compañeros del chavismo, tengamos presente que nuestra lucha no es solo para deslastrarnos del farsante que destruye al proceso desde dentro, sino hacerlo desde esta misma revolución, el objeto es fortalecerla, perfeccionarla y hacerla irreversible; confundir el propósito y dividir nuestros esfuerzos puede ser fatal y las consecuencias las sufriremos tanto los que hoy marchan con una franela roja, como aquellos que hoy se disfrazan de blanco.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3828 veces.



Neftalí Reyes


Visite el perfil de Neftalí Reyes para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Neftalí Reyes

Neftalí Reyes

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a184141.htmlCd0NV CAC = Y co = US