Presidente, pare esta barbarie

Presidente, llegó la hora de actuar. No se puede seguir tolerando que venezolanos y venezolanas sigan cayendo asesinados por francotiradores. Los guarimberos han entrado en una fase sumamente peligrosa. Esta fase es la de asesinatos indiscriminados. Las guarimbas han disminuido, pero las que quedan son verdaderamente peligrosas. La desesperación ha invadido a los inadaptados, violentos y criminales  que mantienen estos actos. Y es cuando apelan al terrorismo amenazador, con mensajes de terror y los asesinatos a militares, como un medio de provocarlos para que respondan con las armas, con el fin de que CNN difunda por el mundo que el gobierno está matando a mansalva a los “estudiantes pacíficos”.

Presidente Maduro, ya los venezolanos y venezolanas que amamos la paz no aguantamos más a estos locos que mantienen sumido en el miedo y el terror a urbanizaciones de varios sectores de Caracas, Mérida, Táchira y Bolívar.  Por ejemplo, en el Municipio Caroní, del estado Bolívar, los guarimberos han tomado a ciertas urbanizaciones las 24 horas del día. Trancan calles y avenidas. Derriban árboles, queman carros, destrozan bienes públicos y privados. Cometen cualquiera tropelía, sin que tengan el menor respeto por los derechos humanos de estos habitantes.

Presidente, el Estado no puede continuar con tanta pasividad, ante estos hechos violentos y criminales. Nuestra Carta Magna contiene mecanismos constitucionales para actuar, respetando los derechos humanos, por supuesto, para someter a estos locos, antes que sigan asesinando y destruyendo impunemente. Por otro lado, hay que presionar a los alcaldes de la oposición para que cumplan con su deber, no permitiendo guarimbas en sus territorios. Ellos fueron elegidos para servir a la gente y protegerla    del vandalismo, para evitar muertes innecesarias y preservar la vida.

Presidente, usted ha demostrado tener una gran tolerancia y una gran paciencia. Ha llamado a la sociedad a diálogos de paz, incluyendo a los estudiantes verdaderos, así como a jóvenes trabajadores y a luchadores sociales. Su liderazgo ha mantenido a la militancia del PSUV en una onda de paz y sin  caer en provocaciones. Eso ha sido una decisión correcta. Pero ya basta. El Estado tiene que actuar con eficacia contra los locos que por más de un mes tiene sumido a ciertas zonas del país en un caos: asesinatos de militares, jóvenes estudiantes y luchadores sociales, así como a ciudadanos indefensos y alejados de esta contienda. Presidente, por favor, pare esta barbarie. ¡Volveré!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1198 veces.



Teófilo Santaella

Periodista, egresado de la UCV. Militar en situación de retiro. Ex prisionero de la Isla del Burro, en la década de los 60.

 teofilo_santaella@yahoo.com

Visite el perfil de Teófilo Santaella para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Teófilo Santaella

Teófilo Santaella

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a184125.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO