Para tí, joven venezolano

Ayer la Patria de Bolívar se tiño de la sangre de compatriotas y hermanos que amamos esta tierra bolivariana. Es profundamente triste y lamentable que éstos hechos ocurran en un país donde existe una Carta Magna con las mayores libertades civiles y políticas que haya tenido la historia republicana de Venezuela.  Sólo la mano fascista puede provocar hechos sangrientos en nuestra amada Venezuela, sólo ese minúsculo sector opositor derrotado en innumerables oportunidades por la vía democrática a través del voto mayoritario del Pueblo puede ocasionar actos sanguinarios producto de la desesperación, ambición por la conquista del poder y el odio enquistado en sus corazones hacia los que amamos y sentimos a esta Patria como a nuestra vida.

Hace un poco más de dos décadas, aún en este país se vulneraban las libertades democráticas de aquellos que se oponían a un sistema hostil, opresor, sanguinario, que reprimía, torturaba, humillaba y desaparecía a todo aquel ciudadano y ciudadana que adversaba sus políticas excluyentes, hambreadoras, miserables hacia los más necesitados, expoliadoras de nuestros recursos naturales. Quisiera recordar aquel año de 1996, cuando se empezó a discutir el proyecto nacional de la Revolución Bolivariana, nuestro gran proyecto inicial de Patria: La Agenda Alternativa Bolivariana, todo aquel que se reuniera y discutiera asuntos políticos en torno a esta idea era llamado subversivo y perseguido político, en esos tiempos era perseguido mi padre, Armando Guerrero, se encontraba junto al camarada Freddy Bernal y otros compatriotas, en la lista de los más buscados en la antigua DISIP. Su familia fue asediada, perseguida, torturada, fui víctima a tan sólo doce años de edad, de torturas psicológicas y secuestro por parte de la corrupta, asesina y mafiosa policía metropolitana. Mi padre fue torturado, perseguido, hecho  preso alrededor de diez veces en los calabozos de la DISIP y la PTJ, amedrentado, pero siguió su lucha, así como millones de compatriotas.

La represión era comandada por los órganos de seguridad del Estado, no recuerdan aquella fase celebre “Disparen primero y averigüen después”, era el decreto de muerte de la derecha de la cuarta república, fue una política genocida para exterminar a la izquierda y las fuerzas revolucionarias.

Acaso, hoy día a quince años de Revolución nos encontramos con la misma situación? No. Seamos sinceros. Hoy, las calles le pertenecen al Pueblo. El Gobierno de Chávez y el que recién empieza de Maduro ha sido respetuoso de la disidencia, les ha creado espacios para el dialogo. El Pueblo chavista y su gobierno han soportado las mayores humillaciones de exclusión y racismo por parte de los líderes políticos de la oposición, los medios de comunicación han desviado la tarea de crear valores en la sociedad y se han dedicado a sembrar el odio entre hermanos y compatriotas.

El país cree y cuenta en la juventud que crea, que piensa, que contribuye, que estudia, que trabaja y que avanza. Como juventud, madre y profesional te escribo a ti, joven venezolano, tú que amas a tu Patria no permitas que maten tu espíritu, ni tu esperanza. No permitas que tu sangre inocente y bendita sea derramada en las calles de Venezuela por llamados nefastos y acciones necrófilas de una oposición que no ha aportado ni un grano de amor a esta Patria de libertadores. Tú Patria, la mía y la que heredaremos a nuestros hijos.

Si tú adversas mi idea, usa tú idea para combatirme, no permitas que te conviertan en carne cañón. No te pido que te unas a mi idea pero si a mi lucha, que es lograr la paz y la grandeza de mi Patria, busquemos acuerdos y caminos comunes de convivencia y de respeto democrático, Venezuela hoy día tiene las condiciones políticas para que lo logremos juntos.

Por siempre Chávez vives en nuestros corazones.

Licenciada en Estudios Políticos y Administrativos

Vocera de Los Guerreros de la Vega



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1526 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter