Se intensifica la guerra total: Lucha de clases “en pleno desarrollo”

     En el momento que se escriben estas líneas, se está desplegando una ofensiva sistemática de la derecha venezolana, instrumento de la oligarquía criolla y del imperialismo norteamericano. En otra oportunidad realicé una tentativa de caracterización somera de la guerra total http://www.aporrea.org/actualidad/a111768.html como expresión de las contradicciones de clase en Venezuela (subordinadas a la dialéctica del poder regentada por el imperialismo norteamericano).

     Los hechos recientes demuestran la intensificación de la denominada guerra total. En tal escenario se combinan diversas formas de lucha (estrategias orgánicas y sistemáticas)[1], orientadas hacia generar las condiciones para que se produzca una ruptura del hilo constitucional, sea a través de un golpe de Estado, o a través de un estado de guerra, que puedan desencadenar en una guerra civil que permita la “justificación” de una invasión.

     A continuación se exponen algunas de las estrategias referidas:

ü  La denominada Guerra de Cuarta Generación: mediante la cual se instrumentalizan operaciones psicológicas dirigidas a socavar la base social del movimiento bolivariano. Para tal efecto se emplean medios de comunicación (con mensajes subliminales y explícitos), redes sociales, instituciones educativas y religiosas, entre otras.

ü  La Guerra Económica: un conjunto de acciones, medidas y transacciones realizadas por grupos económicos nacionales (carteles), para intensificar la devaluación de nuestra moneda nacional y producir la fuga de divisas, sobre la base de la presión impuesta por flujos de capital ficticio, bajo la coordinación de agentes trasnacionales vinculados y subordinados al imperialismo norteamericano (principalmente al capital financiero), y con la complicidad de una quinta columna infiltrada en el gobierno. Dichos agentes del capital financiero actúan con la finalidad estratégica de apoderarse del petróleo venezolano, recurso estratégico para el sistema económico mundial. Ésta estrategia además se potencia desde la realidad económica concreta, traducida en inflación, acaparamiento, especulación y escasez de alimentos y demás bienes. 

ü  La guarimba: como factor desencadenante de terror y desestabilización. Se trata de una acción insurreccional, enmascarada en protesta legítima, pero signada por la violencia (derivada en prácticas fascistas)[2], y por el desconocimiento del Gobierno y de las instituciones del Estado venezolano, como medio para generar pánico e incertidumbre en la población, y primordialmente, para que se produzcan muertes que “justifiquen” un levantamiento militar y/o una intervención extranjera.

ü  La territorialización: las acciones referidas se despliegan con mayor intensidad y fuerza en las regiones y ciudades en las cuales las condiciones intersubjetivas favorecen a la derecha. Por tal motivo se localizan con mayor énfasis en ciudades como San Cristóbal[3] (que se asume como cabeza de playa de la insurrección nacional, al estilo de la media luna boliviana, para posteriormente avanzar hacia la totalidad del territorio nacional mediante una guerra irregular como la desarrollada en Libia o Siria).

ü  La agresión clasista de la oligarquía: la cual se expresa en el tono amenazante de FEDECAMARAS, la MUD, así como otros dirigentes nacionales.

ü  Socavamiento de la base social: promovida desde el descontento que se ha generado ante la problemática económica referida. Tal circunstancia se propone la desmoralización y desmovilización del chavismo.

ü  La Movilización Nacional y la confrontación en Caracas: está claro que la movilización convocada para el 12 de Febrero tiene un signo insurreccional y tiene como propósito propiciar un enfrentamiento que produzca muertos (tal cual como en abril de 2002).

     De seguro existen y se encuentran en pleno desarrollo (de manera clandestina) otros ámbitos y otras acciones estratégicas y/o tácticas insurreccionales. Ante la arremetida de la derecha, es indispensable que el Gobierno Nacional, actúe con mucha inteligencia y diligencia. También es preciso que se lleven a cabo acciones para evitar que los intereses y los objetivos de la derecha sean alcanzados.

     Asimismo, por parte de la dirección política del movimiento bolivariano, se requiere de franqueza para dialogar con el pueblo, para construir una estrategia de defensa (no solo del gobierno, sino esencialmente de la Patria, de las conquistas y los logros de la revolución),  y principalmente de medidas políticas y económicas dirigidas a contrarrestar la ofensiva de la derecha (es decir, de la burguesía y del imperialismo), de tal manera de unificar y lograr la movilización consciente e inteligente de la base social de la revolución (lo cual implica una no caer en provocaciones). 

     Es un momento crucial. La lucha de clases está en pleno desarrollo: los sectores oligárquicos enfilan todo su poder contra el gobierno que representa la opción de las clases populares ante el neoliberalismo y ante el imperialismo.

Hoy más que nunca sigue vigente la proclama: Unidad, lucha, batalla y victoria. Proclama que tendrá fuerza en la medida en que actuemos en consecuencia con el legado de Chávez. En ese orden de ideas, es la dirección del movimiento bolivariano quien debe tomar la palabra.

¡Hay que cerrar filas con los intereses del pueblo trabajador!

* boltxevike89@hotmail.com @jorgeforero89



[1] Se señalan algunas (las más evidentes), y se exponen por separado exclusivamente por fines analíticos.

[2] Vale mencionar la agresión y el secuestro de estudiantes en la ULA Táchira por el delito de ser chavistas.

[3] Como se aprecia en el siguiente enlace la correlación de fuerzas en dicho municipio es notablemente favorable a la derecha: http://www.cne.gob.ve/resultado_municipal_2013/r/2/reg_180800.html



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1983 veces.



Jorge Forero

Integrante del Colectivo Pedro Correa / Profesor e Investigador

 boltxevike89@hotmail.com      @jorgeforero89

Visite el perfil de Jorge Forero para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: