El fascismo del anticastrismochavista

El castrismo es una tendencia política del pensamiento cubano, su nacimiento data de la revolución cubana a mediado del siglo XX contra la dictadura de Baptista hace 56 años donde con su derrocamiento, se vino abajo el capitalismo en Cuba, en cambio en el siglo XXI Venezuela, el chavismo se consolida como un pensamiento político por la vía de una revolución pacífica, ambos pensamiento acuñados en el término castrochavismo, por parte de la oposición, pretenden denigrar el espíritu de ambas revoluciones para tildarla de corrientes antidemocráticas, por el hecho de no apoyar el modelo clásico, de democracia liberal representativa propia del capitalismo. Todos recordamos la noche liberal, la maquila, el desmontaje del estado, la quiebra masiva de empresas públicas, la privatización, la pauperación social, en pocas palabras la ruina económica en que nos sometió el capitalismo a finales del siglo XX, llamándose la década perdida, asi que la conversión de un país en miserable no nada nuevo, echemos una mirada al mundo, el saqueo de Libia e Irak, para que veamos que nos espera con aquellos anticastrista chavistas cuyos programas populistas eran dádivas para un pueblo convertido en paria en su propia tierra.

Así que ni un siglo bastó de explotación petrolera para hacer el milagro económico en el capitalismo venezolano, heredamos unos empresarios parásitos de divisas, enfermos de cadivismo, así fue el devenir de empresarios hasta llegar el siglo XXI, donde se pretenden frenar la revolución productiva, con desinversión, desabastecimiento, paro productivo en respuesta a la ley de precios justos contra la especulación. Dos modelos se debaten, el capitalismo dependiente, y el socialismo bolivariano. La insolvencia financiera del Estado es falsa, el apoyo de China, Rusia entre otros países en la faja del Orinoco, sus reservas demuestran el activo disponible a futuro como fortaleza económica. En relación a las deuda a las aerolíneas, proveedores comerciales entre otros hacen creer que está arruinado el país, otro tanto el campo, la industria, la banca,, el comercio, los servicios, todo es una falacia para presionar al gobierno, para estigmatizarlo en su gestión, lo cierto es que al país pretenden arruinarlo incendiarlo, envolverlo en llamas, la destrucción de plazas, vehículos públicos, instituciones del Estado, acciones vandálicas opositoras en una carrera frenética por tumbar al gobierno desesperadamente.

Así que la oposición desenfrenada haciendo metástasis interna atenta contra las libertades de los ciudadanos, defendiendo su libertad atropella a otros, viola el libre transito, destruye la propiedad, procurando cumplir el designio del fascismo no ya desde el saboteo, sino mediante la realidad de la violencia, la guerra psicológica, el fanatismo clasista, su falta de democracia, de ética política, de constitucionalismo capaza de hacer política democráticamente mostrando brutalidad, activando los resortes del odio, de la xenofobia, el nacionalismo, es el tacto político de una clase corrupta, la de la burguesía que se ensaña contra la Ley Orgánica de Precios Justos. La burguesía venezolana no ha tenido talento industrial para desarrollar el país, exige talento a otros para gerenciar, mientras que en la casa, solo hay torpeza y parasitismo, la clase empresarial debería rectificar, pacificarse, calmar a su paracos, a su mercenarios venezolanos, a sus asesinos, a sus vándalos, hordas fascistas que quieren llevar a Venezuela a una perdición, saqueando, destruyendo, contrabandeando, la burguesía es esclava de sus pasiones especulativas, no tiene pudor en explotar a los trabajadores.

La oposición y la clase empresarial que la apoya es antidemocrática, imagínese exigen la caída de régimen, que Maduro se va a caer, que no va a subsistir, mientras que la burguesía para dar un empujoncito racionando los alimentos a la población, crea barricadas de violencia, imponiendo cartillas de racionamiento al pueblo, exasperando a la población para que levante en apoyo de los pacifistas protestante, como se ve no tienen pudor en afirmarla la vía anticonstitucional porque no están dispuesto a aceptar otra Cuba, vale decir otro socialismo en América, esta vez en Venezuela, como si el socialismo fuese igual en todos los países, como lo es el capitalismo.

Entonces no dispuesto a esperar electoralmente salen a protestar cometiendo desmanes de todo tipo, incluso provocando al gobierno en la calle, dispuesto a hacerse matar, para causar una reacción a PROVEA, a EE.UU, pero el gobierno no cae en su provocación, pretenden hacer ahora caer el proceso de pacificación de Maduro, provocar violencia para invocar una intervención internacional, torpeza política que la oposición no evalúa como escenario, adoptar como amigo a quien tiraniza y saquea el mundo, el campeón de los golpes de estado en América Latina y el Caribe.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1127 veces.



Alexander Acosta

Economista. Magíster en Gerencia de Servicios Administrativos. Doctor en Ciencias Estratégicas para el Desarrollo. Profesor de la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV). Instructor de Cooperativismo Comunitario.

 kordankovki@gmail.com

Visite el perfil de Alexander Kórdan Acosta R. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a182595.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO