El 4F y los Movimientos Sociales

Acostumbrados como estamos a conmemorar fechas, muchas veces perdiendo de vista el proceso que las antecede, las gesta y las pare, es tarea de cualquier hijo del pueblo que tenga memoria, reconstituir ese hilo que redescubre desde lo actual, su significado.  

Ciertamente que el 4F, aquel día en que un hombre delgado, de las filas del ejercito, al que decían Tribilin, salió por televisión diciendo por ahora, ante las expectativas de todo un país,  trasciende en nuestra historia como un momento de ruptura militar con el estado de cosas intolerables e instituidas, pero ya en descomposición, como se había mostrado el 27f del 89.

Poco se sabe hoy sin embargo del papel que jugaron los movimientos sociales en ese entonces, poco se dice de las acciones generadoras de diversa índole que fueron desplegadas para que la irrupción militar ya inminente, tuviera asidero en la población civil, que ya  había expresado su indignación  tres años antes.

Kleber Ramírez, militante de izquierda desde sus años juveniles, miembro de la dirección nacional del Partido de la Revolución Venezolana y de las Fuerzas Armadas de Liberación Nacional PRV-FALN (años 60 y 70), formador de militantes para la transformación,  fue artífice de esta tarea articuladora que durante por lo menos dos años, hizo posible mejores condiciones (objetivas y subjetivas) para que fuera comprendida y acogida aquella irrupción militar, ante la cultura histórica de rechazo a los militares, cuyos últimos desmanes a gran escala, habían sido cometidos precisamente para apagar el sacudón del 27 f del 89, con un resultado de miles de muertos. Aún hoy no se tiene una cifra exacta de cuantos miles, pero se manejan más de cinco mil asesinados por los cuerpos de seguridad. Recuérdese a gatillo alliegri, como el pueblo  llamó al Ministro de la Defensa de la burguesía, General Ítalo del Valle Alliegro, quien comandó la arremetida contra el pueblo alzado.

Durante los años 90 al 92, la Universidad Central, el Gran Café de Sábana Grande, la Parroquia 23 de Enero, entre muchos otros espacios en Caracas, fueron hervideros de discusiones,  articulaciones, planificaciones de acciones de calle, que no cesaron hasta que Carlos Andrés Pérez no fue inhabilitado como presidente. Recuérdese también la magnitud del Cacerolazo promovido y coordinado por movimientos sociales, en el que participaron  de forma contundente los barriadas de la cuidad.

Uno de los tantos  movimientos sociales de gran importancia y significación, cuya incidencia fue notoria, en las tareas de orientación y organización, previos al 4f, fue la Asamblea de Barrios, cuya propuesta ya para ese momento prefiguraba proyectos de desarrollo autogestionario comunal, que integraban problemáticas como los servicios públicos y particularmente el agua,  así como elementos de producción y abastecimiento. 

Habría que evaluar porque la Asamblea de Barrios no pudo continuar realizando esa labor de tejido sociocultural productivo que por aquel tiempo alumbró el camino y fue un espacio de formación militante desde una perspectiva comunal no partidista, constituida por diversidad de experiencias y luchadores sociales. Habría que revisar  y aprender porqué se desvaneció,  pero también identificar sus aportes al proceso de transformación que hasta hoy resiste.

Lo cierto es que para resignificar las fechas que marcan nuestra historia de luchas, hay que hacer reconstrucción permanente con la memoria viva  para  evitar que se consuman en el gris de las efemérides, reviviéndolas, recreándolas, haciéndole justicia al sujeto-colectivo de la transformación, para así algún día ganarle la batalla a la historia oficial que todo lo reduce a fechas y héroes, incapaz de recomponer la complejidad de los  acontecimientos y las diversidades que los hacen posible, pero eso es tarea nuestra, asumámosla como pueblo en lucha pues      

 http://laguarura.net/2014/02/07/el-4f-y-los-movimientos-sociales/#sthash.8cOJGLi8.JOCUSr6E.dpuf



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2864 veces.



Arlenys Espinal

Arlenys Espinal, Educadora para la Participación Sociopolitica. Mlitante de la Educación Liberadora. Cofundadora de la Escuela para la Participación en Salud Social ESPARSAS. Investigadora de Saberes Ancestrales. Participante de Movimientos Sociales para la Transformación.

 amecate@gmail.com

Visite el perfil de Arlenys Espinal para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: