Pescadores y piratas

PESCADORES Y PIRATAS

 

Los pescadores de Ecuador se encuentran, como en muchos otros países, por no decir la mayoría, entre varios fuegos. De un lado necesitan cuidar su propio futuro y de sus descendientes, es decir la pesca. O sea, no matar el pescado, el cangrejo, la ostra. No hacerlo hasta el punto que sean especies en peligro de extinción. Eso es lo que, a fuerza de ver lo que ocurre, se ven obligados a hacer.

Hay también los peligros naturales, los accidentes, de los propios animales, de la vegetación o del mar. Pero el peligro más inminente, más cercano, más amenazador son los piratas. Hay piratas en toda la costa. La piratería ha existido siempre. Pero parece que en nuestros tiempos vuelve a resurgir con fuerza. En primer lugar entre los de arriba, los piratas de cuello blanco, los banqueros. Pero también entre los de abajo ha proliferado.

¿Qué se puede hacer contra la piratería? Seguramente los pescadores ya hacen todo lo que pueden. Pero se nota a faltar en el propio Estado una voluntad para erradicar ese mal pues, como dice el presidente de la cooperativa de Puerto Roma, los cursos que se dieron a los jóvenes hijos de pescadores no tuvieron ninguna continuidad ni efectividad. Piratas equivale a decir parásitos que viven del trabajo ajeno. Los piratas están ahí. Viven entre nosotros. Descubrir quiénes son, hacer un seguimiento, ver a quién venden sus productos, infiltrarse en sus redes, igual que ellos hacen, debería ser una tarea del Estado para desarticularlos.

Pero ese tipo de Estado aún no ha llegado, a pesar de la revolución ciudadana. Tendría que ser tan participativo, tan abierto, tan al servicio de la gente trabajadora, que en realidad dejaría de ser un Estado típico, un Ejército típico. Aún estamos en un tipo de sociedad y de Estado donde los predadores siguen sueltos y quienes trabajan, quienes producen la riqueza en cada país, se ven obligados a pagar su tributo.

 

Entrevista a Jorge Máximo Espinosa

Presidente de la Cooperativa de producción pesquera artesanal Puerto Roma

 

Pregunta: ¿A qué tipo de pesca se dedican ustedes?

Jorge Espinosa: Nosotros nos dedicamos a la pesca, a la captura del crustáceo. En este caso el cangrejo. Es el cangrejo rojo.

P: ¿Hacia qué mercado va ese cangrejo?

JE: El mercado es interno. Lamentablemente no se puede exportar por problemas de la misma especie, ya que puede que esté en un proceso de extinción. Por eso es para el mercado interno y, quizás si alguien lo quiera mandar a algún familiar. Se queda en el mercado local.

P: ¿Qué cantidad de cangrejo se captura?

JE: La cantidad no la podríamos determinar. Lo que sí podemos determinar es la cantidad de recolectores de cangrejo, que somos 4.500 en todo Ecuador. Hay en todo el perfil costero, la mayor parte en la provincia de Guayas. Tenemos unos pocos en la provincia de Lora, unos cuantos en la provincia de Manaví, pero la provincia de Guayas es la que mayor número de recolectores tenemos.

P: ¿Cuál sería la característica de esa pesca?

JE: La característica de esa pesca es que es completamente artesanal. Toda la captura se la realiza manualmente.

P: ¿Cuando dice manualmente se refiere a recoger el cangrejo con la mano?

JE: Sí, así es, recogido con la mano. Uno por uno.

P: ¿Cómo se realiza esa captura?

JE: Bueno la captura se la hace a partir de las 6 de la mañana hasta las 12 o 1 de la mañana. Depende de cada uno porque no tenemos horario. Nosotros somos autónomos, se puede decir. Decidimos cuando y a qué hora queremos ir a trabajar y qué día queremos ir. La mejor hora es en la mañana.

El recurso se encuentra en el manglar, en la zona del manglar. En las cuevas. El recolector tiene que introducir el brazo y ver la dirección en que está el cangrejo. Si le alcanza el brazo lo coge ahí. Si no le alcanza, entonces perfora un poco la cueva para que llegue. Si con eso no le alcanza entonces tenemos una herramienta que es muy opcional, se utiliza poco, que es una varilla con un arco que se utiliza para jalar el cangrejo. Cuando esa varilla toca el caparazón suena como si tocara una piedra y entonces el cangrejo sube para arriba y pudiendo así alcanzarlo con el brazo. Es opcionable, no es una herramienta indispensable para ello.

P: ¿Qué peligros tiene su profesión?

JE: Hay el riesgo de que se caiga una persona. Porque se trata del manglar que es puro raicero, no es una zona llana, uniforme. Se tiene que transitar sobre las raíces. Otro peligro es que caiga un árbol. Una persona está agachada y no se da cuenta y le puede caer un árbol encima. Otra que encuentre una víbora en una raíz. Y otra que es muy poco probable es que se encuentre algún tigre u otro animal que pueda hacerle daño, pero eso es poco probable. Lo más normal es que te encuentres alguna víbora.

P: ¿Tienen que permanecer en el agua?

JE: No estamos exactamente en el agua. Pero la zona está húmeda y eso hace que se moje la ropa y se pegue al cuerpo. Al recolector sólo se le ve la cara, no se le ve ninguna otra parte del cuerpo. Sobre la mano izquierda carga el guante; igual a la derecha. A la cabeza lleva el gorro que nosotros le llamamos el gorrión. Y el resto del cuerpo llevamos ropa casual, con mangas. Y los zapatos de caucho. Al recolector sólo se le ve netamente la cara, nada más.

P: ¿Qué problemas tiene la pesca del cangrejo?

JE: El problema principal que tenemos es el de la inseguridad. Tenemos que salir con el Cristo en la boca, si se puede decir. No sabemos en qué momento podemos ser una víctima por parte de un asalto de los piratas. Eso sí que tenemos un poco de temor.

Otro de los riesgos es que haya un temporal un poco fuerte que haga que la embarcación zozobre, que se vire y que alguno de los compañeros no tenga mucha práctica en el nadar y vaya a sufrir o a perecer. Pero lo más elemental, el problema que tenemos es la piratería.

P: ¿Entonces hay muchos piratas?

JE: Se esconden y aparecen. Cuando la autoridad los busca los salen a proteger, desaparecen por un cierto tiempo y luego vuelven a reaparecer. Pero el problema está constante, es latente. Esto es en todo el perfil costero y en la pesca de altura es donde más se da.

P: ¿Y qué roban?

JE: Lo primero que se llevan es el motor.

P: ¿Y los dejan así?

JE: Sí, nos dejan a la deriva. Y eso si la embarcación no vale, si es una embarcación vieja, un poco inservible. Pero si embarcación es nueva y les gustó, entonces se la llevan con todo y a uno le tiran al agua o lo dejan botado en una isla por ahí. Se la llevan con todo.

P: ¿Y la pesca?

JE: La pesca también se la llevan cuando regresamos de capturar.

P: ¿Y qué hacen con los motores?

JE: ¡Venderlos! ¡No creo que los van a acumular en un museo! Tiene que haber un mercado porque se llevan tres, cinco, cuatro motores. Independientemente de cómo sea la embarcación. ¿Porqué le digo que se llevan tres o cuatro? Porque cuando me quitan el motor a mí, se van en mi nave. Y como mi embarcación es conocida, cuando el compañero ve que viene la embarcación se dice, “este es Espinosa que vuelve ya”. Y resulta que yo no voy yo ahí sino los piratas y resulta que se van llevando uno a uno los motores porque los pescadores ven a una embarcación conocida.

P: El ejército hizo una campaña para asegurar a los pescadores y guiarlos en los puntos estratégicos donde los piratas suelen delinquir.

JE: Sí, es verdad. Se hizo un proyecto. Hubo una cierta cantidad de hijos de compañeros que hicieron este curso y la mayoría son de la isla Cunal, pero lamentablemente la cosa se quedó ahí, en el curso. Se dio un instructivo, incluso los graduaron, pero no andan haciendo el control con la Marina, no los cargan. La Armada asume que estas personas son civiles y como civiles no pueden andar en las lanchas del Estado porque se presume que en cualquier momento pueden enfrentar una balacera y si le toca una bala al civil se van a ver comprometidos. Eso es lo que ellos dicen. Y por eso dicen que no pueden cargar a los jóvenes que hicieron este curso.

P: ¿Entonces qué reivindican a las autoridades?

JE: Nosotros no le vamos a echar la culpa a la Armada. Ellos están haciendo todo lo que está a su alcance. Lamentablemente, como toda institución, no vamos a decir que sólo ellos, sino toda institución, incluso en los propios gremios nuestros, hay gente infiltrada, hay gente que manda la información, qué es lo que se va hacer o lo que se está haciendo. Entonces esto requiere que se haga un verdadero control, un verdadero cuidado o una verdadera captura, como quiera llamarle. Pero repito que esto viene de gente infiltrada en las instituciones y en los gremios. Porque no hablamos de un solo gremio, ya que estamos hablando de 42 organizaciones solamente en el sector costero en el golfo de Guayaquil. Sin contar las de puerto Bolívar, por que a esas no tengo acceso. En Guayas somos 42 organizaciones. Entonces cuando decía que tenemos gente infiltrada no podemos tenerlas en la regla ni en la vista para saber quienes son. Cuando ya son detenidos ya sabemos que han sido parte de nosotros mismos. Por esa razón las cosas no se han podido hacer de una manera más eficaz.

P: ¿Ustedes forman parte de una cooperativa?

JE: Sí nosotros formamos parte de una cooperativa y del gremio nacional de cooperativas que es la FENACOPEC.

P: ¿A qué actividades se dedican la FENACOPEC?

JE: Tenemos todas las actividades y todas las organizaciones pesqueras. Tenemos pesca de altura, pesca costera, pesca de arrastre, pesca de buceo, pesca de concha, recolección de cangrejos, de ostras, es decir todo lo que concierne a la actividad pesquera. Estamos hablando de la FENACOPEC que es la pesca artesanal. Hay otras organizaciones además de ésta, para la pesca de altura, con barcos más grandes.

P: Me ha dicho que la mayoría de ustedes son autónomos, pero ¿hay también trabajadores asalariados?

JE: Bueno, hablando específicamente de la península, ahí sí se hacen contrataciones.

P: ¿Hay sindicato de pescadores?

JE: No, no hay en ninguna parte. Porque se puede asumir que el sindicato son las asociaciones o cooperativas porque la gran mayoría son pescadores independientes.

 

Entrevista realizada por Alfons Bech

Guayaquil, 10/02/14



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1242 veces.



Alfons Bech

Militante obrero, y revolucionario marxista. Miembro de de la CCOO, la federación sindical más grande de España. Activista político de L?Aurora y EUiA.

 albech12@gmail.com      @alfonsbech

Visite el perfil de Alfons Bech para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a181832.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO