Carta a un amigo panameño

Apreciado Guillermo F.

Por acá me acerco a ti para comentarte que además de que la derecha fascista no puede soportar que los pobres de mi país coman bien tres veces al día y que ante la impotencia de no poder ganar elecciones (hemos tenido 14 elecciones en los últimos 15 años y sólo perdimos en un referéndum para la reforma de la Constitución. La última de esas elecciones nos dejo con el 75% de las alcaldías y de 24 estados 21 tienen gobernadores chavistas), hayan decidido sembrar la violencia.
En el mundo han pasado y están pasando muchas cosas y lamento que el Departamento de Estado esté tan locamente interesado en las reservas comprobadas de petróleo más grandes del planeta que se encuentran en Venezuela y que sigan empeñados en no considerarnos sino seres humanos de tercera, a los que ellos deben gobernar, según los designios divinos del Destino Manifiesto. Lo cierto es que frente a la violencia de la oligarquía lacaya levantamos una barrera de amor, para impedir que Venezuela se convierta en la "pelea de perros" que quiere el imperio.
Esa barrera de no violencia, es lo que nos ha permitido cargarnos de paciencia evitar las provocaciones y hacerle frente al cerco mediático internacional que quiere mostrar a la revolución bolivariana y a nuestro pueblo como "ordas violentas" - no lo somos, ni lo seremos. Por eso quise llamar tu atención sobre las malhadadas declaraciones de Rubén Blades acerca de lo que ocurre en Venezuela. Blades sustenta sus declaraciones en informaciones recibidas de sus "amigos venezolanos".
Muy particularmente y desde su fracasada gestión como político de derechas y peor ministro de turismo, a Rubén Blades lo borré de mis afectos porque soy una persona que cree en la integralidad y veo al ser humano como una totalidad indivisible y no voy a aceptar que un hombre con cuyo pueblo se ha cometido el crimen de El Chorrillo, siga lamiendo las botas del gringo que asesinó, violó y luego se burló de ese pueblo.

Se es hombre de la cabeza a los pies y por los cuatro costados o no se es íntegro; no existe eso de que es buen músico, pero se afilia a la derecha fascista que está incitando a la violencia, matando gente y conspirando contra mí pueblo.
Tenía muchos años que no te escribía, ojalá esta siga siendo tu dirección de correo electrónico; con los años las personas suelen cambiar, no ha ocurrido así conmigo, sigo del lado de Bolívar, Martí, Sandino, Zapata, Fidel, El Che y de Chávez.
Hemos logrado diseñar un modelo social alternativo y eso los gringos no lo perdonan, pero allá ellos, no estamos solos: Bolivia, Ecuador, Argentina, Uruguay, la Celac y la Alba representan una nueva fortaleza para los pueblos que luchamos contra el hambre, la humillación y para que la integridad moral sea tal que en nuestros pueblos no haya más "artistas" que laman las botas del maldito que oprime a su propio pueblo y lo mantiene en la ignorancia y la pobreza.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1623 veces.



Marco Aurelio Rodríguez


Visite el perfil de Li Min Wu Rodríguez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: