Quince años de un pueblo bañado de amor

Históricamente nunca Venezuela tuvo la igualdad que tiene ahora, la calidad de vida que cualquier persona en su sana cordura espera, quien puede contradecir que nuestra patria ha experimentado un crecimiento social, encaminado a ser una potencia humanista, un ejemplo de integración e integridad entre el pueblo.

Gracias a la fuerza con que fueron encendidos los motores hace quince años, cuando se instaló el gobierno revolucionario como esperanza de los indefensos, excluidos y olvidados. Cómo olvidar el 2 de febrero de 1999, Hugo Rafael Chávez Frías asume la Presidencia de la República, mirando el futuro, pensando en una patria unida y fortalecida, que llamaríamos Nuestra América, hoy ese efecto está realizado, las luchas de Bolívar y Chávez se están sintiendo en los Pueblos del Sur, con la nueva geopolítica, con las naciones remando hacia un mismo lado, acabando las ataduras que en el pasado permitían nos llevaran como títeres, hoy más que nunca somos Independientes y Soberanos.

Aunque aún tenemos en Nuestra América, países aliados y aferrados a la colonización, que son manejados al antojo gringo, con políticas neoliberales de gobiernos que son contrarias a los deseos de libertad de sus pueblos, lo demuestra la situación económica grave que existe en Colombia, donde el alto costo de la vida es inalcanzable para el pueblo, se rigen por el ALCA y el pueblo lo sufre. La oligarquía de ese país hermano hace lo que le da la gana con los precios por supuesto no existe guerra económica, pero a cambio de qué, del alto costo de la vida para el colombiano de a pie.

Así nos desean ver un grupo de apátridas que quieren hacerle el jueguito a los Estados Unidos, son capaces de matar para que el poder que hoy tienen el pueblo vuelva a sus manos con miras al norte, se quejan, hacen guarimbas, calientan las calles, critican, hablan tonterías, colocan información en las redes sociales sin verificarlas, que luego de demuestra que son mentiras, lo peor es que muchos viven del gobierno, realmente dan pena ajena.
Una década y media tienen el pueblo revolucionario viviendo el socialismo, un pensamiento y un sentimiento real, convirtiendo los mal llamados “pata en el suelo” en iguales, en legado, en humildes, en honestos, en patria, porque gracias a Chávez hoy tenemos patria y para rato. La extensión del proyecto que defiende la gran mayoría dependerá de la fuerza con que la mano de hierro acabe de una vez y por todas con la impunidad, que se haga justicia pero realmente justicia para el pueblo, acabar con los contrarrevolucionarios enquistados fue una orden que en vida dio el Comandante Eterno y debe cumplirse para mantenernos en la historia como el mejor Gobierno en la patria de Bolívar y Chávez.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1293 veces.



Igor Aranzazu


Visite el perfil de Igor Aranzazu para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: