¿El Presidente Maduro en la mira de mercenarios?

No sé hasta dónde llegará la espiral del silencio de los medios de difusión masivos. El Presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, así como miembros de su Gabinete, denunciaron que encontraron un mercenario del Medio Oriente en Venezuela. Las sospechas según las cuales venía a propiciar una masacre no solo cobran fuerza, sino que tienen asidero en lo complejo que se han vuelto estas acciones de terrorismo, llevadas a cabo por sectores de la ultraderecha del país que ha demostrado no tener corazón. Que nada siente ni padece.

Los medios han entrado en una enfermiza relación no sólo con el Gobierno, sino con el Estado y con los venezolanos en general: negar, rechazar, ocultar, invisibilizar, manipular y hasta ridiculizar todo cuanto proviene del poder legítimo, específicamente del Presidente Nicolás Maduro y de su tren Ejecutivo, se ha convertido en el plato del día.

Como podemos corroborar, la noticia del mercenario ha quedado como un asunto más, como cuando se realiza un anuncio sobre algo, en torno a cualquier cosa. Hasta allí…

Vale recordar que el pasado lunes el Jefe del Estado denunció que había un plan en el país para colocar carros bomba y generar más violencia en Venezuela. Tal aseveración la hizo luego que funcionarios de inteligencia capturaran al mercenario en el estado Aragua, quien tenía en su poder 11 teléfonos internacionales. De esta forma, la situación de violencia que se produciría en Venezuela quedaría pendeja ante experiencias como las de Libia o Siria…

No obstante, nadie habla del hecho. Los medios de comunicación no investigan el caso. Ningún periodista señala la necesidad de averiguar si existen otros mercenarios por allí tratando de generar el quiebre final, a través del terrorismo.

En todo caso, creo que el periodismo debe activarse, pero el verdadero periodismo, el mismo que Gabriel García Márquez denominó el mejor oficio del mundo. La profesión en la que creo más allá de las estructuras de los medios de comunicación y de sus dueños. Así, existe un gran reto para los periodistas de los medios oficiales: también deben indagar, pues es altamente probable que el Presidente venezolano continúe, sin saberlo, siendo el blanco de otro esbirro a sueldo.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1614 veces.



Marbelys Mavárez


Visite el perfil de Marbelys Mavárez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: