11 años del asesinato de Beto Zamora

Al compañero Beto Zamora lo asesinan el 26 de Febrero de 2003, venia de un año 2.002 de batalla tras batalla y de un largo periplo organizativo, aún cuando el Comandante Presidente Chávez, en el Alò Presidente del 3 de marzo de 2.003 desde Barquisimeto da la orden de investigar el caso de Beto Zamora hasta sus últimas consecuencias, eso nunca se hizo, el caso de Beto quedó en el limbo y hoy ese expediente reposa en una gaveta de la circunscripción judicial del estado Falcón donde fueron enviados por la Magistrada ya fallecida Ninoska Queipo Briceño con la instrucción de reabrir el caso. Beto y los centenares de campesinos asesinados por el cipayaje pro imperialista son materias pendientes del Proceso de la Revolución Bolivariana.

El Caso de Beto es un caso emblemático para los falconianos que creen que otro mundo es posible, por que a Beto lo asesinan por Patriota, lo asesinan por defender a Chávez, lo asesinan por luchar contra el tráfico de influencias.
Sobre Beto Zamora todavía queda mucho por escribir, sobre todo para las nuevas generaciones, para aquellos que estaban en primaria en el año 2.003 y hoy son los y las jóvenes que enarbolan las banderas victoriosas del Estado Comunal, para ellos y ellas se seguirá escribiendo, para que entiendan que al proceso revolucionario llegó gente dispuesta a la lucha por un mundo de iguales, a dar la vida si es necesario por la justicia social y la soberanía de la Patria, que no se confundan con los advenedizos que llegaron al proceso para enriquecerse, para darle palos al presupuesto regional como si fuera una piñata. Beto nunca fue funcionario, defendía el proceso en la calle, el 11 de abril en el Cerro Galicia, durante el sabotaje petrolero, en la defensa del CRP, en La Campiña, Beto se multiplicaba, buscaba la información, activaba, por algo era el mejor soldado de Chávez en Falcón. Beto asumió su compromiso con Chávez y la Patria con pasión, las pasiones no se entierran en el cementerio, sino en la tumba de un pájaro, en la semilla volantona de un orumo, en un trozo de madera roído por la lluvia, allí desafiaran el tiempo.

Cuando nuestro Comandante Presidente se da cuenta que dentro del capitalismo no hay solución a los problemas estructurales de la humanidad y decide liderizar al mundo en la búsqueda hacia un nuevo tipo de sociedad, reflexiona en el Jardín Botánico fija el rumbo y anuncia, nuestro proceso es anti imperialista y de transición al Socialismo del Siglo XXI, ya Beto había sido asesinado por la anti patria, pero Beto que vio de cerca la explotación capitalista, que la sufrió, creía en el poder para los humildes, para los pataenelsuelo, para los desheredados de la tierra como decía Frank Fannon y por eso luchó y por eso murió, cuando Beto decía Patria o Muerte no era un cliché, era un compromiso con aquellos que regaron nuestra tierra con su sangre noble y generosa en la búsqueda de una utopía que hoy nos empeñamos en alcanzar, era un compromiso con Bacoa, con José Leonardo, con Zamora, con Pio Tamayo, con Miguel Noguera, con Argimiro, con Fabricio. Con el ejemplo de Beto debemos construir un Nuevo Estado Falcón, donde no se repitan las injusticias, ni las sociales, ni las jurídicas de la IV República como lamentablemente hemos presenciado en nuestro querido lar, inocentes pagando condenas por retaliaciones políticas, todavía estamos a tiempo.
Faltan 3 días para un nuevo aniversario de la caída del Comandante de las FARC-EP Raúl Reyes en Sucumbíos (Ecuador) y siete días para los tres años desde cuando La Comandanta se fue con su irreverencia a luchar en otras latitudes, coincidiendo el día de su viaje con el de su amado Comandante Chávez. Con Beto, con Lina y con Chávez superaremos los obstáculos e iremos con el corazón lleno de gozo al encuentro del sueño de los sueños, la Patria Libre, Justa y Soberana: la Patria Socialista, la Patria nuestroamericana.

Recordar hoy a Beto, es recordar a Antonio Gramsci y sus angustias, en una carta escrita en la cárcel dirigida a su madre ese revolucionario italiano y del mundo planteaba... Yo no hablo nunca del aspecto negativo de mi vida, en primer lugar porque no quiero ser compadecido: era un combatiente que no ha tenido suerte en la lucha inmediata y los combatientes no pueden ni deben ser compadecidos cuando han luchado no por obligación sino porque lo han querido conscientemente”.

Libertad a Sonia y Simón Trinidad prisioneros del Imperialismo Yanky
El Principal Legado de Chávez, El Socialismo.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3167 veces.



Jesús Borges


Visite el perfil de Jesús Borges para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: