¡Por Siempre Chávez!

Hoy todos, la mayoría, sí la gran Mayoría de los venezolanos estamos nostálgicos por la partida física de nuestro Comandante y Padre Hugo Chávez Fríaz. No ha sido fácil llenar ese vacío con todo el esfuerzo que se hace desde el gobierno y aún desde nuestros Pueblo y aún así con ese amor hacia él seguimos adelante a pesar del odio, la rabia, el desprecio y la intolerancia que lo asesinaron y muchas veces en vida lo hirieron e hicieron derramar en su soledad lágrimas, lo sabemos porque al igual que todos nosotros fue humano, no eras un Dios ni mucho menos un ángel, pero sí un ser humano excepcional, elegido por Ellos nuestros hermanos mayores y nuestro Eterno Creador para que estuviera por 14 años directamente con nosotros y aprendiéramos a vivir con dignidad.

Llenaríamos libros enteros si cada uno de mostros escribiéramos todo lo que significó Chávez en nuestras vidas, desde aquel POR AHORA hasta su despedida aquel diciembre que mi corazón saltó porque sabía desde lo más hondo que era la última vez que le veríamos por televisión. Chávez fue único, original, auténtico, jovial, niño, adulto, femenino, masculino, profeta, padre, Madre, líder, hijo, hermano cómo pudo llenar tanto un ser humano que lo que lo encendía por dentro era un amor libertario por la Patria.

Cuántas infamias, cuántas mentiras, cuántos ataques y traiciones, cuántas incomprensiones, cuántas dudas sobre su persona, cuánta malicia infundada, cuántas cosas malas y distorsionadas nos dijeron de él; jamás un ser humano en este país recibió tanto ataque pero él allí perdonando, entendiendo, agigantándose cada vez más en el corazón de todos los que buscábamos a tientas en la oscuridad de la desesperanza esa luz que Chávez trajo para que nos guiáramos y encontrásemos nuestra dignidad, nuestra libertad, nuestro orgullo patrio, y todo aquello que estaba dormido en nosotros.

Fueron más de 14 años que Chávez latió en nuestro corazón, invertimos horas viéndolo por televisión, por radio o en persona escuchándolo, vimos en sus últimos momentos de campaña con el Pueblo llorar y ser uno más de nosotros, allí en la esquina, en las casas, en el parque, en la playa, en el campo, en el abasto, allí como tú y yo, en su Sabana, en su Pueblo con su familia, mientras que un reducido grupo de poderosos movían los hilos para herirlo, lastimarlo, apagar esa llama de amor que Dios encendió en él y a través de ese pequeño fuego se incendiará de amor y esperanza toda una nación.

Chávez, mi querido Chávez, mi amado Comandante cómo no agradecer tanto, cómo no recordarte, pensarte, escucharte allí en la brisa, en el viento, en la noche, en los arboles, allí en la soledad más de adentro viendo a cada minuto germinar solo amor y esperanza de seguir viviendo y defendiendo a cada paso el legado que nos dejaste.

Mis hijos e hijas, mis nietos y nietas sabrán de ti cada cosa, cada momento porque nosotros vivimos contigo las angustias, los pesares, las alegrías, los esfuerzos y los sueños de hacer Patria como tú nos enseñaste. Por Siempre Chávez vivirás en nuestras almas.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 862 veces.



Julio César Colmenares

Comunicador alternativo.

 juliocesar1221@gmail.com

Visite el perfil de Julio César Colmenares para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Julio César Colmenares

Julio César Colmenares

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a183608.htmlCd0NV CAC = Y co = US