Posible inmigración de empresarios extranjeros

La atractiva tasa de ganancia venezolana[1]

Hemos estado tratando las potenciales irregularidades comerciales propias de una empresa nacional que ha gozado hasta ahora de máximas libertades en materia de costos y márgenes de ganancia.Hasta el año pasado reciente, a lo sumo, sólo se había fijado algunos precios a algunas mercancías que por lo general terminaban siendo burlados sin penas ni sanciones ejemplarizantes.

Hoy la evaluamos a los ojos del empresariado extranjero aún no establecido en nuestro país, muchos de los cuales han sido mediáticamente alejados durante la presente  V República Bolivariana por el propio empresario rentista   de vieja, rancia y parasitaria burguesía nacional y de muchos extranjeros ya establecidos en el país. Cierto egoísmo comercial y su intuición burguesa los han  animado a desprestigiar la patria que los cobija a fin de alejar posibles competidores.Las tasas de ganancia europeas y norteamericanas, más que impuestas por el Estado, son expresión de las elevadas composiciones orgánicas de sus capitales que ocupan mucho capital constante, muy pesado, y relativamente poca mano de obra viva.

Los recientes hallazgos alcanzados por las auditorías  practicadas por  la superintendencia de costos, ganancias y precios,   con tasas de ganancias del orden de 2.000%- sobre el costo- y más[2], y hasta con varias rotaciones de capital anuales,   no pueden menos que dejar perplejo al mundo económico euronorteamericano[3] .

 Por esta razón creemos que la Ley de Costos, ganancias y precios justos de Venezuela es una brillante luz intensamente verde que está invitando al capital extranjero, en manos de empresarios menos rentistas y más capitalistas, a que emigren hacia nuestro país. Mientras más pronto lo hagan menos competidores tendrían por aquello de que quienes pegan primero, pegan dos veces.La mediática que los ha mantenido alejados y desconfiados deben revisarla.

   Ciertamente, esta ley ha disgustado mucho al empresario venezolano, acostumbrado como ha estado a una escasa regulación comercial por parte de un Estado sumiso y muy ocupado con sus propios negocios en manos de gobernantes corruptos que han robado y dejado robar, como es todos conocido.

 Ahora que con la Ley de Precios Justos el Estado busca preservar el salario mejorado que viene disfrutando la clase trabajadora, no sólo se muestra flexible con una tasa de ganancia que casi duplica con creces las tasas medias de Europa y de Norteamérica, sino que, aun sin proponérselo, busca incentivar a nuevos empresarios con mayor racionalidad comercial burguesa y con menos apetitos insanos propios del tradicional empresario criollo, muy hábil para marramuncias y muy incompetente   para industrializar el país potencia que se está despertando.

Podemos decir: Empresarios del mundo, venid a nuestra patria, los esperan jugosas ganancias.

01/03/2014 03:50 p.m.


[1] http://www.avn.info.ve/contenido/ganancias-excesivas-y-usura-son-penadas-mundo

[2] Para tener una idea sencilla del significado de estas elevadas y groseras tasas de ganancia: Cuando un comerciante vende al doble de su costo de compra, gana 100% (50% sobre la venta); si vende al triple, gana 200% (66,6% sobre la venta), y si vende al décuplo, g. gana 900% (90% sobre la venta). De manera que cuando vende a un precio = 21 veces su costo, se gana 2.000% (95% sobre la venta). Este descarado margen de ganancia significa que, prácticamente, este comerciante le arranca a usted la cartera a cambio de nada.

[3] http://www.avn.info.ve/contenido/ganancias-excesivas-y-usura-son-penadas-mundo



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1550 veces.



Manuel C. Martínez


Visite el perfil de Manuel C. Martínez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: